De la clase a la oficina, una transición suave al mercado laboral



Tras la formación académica, las prácticas son la mejor forma de aplicar los conocimientos adquiridos durante las clases teóricas. Ante la elección de un posgrado, la posibilidad de realizar algún tipo de prácticas debe ser uno de los principales motivos para decantarse por un título u otro. La oportunidad de establecer el primer contacto real entre el estudiante y el mercado laboral es la principal ventaja que oferta la elección de un buen posgrado, un paso que con ayuda de una buena titulación se realiza de forma más amena.

Así lo han podido comprobar la veintena de alumnos que este año han realizado la 13ª edición del máster universitario en Informática Aplicada a las Telecomunicaciones Móviles (INFTEL), que en su fase final teórica ha presentado las empresas a las cuales optan los estudiantes. Con una dotación económica de 1.100 euros, los alumnos de este máster han podido elegir entre seis empresas punteras del ámbito tecnológico, en las cuales se formarán durante un año, con posibilidad de pasar a la plantilla posteriormente.

Una apuesta decidida de los coordinadores del máster que exponen como estas prácticas se orientan a que “el estudiante no note el cambio de un puesto de becario a un puesto de trabajador en plantilla”, ya que los porcentajes de incorporación a la empresa alcanzan hasta el 100% de los casos en entidades como CGI, multinacional canadiense encargada de dar soporte informático a empresas bancarias. La transición universidad-empresa se realiza así de forma suave, dando la oportunidad a los jóvenes de amoldarse a su nueva realidad.

Ya sea en Málaga, en Madrid o en cualquier parte del mundo, los estudiantes de este máster pueden seleccionar su orden de preferencia para realizar el periodo de prácticas en alguna de las entidades que oferta el máster, donde destacan nombres como Vodafone España, ANDATA, CGI, INDRA, SIGMA, MOGBEN o AT4Wireless, todas ellas reconocidas en el sector de la informática y las nuevas tecnologías.

Al periodo de prácticas los estudiantes pueden añadir, en algunas de las empresas, la opción de seguir formándose en idiomas o en alguna de las especialidades en las que la corporación es más reconocida. A la vez se suman las ayudas de manutención o transporte que, en las empresas fuera de Málaga, se establecen para estos alumnos, las cuales son adicionales a su remuneración mensual.

 

Especialización en las empresas del sector

El máster universitario en Informática Aplicada a las Telecomunicaciones Móviles (INFTEL), facilita a sus estudiantes que, tras la formación teórica anual, pasen a formar parte de la plantilla de una empresa de reconocido prestigio donde puedan aplicar los conocimientos adquiridos. Unas semanas antes de finalizar las clases, los alumnos de INFTEL tienen la posibilidad de elegir entre algunas de las empresas que establecen convenios con este posgrado.

Durante la 13º edición, que concluye en las próximas semanas, los estudiantes de este curso han podido elegir entre siete empresas del sector de las telecomunicaciones y la informática, como son Vodafone España, ANDATA, CGI, INDRA, SIGMA, MOGBEN o AT4Wireless. Así, durante un año, los estudiantes realizarán una jornada completa en régimen de prácticas por las que recibirán una dotación mensual de 1.100 euros.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *