Mayoría aplastante para aprobar el proyecto de los Estatutos de la Universidad de Málaga

Mayoría aplastante para aprobar el proyecto de los Estatutos de la Universidad de Málaga



La Universidad de Málaga celebró ayer el Claustro extraordinario para aprobar los que son sus terceros Estatutos. Con un apoyo aplastante del 96% de los votos, 170 de los 177 posibles más 3 abstenciones y cuatro votos en contra, se han consensuado todos sus puntos, a diferencia de los anteriores Estatutos que llegaron a tener enmiendas a su totalidad.

Entre las novedades que añaden estos nuevos Estatutos destaca la limitación del mandato de los cargos electos, fijados en dos contando a partir de la aprobación de este reglamento. De esta forma, todos los cargos actuales (rector, decanos, directores y responsables de departamento, cuentan a partir de ahora con un mandato, pudiendo renovarlo una vez más si cuentan con el apoyo de sus votantes. Se añade además la ampliación a sufragio universal ponderado por sectores para la elección de los decanos y directores de centro que, hasta ahora, eran elegidos por sus Juntas de centro.

La Universidad de Málaga ha celebrado el Claustro extraordinario para aprobar sus terceros Estatutos, con el apoyo del 96% de los votos.En cuanto a la elección del rector, los nuevos Estatutos establecen una nueva repartición del voto ponderado variando el porcentaje de representación de alguno de los sectores. Así, el Personal de administración y Servicios (PAS) ha ampliado su representación en tres puntos alcanzando el 13%, la mayor representación de este colectivo en todas las universidades españolas. Para alcanzar esta representación se ha disminuido sensiblemente la representación del Personal Docente e Investigador (PDI) con vinculación permanente, que pasa del 55% al 54%, así como el PDI sin vinculación permanente, que pasa del 10% al 8%. La representación estudiantil continúa con un 25% de ponderación del voto.

A la nueva ponderación de los votos para la elección al Rectorado se añaden la presencia de nuevas figuras en los Estatutos, como son la del Defensor Universitario o la Inspección de Servicios, que hasta ahora no estaban representados en el texto legal. Se añade además la regulación y presencia del Consejo de Estudiantes, que pasa a formar parte de la estructura normativa de la UMA con representación en cada centro de estudios.

En cuenta a los estudiantes, a la regulación del propio Consejo de Estudiantes por centros, se añade la ampliación de sus derechos y regulación de los mismo, como es el caso del paro académico, a  imagen de la normativa de la Universidad de Sevilla. En su turno de intervención, Ana López, representante de Eureka, se ha dirigido a los decanos de los centros de Económicas, Derecho, Comercio y Gestión y las Escuelas de Ingenierías, las cuales todavía no tienen creado los Consejos de Estudiantes en sus centros. Como respuesta, Juan José Hinojosa, decano de la Facultad de derecho, se dirigió a los estudiantes para recalcar que no se había solicitado la creación del mismo por parte de los representantes de su facultad.

Finalmente, entre las reivindicaciones del PDI, destaca las presentadas por el profesor Rivas, perteneciente al grupo claustral Paulo Freire (de las Facultades de Comunicación, Psicología y Educación) quien se ha manifestado contra el “anecazo y los nuevos criterios para la acreditación de la carrera docente. Desde la Facultad de Medicina se ha recalcado la importancia del reconocimiento de la figura del tutor clínico.

14 meses de diálogo

Estos Estatutos se han aprobado tras más de una año de trabajo para conseguir el consenso de la mayoría de los claustrales. De esta forma, José Ángel Narváez, rector de la UMA, ha querido manifestar que:

“son un ejemplo para la sociedad, por cuanto reflejan el esfuerzo de todas las partes que constituyen la Universidad”

Ante la aprobación del mismo, Narváez ha querido subrayar su agradecimiento a toda la comunidad universitaria  por su capacidad de diálogo, algo que se traduce en unos Estatutos que son “más transparentes, justos, eficaces y sostenibles”.

Tras el trámite de la Junta de Andalucía, que tiene seis meses para señalar cualquier objeción, los nuevos Estatutos pasarán a estar vigentes si no hay modificaciones, las cuales serían aprobadas de nuevo por el Claustro pero esta vez por asentimiento. Finalmente será el Consejo de Gobierno el encargado de aprobarlos en última instancia.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *