Méndez de Vigo plantea un pacto educativo al margen de los intereses políticos


El Consejo de Escolar del Estado se ha reunido esta mañana en Madrid para presentar los ejes básicos de la política que el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, prevé llevar a cabo durante su mandato. Las propuestas del ministro abarcan la creación de un Libro Blanco de la función docente, la exposición de un Plan de convivencia escolar y el desarrollo de un mapa de empleabilidad de Formación Profesional. Estas medidas están enmarcadas en la búsqueda de un Pacto Nacional de Educación, sobre el cual Méndez de Vigo ha recalcado que el “resultado sea un sistema estable que no dependa de la situación política de cada momento, evitando así los continuos vaivenes en la normalidad educativa”. El ministro también ha señalada que el Gobierno no escatimará esfuerzos para trabajar en la búsqueda de un consenso que desemboque en una mayor estabilidad del sistema educativo, evitando que las políticas educativas sean utilizada como instrumento de conflicto entre partidos.

El primer eje propuesto por el Ministerio consistirá en la redacción de un Libro Blanco de la función docente, donde se expone la intención de que la enseñanza sea ejercida entre los profesionales mejores cualificados del país. Méndez de Vigo ha señalado que “cualquier recurso empleado en ellos (los docentes) es la más rentable de las inversiones”. Este proyecto tiene como objetivo final la negociación entre los sectores educativos para la posterior redacción de una “Ley de la Función Pública Docente no Universitaria”.

Sobre el Plan de convivencia escolar el ministro ha anunciado la celebración de unas jornadas de convivencia el próximo 13 de octubre, en el seno de la Comisión General de la Conferencia Educativa. Estas jornadas persiguen mejorar el clima de entendimiento en los centros, ofreciendo los instrumentos necesarios para la prevención de conflictos y actos violentos en el ámbito escolar.

La tercera línea de actuación busca realizar un estudio pormenorizado del estado de los estudiantes egresados de los ciclos formativos, a imagen de las investigaciones que ya se realizan en las enseñanzas educativas universitarias.

El ministro de Educación, Cultura y Deportes se ha dirigido a los miembros del Consejo Escolar del Estado para solicitar su colaboración en la recepción y acogida de los refugiados sirios, para lo cual ya se ha entrevistado con los diferentes colectivos y organizaciones educativas del país. De estas reuniones ha surgido un Grupo de Coordinación Educativa para la Integración del Refugiado, donde los diferentes actores sociales buscan coordinarse para establecer una líneas únicas y ordenadas de actuación. En palabras del ministro:

“Las cosas hay que hacerlas, y hay que hacerlas bien. Por eso, aparte de atender a la dignidad humana, hay que consensuar propuestas y facilitar las cosas a esas familias que dentro de unos años volverán a sus países para poner en práctica lo aprendido aquí”.

Entre las propuestas señaladas por el Ministerio se encuentra la atención individualizada a los estudiantes a partir del desarrollo de programas específicos para aquellos alumnos con carencias lingüísticas, así como la facilitación de la admisión de los nuevos estudiantes en los centros educativos del país y la homologación de sus títulos. Las medidas gubernamentales plantean la creación de un número de teléfono anexo a la Oficina de atención al ciudadano y un Programa de Cooperación territorial que incluya la contratación de auxiliares de conversación en las lenguas de origen, con predominio del árabe.

 

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *