Mientras exista violencia de género, en la UAL “todos los días serán 25N”

Mientras exista violencia de género, en la UAL “todos los días serán 25N”


La Universidad de Almería se ha sumado un año más a la conmemoración del 25 de noviembre (25N) como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género. Y lo hacía ayer con la lectura del Manifiesto 25N que ha elaborado Crue Universidades Españolas a través de la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria (RUIGEU), de la que forma parte la UAL.

Un acto conmemorativo celebrado en las inmediaciones de la Biblioteca Nicolás Salmerón de la UAL presidido por el rector de la institución almeriense, Carmelo Rodríguez. Máximo responsable de la UAL que estuvo acompañado por la vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión, Maribel Ramírez, la directora de la Unidad de Igualdad, Eva Díez, y la estudiante, María del Carmen Muñoz, entre otros muchos asistentes.

Manifiesto 25N contra la violencia de género

Carmelo Rodríguez inició la lectura del Manifiesto 25N contra la violencia de género. Texto en el que se dice que la violencia contra las mujeres es la máxima expresión de la desigualdad de género en el mundo, considerada así en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing 1995) y cuya erradicación es meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 en la Agenda 2030: “Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata, la explotación sexual y otros tipos de explotación”.

Manifiesto que continúa explicando que las universidades, como generadoras y transmisoras de conocimiento y valores, y sus unidades u oficinas de igualdad, designadas legalmente como estructuras de apoyo e integradas en la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria (RUIGEU), reiteran su compromiso con la lucha contra todo tipo de violencia sobre las mujeres. Razón por la que las propias universidades, como la Universidad de Almería, manifiestan que constituye uno de sus objetivos prioritarios colaborar con los poderes públicos y la sociedad en su conjunto para contribuir a eliminar cualquier forma de violencia hacia las mujeres, que adquiere mayor crueldad a través de la ‘Violencia Vicaria’; es decir, la ejercida por los maltratadores contra los seres queridos de las víctimas, especialmente sobre sus hijas e hijos, como medio para causar el máximo dolor y sufrimiento.

Así pues, desde el ámbito universitario, las Unidades de Igualdad trabajan para la prevención de la violencia de género, especialmente contra las mujeres. Unidades cuyo esfuerzo se centra en eliminar el acoso sexual o por razón de sexo en la esfera laboral y académica, los abusos y agresiones sexuales en entornos festivos, la violencia psicológica, punto de partida de otras violencias materiales, y todo tipo de discriminaciones, directas o indirectas.

Cabe señalar que el Manifiesto 25N también hace referencia a cómo se desarrollará la política y cultura universitaria de tolerancia cero, mediante los protocolos contra los diferentes tipos de acoso y violencias, los planes de igualdad, las campañas de sensibilización y concienciación, la formación de todo el colectivo universitario, la búsqueda de nuevas acciones y medios que atiendan a las víctimas o la planificación de programas para cooperar e impulsar nuevas iniciativas. Herramientas, todas ellas, para contribuir a la consecución de la igualdad efectiva y a la erradicación de las formas de violencia en las universidades y en la sociedad.

Un documento que se actualiza cada año y con el que todas las universidades firmantes, entre las que se encuentra la UAL, manifiestan que “mientras siga existiendo esta dramática realidad, las universidades se comprometen a que todos los días del año sean 25 de noviembre”.


Compartir