Conoce las claves y estrategias del plan de digitalización para las universidades españolas

Conoce las claves y estrategias del plan de digitalización para las universidades españolas


El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha presentado hoy el ambicioso proyecto de digitalización creado para el sistema universitario español. El proyecto, denominado Unidigital, contempla un presupuesto de más de 142 millones de euros que se ejecutará a lo largo de los próximos tres años. Según ha indicado Castells se trata de un proceso de transformación que afecta a todas las esferas de la vida universitaria y que sentará las bases para el modelo de universidad del futuro.

Este proceso de cambio ha sido diseñado conjuntamente por el Ministerio de Universidades, el Ministerio de asuntos Económicos y Transformación Digital y CRUE Universidades, a través de su sectorial TIC. La digitalización implica diversos retos y desafíos, uno de ellos, según indicó el ministro, es llevar la red de fibra óptica de 100 gigas a todos los campus de universidades públicas españolas, con el objeto de que el acceso a la red sea efectivo y funcional en la comunidad universitaria. Otro es el impulso a las infraestructuras y los recursos (materiales y humanos) para apoyar el equipamiento tecnológico que potencie el salto a lo digital. O la transformación de la gestión, cambiando el modelo vertical por uno horizontal que agilice procesos administrativos y burocráticos.

“La digitalización es un proceso de cambio que va mucho más allá de la enseñanza online”

En relación a la docencia, el ministro de Universidades recalcó que se apuesta por un modelo de enseñanza presencial adaptada. Y aclaró que la presencialidad seguirá siendo la forma de aprendizaje prioritaria y que se adaptará a formatos virtuales cuando haya condiciones, como la pandemia, que así lo demanden. No obstante, aclaró, en la “presencialidad del siglo XXI” las nuevas tecnologías y los soportes digitales juegan un papel clave para potenciar la interconectividad en la enseñanza y el aprendizaje cooperativo. De manera que el proyecto Unidigital contempla la transformación de las aulas para que cuenten con un sistema de comunicación audiovisual interactivo, mecanismos para la grabación de las clases, soportes para poder trabajar con las tecnologías de realidad aumentada y otros equipamientos tecnológicos para potenciar el aprendizaje colaborativo. En este punto Manuel Castells aclaró que estas herramientas serán una posibilidad para el profesor pero no una imposición para que tenga que usarlas.

Líneas estratégicas para el proceso de digitalización

Castells explicó durante su intervención que se creará un servicio centralizado y distribuido de los servicios informáticos con el objetivo de crear un espacio de trabajo funcional e interoperativo para que las universidades colaboren. Igualmente, señaló que se apoyará  a las universidades para que diseñen un software propio que se adapte a las necesidades específicas de cada una de ellas para facilitar la gestión de sus servicios. La digitalización llegará también a las bibliotecas y servicios bibliotecarios de las universidades, con el objetivo, según destacó Castells, de convertirlas en entornos digitales y accesibles. El ministro incidió en que el proyecto Unidigital contempla también diversos paquetes de ayudas económicas para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías a estudiantes, PAS y PDI. Y se refirió también al Big Data como herramienta para constituir una contabilidad analítica y funcional en el sistema universitario español.

“La verdadera Biblioteca de Alejandría de nuestra era es por supuesto una biblioteca digital”

El plan Unidigital se estructura en cuatro líneas estratégicas que se basan en desarrollar proyectos de infraestructuras y servicios TIC, diseñar proyectos de desarrollo de software, generar medidas de apoyo, ayudas e incentivos a la digitalización y la docencia, y un cuarto bloque de medidas estratégicas y de coordinación. De esta manera, algunos de los principales proyectos del plan se centran el desarrollo de infraestructuras de almacenamiento, seguridad y grabación de cursos, entornos de aprendizaje digital y repositorios de código abierto, espacios de interacción y aprendizaje interuniversitario, fortalecimiento del software libre en las universidades, proyectos de formación y medidas de reducción de la brecha digital. Castells indicó que la clave de este proceso de cambio es que se desarrollará de manera centralizada y coordinada con las universidades.

De cara al reparto del total presupuestario para los próximos tres años entre las cincuenta universidades públicas españolas, que asciende a más de 142 millones de euros, el ministro subrayó que la distribución se realizará en base a criterios de proporcionalidad, teniendo en cuenta número de estudiantes y de PDI, y también los proyectos a acometer en cada universidad.


Compartir