Narváez reclama a la Junta saber “cómo y cuándo” saldará su deuda con las universidades


El rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, reclamó este miércoles en su discurso de toma de posesión a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pago de la deuda que la Administración autonómica tiene pendiente con las universidades andaluzas y que las sitúa, según incidió, “en una situación a veces insostenible y de la que necesitamos saber con certeza y de una forma definitiva cuándo y cómo se va a pagar“.

La deuda de la Junta es, a su juicio, uno de las principales cuestiones que ”lastran el efectivo desarrollo de las universidades andaluzas”. Así lo subrayó Narváez, dirigiéndose personalmente a Díaz, a quien le recordó sus palabras en la inauguración oficial del curso 2015-16, cuando la jefa del Ejecutivo regional afirmó que “es necesario devolver la certidumbre financiera a las universidades”.

El catedrático de Fisiología juró su cargo en el Palacio San Telmo de Sevilla, en una ceremonia que contó con la presencia de la propia Díaz, y de otros responsables institucionales y académicos de la Comunidad, como la consejera de Educación y anterior rectora de la UMA, Adelaida de la Calle; el titular de Economía y Conocimiento; Antonio de Arellano, el responsable de Empleo, José Sánchez Maldonado; el secretario general de universidades andaluzas, Manuel Torralbo, y el director general de Planificación y Centros de la Consejería de Educación, Enrique Caro.

Casi todos los rectores del resto de universidades públicas andaluzas estuvieron presentes, y también acompañó a Narváez un nutrido grupo de decanos y directores de los distintos centros de la UMA, además de los miembros de su nuevo gobierno, que serán investidos en Málaga el próximo jueves 21 de enero, y algunos vicerrectores del anterior equipo rectoral. Asimismo, se desplazaron hasta Sevilla el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Málaga, Mario Cortés, y el vicepresidente de la Diputación, Francisco Oblaré, para mostrar el respaldo de la ciudad y la provincia a la Universidad. Susana Díaz felicita a Narváez tras jurar su cargo como rector de la UMA

El rector pronunció un discurso reivindicativo en el que dejó ver su compromiso con la universidad pública y con “los valores que la identifican como arma fundamental para garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, sea cual sea su origen o condición social”. Defendió la capacidad de la educación en general y de las universidades en particular para erigirse “en instrumento de cambio para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y para garantizar una sociedad más justa y solidaria”. También reivindicó la universidad pública “como determinante del progreso y el avance en todos los campos del conocimiento: el científico, el tecnológico, el económico y social, el de la salud y el de las humanidades”

Nuevo modelo de financiación

En esta línea, Narváez reiteró que es necesario definir un nuevo modelo de financiación de las universidades, “que reconozca las singularidades de cada universidad, que plantee una financiación condicionada a resultados y favorezca la consecución de objetivos”.

Este modelo, según dijo, debe estar basado en la formación, la investigación y la innovación, pero a la vez debe incorporar nuevos parámetros, “como la internacionalización de las universidades, las relaciones con el entorno económico, la transferencia de conocimiento y su participación en proyectos de desarrollo estratégico de Andalucía”, un papel liderado por los Campus de Excelencia Internacional “que, sin duda, debemos mantener y potenciar”. Díaz y Narváez tras el discurso del nuevo rector de la UMA

Al respecto, la presidenta de la Junta ha destacado que la financiación de las instituciones académicas es una “tarea urgente” para la Junta y, por ello, la Secretaría General de Universidades “ultima la propuesta de un nuevo modelo para debatirlo con los rectores”, desde el convencimiento de que se trata de “la herramienta necesaria” para que el sistema universitario público “sea un éxito”.

“Este nuevo modelo que reclaman las universidades debe responder, en primer lugar, a la deuda, que no debe ir más allá de lo razonable”, señaló Díaz en su intervención.

En este sentido, la presidenta defendió que el Gobierno andaluz ha apostado “por mantener los ingresos” de las universidades públicas durante la crisis, pero reconoció que ese compromiso “no puede verse eclipsado” por la deuda. Así, precisó que la línea de trabajo será similar a la seguida en el adelanto de 100 millones de euros aprobado el pasado mes de diciembre.

Además de la deuda, la propuesta de la Secretaría General de Universidades abundará en las necesidades de tesorería de los centros y  en la investigación que, en su opinión, es un “pilar fundamental que tiene que permitir la excelencia y el crecimiento en Andalucía por encima de la media de España”.

Un modelo condicionado a los resultados

Sobre este asunto se expresaron también algunos de los rectores andaluces al concluir el acto, quienes destacaron que Narváez había sabido aglutinar en su discurso el sentir y las preocupaciones de la universidad pública. Rectores de universidades andaluzas en la investidura de Narváez

Para el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, abogó por un modelo de financiación que sea “lo más transparente posible”, y sobre todo “que esté condicionado a resultados”. “Todos tenemos que exigir mayor financiación pero a cambio de esto tenemos que ofrecerle unos resultados, no a la Junta, sino a la sociedad que es la que al final nos financia, para que vea que el dinero del contribuyente está bien invertido”.

Del mismo modo, el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez, consideró que se había tratado de un discurso “constructivo”. Con respecto a la negociación del nuevo modelo, subrayó la importancia de “que lo hagamos pensando en el sistema universitario”.

“El objetivo es que estuviera preparado para este verano”, afirmó, agregando que “estoy convencido de que es el último año que se ha prorrogado el modelo anterior y que en 2017 tendremos uno nuevo”, apostilló.

Investigación

En cuanto a  los fondos para investigación, Narváez demandó “una mayor inversión, tanto para investigación como en innovación”, dado que, en su opinión, “si no somos conscientes de la importancia que supone destinar más recurso a estos fines, no se podrá conseguir la mejora de la sociedad, las reformas del sistema productivo, la transformación del mercado laboral o los cambios de modelo económico”. Narváez junto a su nuevo equipo y al grupo de miembros de la UMA

Por ello, recordó a la presidenta su intención de poner en marcha un programa puente para impulsar la Investigación universitaria y pidió un nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, al entender que los déficits en la inversión de I+D+i en los últimos años han provocado serios problemas en la actividad investigadora de los grupos universitarios.

Tras ofrecer colaboración al Gobierno andaluz “para invocar los principios que inspiran el sistema universitario, el rector abogó por “mejorar y potenciar su coordinación, “construyendo un modelo de relación que fomente la calidad d ela formación de los estudiantes”.

Fuga de talentos

En este sentido, aludió a la necesidad de definir “un verdadero programa de retención y captación del talento” y recordó que la marcha de egresados a otros países “es un precio muy alto que hemos pagado para cumplir con las políticas de austeridad y de corrección del déficit público, pero que está hipotecando el futuro de la universidad y de la investigación”.

En cuanto a sus acciones más inmediatas, el nuevo rector de la Universidad de Málaga se comprometió a hacer un mayor esfuerzo y aprovechamiento “más eficiente de nuestras capacidades y de nuestros recursos”, así como un compromiso firme con la transparencia, la rendición de cuentas, la mejora de la formación de los estudiantes y el aumento de la productividad académica y científica.

Concluyó admitiendo que afronta su mandato “con energía, ilusión y con una enorme esperanza y con un pequeño deseo: que la que hoy llaman los analistas económicos la generación de la precariedad se convierta dentro de poco en la generación de la prosperidad y que las universitarias que acceden hoy al mercado laboral más tarde que los hombres y con una menor retribución consigan muy pronto empleos y salarios de la misma calidad. Sólo en ese momento podremos hablar de verdadera igualdad”.

“Una Universidad dinámica”

Por último, Díaz reivindicó que “no sobran universidades”, sino que estas instituciones públicas “son una apuesta fundamental para estrechar la brecha con otras zonas de España y de Europa”. En el caso concreta de la UMA, la presidenta señaló que, pese a ser una universidad “relativamente joven, con 44 años de trayectoria”, se ha significado por ser una institución dinámica, que ha sabido reinterpretar su lenguaje para hacerlo más cercano al tejido productivo”. Susana Díaz en su intervención

Así, destacó que la UMA es actualmente la quinta de España en patentes, con en torno a 250, y mantiene una “relación directa” con 500 empresas y convenios de prácticas con 1.500 compañías. “Parte del reconocimiento dentro y fuera de Andalucía de la Universidad de Málaga ha sido por saber aprovechar el momento y ser un verdadero tractor de la economía y el conocimiento”, afirmó.

Tras felicitar a Narváez por esta nueva etapa al frente de la UMA y reconocer con números “la excelente posición en cuanto a grupos de investigación, patentes y contratos”, la presidenta le deseó “acierto” en su gestión y le pidió que “lo que entienda que es bueno para su Universidad lo haga suyo y me lo transmita para actuar en consecuencia”.

La UMA, clave para la ciudad de Málaga

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Málaga, Mario Cortés, que asistió al acto para expresar el apoyo del Consistorio malagueño a la institución académica, y destacó que la UMA es “fundamental, no solo para la ciudad en su conjunto sino para la estrategia que Málaga tiene en el conocimiento”.

“Ahora más que nunca la Universidad está sirviendo de reclamo para la instalación de empresas multinacionales, las empresas que llegan vienen porque los profesionales universitarios tienen un nivel bastante bueno y están empezando a desplazar sus centros de producción de otras zonas del mundo a Málaga”, explicó. Asimismo, subrayó la “simbiosis y el buen trabajo” que la UMA realiza “permanentemente” con el Ayuntamiento, y esperó que en los próximos años la relación sea “aún más productiva y completa”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *