Narváez: “es el momento de responder con transparencia y firmeza”

Narváez: “es el momento de responder con transparencia y firmeza”



El curso académico 2018/2019 de la Universidad de Málaga ha quedado oficialmente abierto tras el Acto de Apertura celebrado esta mañana en la Facultad de Comercio y Estudios Sociales. La comitiva de doctores y autoridades académicas inició un breve recorrido hacia el Salón de Actos, donde ya les esperaba el rector, José Ángel Narváez, a quien una lesión no ha impedido acudir y presidir el acto que da comienzo al nuevo año universitario.

El nuevo curso académico de la UMA ha quedado abierto tras el Acto de Apertura donde se ha incidido en la transparencia universitaria.Acompañado por la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidades, Lina Gálvez, esta apertura también ha contado con la presencia de los rectores de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, y de la UNIA, José Sánchez Maldonado. Ante la asistencia del rector de la Hispalense, Narváez tuvo especial deferencia, señalando como “refleja la lealtad entre ambas instituciones y el trabajo que realizamos conjuntamente para mejorar cada vez más la formación de nuestros estudiantes”.

Asimismo, antes de que comenzara la lectura de la Memoria Académica, el secretario  general adjunto de las Naciones Unidas y director ejecutivo de Unitar, Nikhil Seth, pronunció unas palabras ante los asistentes, donde expuso la importancia de la responsabilidad social que tienen las universidades ante el futuro económico y social, señalándolas como una de las protagonistas de la agenda 2030 de la ONU. También estuvo presente en el acto el director ejecutivo de División y responsable de la Red Global CIFAL, Alex Mejía. Con la presencia de ambos cargos, la UMA ha añadido la Bandera de las Naciones Unidas al resto de sus insignias, siendo así un reconocimiento al compromiso que los valores que la institución académica encarna.

El nuevo curso académico de la UMA ha quedado abierto tras el Acto de Apertura donde se ha incidido en la transparencia universitaria.Tecnologías para amenizar el protocolo

Tal y como señala el protocolo del acto de apertura del curso académico, el primero en tomar la palabra es el secretario general del centro, Miguel Porras, quien pasa a leer la Memoria Académica. Este año, la retahíla de cifras y datos ha sido mucho más amena gracias a la inclusión de un vídeo que detallaba los principales hechos del pasado curso.

Mediante un repaso de todos los elementos que conforman la Universidad de Málaga, se acercaba al público los principales avances y el estado de la institución académica. Entre los datos más relevantes se encuentra la subida del presupuesto anual de la UMA en un 1,6%, alcanzando para 2018 los casi 254.000.000 euros. Asimismo, se ha destacado la celebración de 70 aniversario de los Cursos de Español en la universidad.

Le lección inaugural del curso 2018/2019 ha corrido a cargo del catedrático de Economía aplicada de la UMA, Francisco Ruiz de la Rúa, quien se ha llevado los aplausos de un público por una lección cargada de humor, conocimiento y divulgación, donde las matemáticas han sido las protagonistas. Bajo el título Historia de una decisión, Ruiz de la Rúa ha expuesto los procesos de toma de decisiones. recalcando los buenos resultados que un método científico puede dar a la tarea diaria de los políticos y responsables públicos.

“La Universidad ha sido y es un instrumento de transformación social”

Tras la lección inaugural pasaba a ser el turno de Lina Gálvez, quien vestía la indumentaria académica propia de doctora del Instituto Universitario Europeo de Florencia.Esta toga parecía ser una forma de recalcar la procedencia académica de la consejera, quien desde su conocimiento universitario ha hecho hincapié la importancia de reclamar “la honestidad y rigor de todas las personas que hacemos universidad”.

En su discurso, Gálvez ha dado especial importancia a las noticias que afectan de lleno a la credibilidad de los títulos académicos, manteniendo una postura firme en la que defendía como “la Universidad ha sido y es un instrumento de transformación social”, donde se debe combatir la idea de que “solo hay docencia, pues también hay mucha investigación”. Es así como la consejera ha señalado la labor social de la universidad:

“creando valor y asumiendo los riesgos necesarios para el impulso de la sociedad”

El nuevo curso académico de la UMA ha quedado abierto tras el Acto de Apertura donde se ha incidido en la transparencia universitaria.En referencia a hechos más cercanos, Gálvez ha destacado el impulso que desde la Junta de Andalucía se lleva a cabo con el sistema de universidades públicas, donde “nadie tiene que recorrer más de 200 kilómetros para ir a la Universidad”, existiendo una institución por cada 700.000 habitantes. En materia de financiación, el discurso ha seguido la línea del resto de las aperturas, dando especial relevancia a las bonificaciones de matrículas y a la convocatoria de las ayudas María Castellano, para potenciar la docencia en Medicina. De forma más interna, Gálvez ha criticado las políticas de austeridad llevadas a cabo por el anterior Gobierno Central, marcando una nueva línea de compromiso con el I+D+i y la mejora de la carrera académica.

En relación a estas palabras, se mantenían convocados a las puertas de la Facultad de Comercio y Estudios Sociales, la Asamblea de profesores de la UMA quienes protestaban en defensa de la promoción interna del personal laboral acreditado como Profesor Contratado Doctor, mediante la adaptación de sus contratos a esta figura. A la llegada de la consejera, una representante del colectivo afectado, le hacía llegar un comunicado que presentaba su situación, por la cual se les “ha denegado el derecho a huelga” solicitando desde la Junta unos servicios mínimos del 100% de los docentes.

Finalmente, Lina Gálvez ha mostrado el compromiso de la Junta por promover el desarrollo de las Cátedras de Economía Social, dando pie a que se pueda intervenir más en la sociedad desde la universidad, así como ha hecho un llamamiento a la participación en la Noche de los Investigadores, que este 28 de septiembre se celebra en toda Europa.

En defensa de la calidad educativa

El discurso de José Ángel Narváez bien ha valido la pena la asistencia del rector, pese a la lesión que le ha impedido formar parte de la comitiva inicial. El rector de la UMAha aprovechado para exponer varios temas de actualidad que afectan tanto a su universidad como al sistema de Educación Superior de toda España. Así, Narváez ha señalado como “hechos lamentables” las noticias sobre los posibles falsos títulos de varios políticos españoles. En palabras de Narváez

“la universidad pública no puede tolerar que asuntos de este tipo ocurran y desde aquí quiero condenarlos y defender, con firmeza y rotundidad, el trabajo y el esfuerzo de los estudiantes, y la responsabilidad, la ética y el compromiso de todos aquellos que conformamos la comunidad universitaria”

Es así como ha presentado la constitución de un plan extraordinario de inspección que refuerce los mecanismo de control ya existentes en las universidades públicas andaluzas, convocando a su vez a la Comisión asesora de Decanas, Decanos y Directores de centro para reforzar también el sistema de control de las titulaciones, con vistas a reforzar y proteger el prestigio de la Universidad. De este modo, el rector de la UMA ha subrayado como “si perdemos aquello que nos distingue, que es la credibilidad y la confianza que la sociedad tiene depositada en nosotros, perdemos también la fe en una institución”.

Sin olvidar los temas más directos, Narváez se dirigió a la titular de universidades para recordarle como la deuda de la Junta de Andalucía sigue vigente, aunque en menor cantidad, con la Universidad de Málaga. Es así como la UMA es la institución a la que más adeuda el Gobierno andaluz, cuya “liquidación debemos seguir avanzando porque esos fondos son fundamentales para la consolidación de esta institución”, remarcaba Narváez. El rector también ha tenido palabras para los avances realizados durante el último curso, donde destaca la aprobación de los Estatutos universitarios  y los diversos Planes Propios, los cuales “se han podido poner en marcha gracias al trabajo y la colaboración de toda la comunidad universitaria”.

Todo un discurso enfocado a mostrar la importancia del papel de las universidades, donde “no puede haber espacio para el fraude”. Narváez ha querido así reivindicar “la importancia de los valores sociales y de la ética en la formación de los estudiantes, en el comportamiento de la comunidad universitario, en el conjunto de la universidad pública y, por extensión, también en la sociedad general”. Algo para lo cual la autocrítica es necesaria y “debemos estar alerta y evitar que se produzcan situaciones que nos sonrojen”, pues “el conocimiento no es otra cosa que la búsqueda de la verdad, y eso excluye el engaño”.

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *