Nyinevi Tete-Badu, un togolés en Granada


Nyinevi Tete-Badu es un estudiante universitario togolés (Togo, África) que se encuentra en España estudiando el Máster de Cooperación al Desarrollo, Gestión Pública y de las ONGDs de la Universidad de Granada, fruto de un convenio firmado entre esta y la Universidad de Lomé de Togo por el que optó a esta beca financiada por el CICODE de la UGR y la Fundación Boabab.

Como le gustaría seguir estudiando, se ha puesto manos a la obra con el idioma. “Gracias al CICODE estoy haciendo ahora mismo en el Centro de Lenguas Modernas ‘Español de Negocio’ que me encanta, y dentro de poco intentaré el DELE para sacar un título B2 o C1”, cuenta Nyinevi. La UGR creó la Maison Boabab, un edificio de apoyo a la cooperación en Educación y Desarrollo en la zona y, además, se sufragan estudios a los alumnos con una lista de espera actual de 500 solicitudes. “Con esta cooperación, estudiantes de Lomé tienen facilidades de seguir sus estudios en buenas condiciones”, añade.

El caso de Nyinevi es un ejemplo de los estudiantes extranjeros que viajan a España gracias a los proyectos de cooperación de las Universidades Andaluzas. Pero unos vienen y otros van.

En el conjunto de las universidades públicas andaluzas hay más de 200 estudiantes universitarios que se encuentran o van a ir a algún país del mundo, al año, a aportar su ayudas y en otros casos sus conocimientos a las poblaciones y comunidades de las universidades situadas en países con bajos índices de desarrollo. En este sentido, hay andaluces este año repartidos por América Latina (Bolivia, Costa Rica, Haití, República Dominicana, Ecuador) y por países africanos como Togo, Marruecos o Mozambique.

Según algunos datos de las universidades: Málaga solicita para este curso unas 130 plazas para estudiantes y profesores; Granada en torno a 70 estudiantes en el curso pasado practicaron el voluntariado internacional, o la US que envía 55 a 14 países distintos del mundo. Además, la UPO a través de su Oficina de Voluntariado y Solidaridad envió este curso a seis de sus estudiantes por Europa a países como Alemania o Italia,  en asociaciones de jóvenes, infancia, medioambiente o mayores. También recibe voluntarios, este año una chica italiana que participa en proyectos de voluntariado gestionados desde la Oficina. Asimismo, otras universidades como la de Sevilla o Granada, acogen a universitarios de países menos desarrollados para que vengan a estudiar a nuestro país.

En Bolivia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, Marruecos, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Togo, Mozambique, Malí, Senegal y muchos más países con menor índice de desarrollo están presente las universidades andaluzas. Si algo tiene la Universidad es que es universal, como resaltan todos los servicios de relaciones internacionales de estas. La ayuda, colaboración y cooperación en materia universitaria con los países menos desarrollados concentra buena parte de los esfuerzos en las relaciones de las universidades con el exterior.

Por esto, muchas de ellas apuestan por oficializar de alguna forma la Cooperación Universitaria al Desarrollo, como ha hecho, en este caso, la Universidad de Córdoba que acaba de aprobar su Plan Propio de Cooperación y Educación para el Desarrollo 2015 y a través del cual una decena de estudiantes y profesores realizan movilidad internacional para colaborar en proyectos de cooperación al Desarrollo. La Universidad de Granada también destaca por la creación desde 2013 de sus Planes  Propios de Cooperación que ha sido solicitado por el Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo de España (OCUD) como “ejemplo de buenas prácticas en cooperación universitaria”.

Para llevar a cabo los distintos proyectos de cooperación es importante la aparición de un ente que lo potencie y financie. Así, la Agendia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID) es un importante organismo que trabaja con las distintas universidades andaluzas para poner en marcha esos proyectos de cooperación. De esta forma, la UMA tiene en marcha cuatro proyectos, uno a punto de iniciarse; la Universidad de Sevilla tiene 24, de los cuales coordina 18; en 15 proyectos está presente la Universidad de Almería, y Huelva tiene concedidos cuatro proyectos hasta 2016, pero todas las universidades, a falta de datos concretos, mantienen proyectos de cooperación en ejecución actualmente.

Consulta el especial completo aquí o sigue el debate en redes sociales con el hashtag #estudiarenelsur.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *