¿Oficial o no oficial? Uno de los dilemas para la formación en cine a instaurar en la UAL


La Mesa del Cine de Almería es una iniciativa común que busca el apoyo y compromiso de todos los agentes socioeconómicos, culturales e instituciones, tanto políticas como académicas, para impulsar y consolidar una industria cinematográfica en la provincia de Almería. Un proyecto que reunió ayer en la Universidad de Almería, por segunda vez desde su creación el pasado mes de octubre, a un gran número de interesados en aportar su granito de arena y opiniones en un acto convocado, en esta ocasión, para debatir sobre uno de los pilares básicos y fundamentales que podrían hacer posible y real esta idea: la formación en cine.

Por todos es bien sabido que Almería es un plató magnífico, y muy demandado últimamente, para el rodaje de todo tipo de materiales audiovisuales, desde anuncios o videoclips, hasta series de televisión, programas/realities o películas (tema predominante en dicha Mesa). Sus parajes naturales, su luz y su clima agradable son algunos de los muchos alicientes que atraen dichos rodajes, pero para fraguar una industria cinematográfica completa y de calidad en la provincia, no basta sólo con ser el escenario donde productoras venidas de fuera (nacionales e internacionales) desembarquen con sus cámaras y equipos humanos, rueden sus escenas y se marchen a otro lugar a finalizar el trabajo de montaje.
Jesús Baca Martín, doctor en Comunicación Audiovisual
Para conseguir asentar esta industria, además de añadir a la oferta cinematográfica todo tipo de instalaciones requeridas para la pre y post producción, sería necesaria una formación específica que permitiese utilizar personal local en los trabajos realizados en Almería. Algo que haría más atractivo el rodar aquí puesto que las productoras no se verían obligadas a traer tanto personal desde el lugar de origen, pues podrían encontrar profesionales capacitados para la labor aquí mismo, lo que generaría ingresos y riqueza en Almería además de beneficiarles en cuanto a desplazamiento y alojamiento de personal.

Por este motivo, el tema central de la reunión mantenida ayer en las instalaciones de la UAL fue realizar un análisis completo de las diferentes ofertas formativas que podrían englobarse dentro de la materia de cine (caracterización, iluminación, fotografía, montaje, diseño de vestuario o interiores, etc.), abordando tanto las existentes a día de hoy como aquellas que se podrían realizar en un futuro. Todo ello con el objetivo de encauzar los intereses de la industria cinematográfica en el campo de la formación en la provincia a través de la colaboración y participación conjunta.

Así, Jesús Baca, doctor en Comunicación Audiovisual y profesor de realización y producción audiovisual, explicaba en esta segunda Mesa del Cine de Almería que

“Se podría hacer algo singular en Almería, ya que el problema de los estudios de comunicación audiovisual es que se han repetido de unas Universidades a otras, no estando al día de lo que necesita la industria”.

De este modo, aprovechando el lienzo en blanco en materia de formación en cine que supone la provincia de Almería, a partir del modelo que se adoptase se podría crear una infraestructura adecuada. Por eso la unión de esfuerzos, recursos y conocimientos que intenta conseguir esta Mesa del Cine a través de sus reuniones y sus participantes es sumamente importante; y así quiso remarcarlo Gonzalo Salazar-Simpson, director de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid (ECAM), que elogió la labor realizada hasta la fecha, y futura, asegurando que

“Esta Mesa del Cine es lo que tiene que ser porque aúna todas las iniciativas en torno al cine. Al final las iniciativas aisladas que sólo implican turismo cultural, producción cinematográfica o formación no han funcionado por sí solas porque al cabo de unos años se han parado. O van todos en la misma dirección o las cosas no avanzan”.

Además, referente a la posibilidad de que tal proyecto llegase a buen puerto, Salazar-Simpson ofreció tres razones que, a su juicio, serían básicas para que se instaurase una Escuela del Cine en Almería; como satisfacer la demanda formativa específica; atraer estudiantes de otras partes de la geografía, tanto nacional como extranjera; o fomentar y completar un tejido empresarial en torno al mundo audiovisual.
Gonzalo Salazar-Simpson, Estela Alcaraz y Porfirio Enríquez.
Tres razones las que comentaba el director de la ECAM que, sumadas a cuatro motivaciones propuestas como: abaratar los costes de rodaje, contar con localizaciones irrepetibles a nivel global, contar con una buena calidad técnica de los equipos locales e promover incentivos y ayudas económicas a los rodajes; situarían a Almería en una gran posición dentro del mundo del cine y su producción.

Otro de los asistentes de gala, junto a Salazar, en esta segunda Mesa del Cine fue Porfirio Enríquez, director general de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, quien ante esta gran iniciativa a favor del sector cinematográfico afirmaba que

“Hay que buscar recursos financieros porque Almería es un plató de cine natural que tiene muchas posibilidades en materia de rodajes. Para ello también es necesario la implicación de las instituciones públicas, ya que el cine crea muchos puestos de trabajo directos e indirectos”.

Declaraciones a las que, durante su intervención ante los asistentes, también resaltaba que “Almería es un sitio espléndido para instaurar una Escuela de Cine en el sur de España”, puesto que “una escuela aquí es necesaria ya que no todo el mundo puede ir a Madrid o Barcelona”.

De este modo, el encuentro realizado ayer con la presencia de tan ilustres ponentes llegados desde fuera, quienes hablaron de ‘La importancia de una Escuela de Cine para Almería: modelo de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid (ECAM)’; dio paso a una mesa redonda sobre la ‘Situación de la formación en cine en Almería’, en la que participaron el doctor Jesús Baca, Hugo Lasarte, director de Media Business School (a través de Skype), y Juan García García, vicerrector de Enseñanzas Oficiales y Formación Continua de la Universidad de Almería. Y que finalmente acabó cediéndoles la palabra a los asistentes para que realizasen sus aportaciones.

En resumen, la jornada vivida ayer en la Universidad de Almería dejó bastante claro que, debido a la escasa formación relativa al mundo del cine en la provincia, las productoras que llegan aquí carecen de los técnicos necesarios, algo que supone la necesidad de abastecerse de profesionales de fuera, incrementando así el coste de las producciones.

Un hecho que evidencia de algún modo, como corroboraba la mayoría de los asistentes, la necesidad de, entre todos, elegir la mejor opción para que la industria del cine y su formación específica sea un hecho en la provincia y se configure de manera que sea duradera. Hay que pensar bien las necesidades a cubrir y actuar en consecuencia, sin precipitarse queriendo poner una formación, véase por ejemplo unos estudios de Grado Superior que completen los estudios de ciclo formativo ya existentes, por el mero hecho de la “nostalgia cinematográfica” de la provincia.

Las opciones y alternativas posibles son muchas, más baratas (teóricas) o más caras (prácticas/técnicas), titulaciones oficiales o no oficiales, cursos de experto o especialistas, másters, talleres, etc. Metas que, de comenzar su proceso de elaboración ya mismo, en el caso de estudios de Grado, ofrecerían una primera promoción de aquí a siete u ocho años, algo que si no se planea con cabeza y una base y objetivos enfocados a largo plazo, podría caer en el desánimo y tirar por tierra todos los esfuerzos a medio camino de la meta: hacer de Almería un referente a nivel mundial en el sector cinematográfico.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *