El programa ‘María Castellano’ incorporará 30 profesores a la enseñanza universitaria de Medicina

El programa ‘María Castellano’ incorporará 30 profesores a la enseñanza universitaria de Medicina


Las Universidades de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla junto con la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad han firmado el acuerdo para llevar a cabo el programa María Castellano, el cual impulsará la incorporación de en un plazo de cinco años 30 profesores de alrededor de 35 años a la enseñanza universitaria de Medicina.

El déficit de docentes en Medicina estaba llegando a preocupar a las instituciones académicas, que solicitaron un plan de medidas para incentivar la incorporación de nuevos docentes a las aulas. Con el programa María Castellano se posibilitará así la adquisición de méritos promoviendo la acreditación del personal clínico de entre los 35 y 40 años como profesorado contratado doctor vinculado. El programa está dirigido a  centros asistenciales y de investigación del SAS y en las facultades de Medicina de las universidades públicas andaluzas.

María Castellano, un programa para el relevo generacional

El programa María Castellano destaca por la búsqueda de un mayor acceso a la carrera docente de profesionales que trabajan en el sistema sanitario público de Andalucía. Tal y como ha señalado la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad y de Salud, Lina Gálvez, esta acción, que se pondrá en marcha el curso 2019/2020, “es una medida pionera que hace posible el encuentro entre la docencia y la práctica profesional médica”. Además, ha incidido en que “desde Andalucía nos debemos sentir orgullosos por dar respuesta a un problema que se viene produciendo en toda España en los últimos años, que está relacionado con la falta de profesorado acreditado en Medicina, precisamente por esa dificultad de conciliar la labor asistencial con la docencia y la investigación”.

En su intervención, Gálvez ha puesto el acento en que “el programa posibilita garantizar el relevo general, precisamente con las generaciones mejor formadas en nuestras universidades públicas”, de las que ha destacado “la calidad y el rigor de su formación y la excelencia de su labor investigadora”.

Asimismo, la decisión de nombrar el programa como  la primera mujer catedrática en España, de Jaén y vinculada a la Universidad de Granada, busca ser una llamada de atención a la incorporación de la mujer a las cátedras universitarias a la vez que refuerza el vinculo de la  Junta de Andalucía con las universidades andaluzas y su excelencia en las profesiones sanitarias “a través de una docencia de calidad, vinculada a investigación y la práctica clínica en todo su desarrollo”, ha expuesto Marina Álvarez, consejera de Salud de la Junta de Andalucía.

Contratos estables

El contrato vinculado al programa María Castellano tendrá una duración máxima de seis años, dividido en dos periodos. El primero, de dos años, en el que los docentes debe defender su tesis doctoral o, si ya tuvieran el título en el momento de la contratación, realizar al menos dos publicaciones. El segundo, de cuatro años, está destinado a consolidar los méritos, tanto docentes como investigadores, para la obtención de la acreditación.

La participación dentro de esta iniciativa supondrá la incorporación de los profesionales seleccionados, con nombramiento como facultativo especialista de área, en el ámbito hospitalario; o como médico de familia o pediatra en Atención Primaria. Las universidades facilitarán la participación en actividades de investigación clínica y de formación universitaria a través de programas de doctorado o proyectos de investigación y docencia relacionados con la especialidad. Los profesionales deberán dedicar una mitad de la jornada a actividad asistencial y la otra, a investigación y docencia.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *