“Al ser un equipo completamente nuevo no nos debemos a ninguna encuesta”

“Al ser un equipo completamente nuevo no nos debemos a ninguna encuesta”



Víctor López es un joven de 19 años cuyas inquietudes políticas no le dejan quedarse quieto. Desde Antequera eligió estudiar en la Universidad de Málaga “por su cercanía, pero sobre todo por el prestigio de sus prácticas, que son conocidas por acercarte al mundo real”. A su día  a día en las aulas sumó su interés por mejorar la universidad en todo aquello que considera que puede ayudar. Para hacerlo realidad, junto a una decena de compañeros, decidió recomponer la asociación estudiantil Progreso.

“La asociación estaba muy parada, su presidente llevaba tres años en funciones porque no había miembros que pudieran sustituirlo, pero ahora estamos trabajando para sumar a más gente y hemos renovado completamente la directiva”, señala López. Para él, la renovación integral es un punto a favor, pues “al ser un equipo completamente nuevo no nos debemos a ninguna encuesta y podemos pensar solo en lo que hay que hacer para mejorar la situación de los estudiantes, sin preocuparnos por si hemos ganado puestos o no en las elecciones”.

Junto a la propia renovación de la asociación, Víctor subraya la necesidad de trabajar en el día a día de los alumnos y alumnas de la UMA, recalcando como “hay muchas cosas que nos afectan y que no se atienden, desde Progreso queremos demostrar cómo los estudiantes estamos implicados y también tenemos propuestas para mejorar cada día un poco nuestra universidad”.

Trabajando por la UMA

Actualmente, al frente de Progreso, López señala cuatro objetivos importantes a trabajar desde el asociacionismo estudiantil: mejorar el transporte, asegurar el acceso a la vivienda de los estudiantes, fomentar los convenios de prácticas y, como eje transversal, trabajar en el mayor compromiso de la UMA por el cambio climático.  Como propuestas fijas, Progreso plantea poder presentar al Rectorado la posibilidad de una línea de autobús que comunique Teatinos con El Ejido, la cual “daría la posibilidad a los estudiantes de ir a los dos campus de forma directa y eso al final repercutirá en mejores relaciones y más proyectos interdisciplinares”, subraya el estudiante.

Para conseguir todo esto, el primer paso es llamar a la participación de sus compañeros “no creo que los estudiantes no participen, el problema es que no se les informa de las elecciones y de lo que estas suponen, debería haber un espacio donde se explique cómo funciona la universidad y qué papel tienen los alumnos y alumnas”. Aunque con una trayectoria anterior vinculada a un partido político, López asegura que “Progreso es una asociación abierta a todos, donde lo que nos interesa es trabajar por la universidad”.


Compartir