Escasa participación en la protesta estudiantil frente al rectorado de la URJC


Medio centenar de alumnos del Campus de Móstoles se han concentrado a lo largo de la mañana de hoy frente a las puertas del rectorado de la URJC para protestar por el escaso peso que tiene su voto en las elecciones a rector (tan sólo un 21% del total)  . A raíz de un movimiento espontáneo de estudiantes surgido en las aulas de la facultad de Biología, la comunidad estudiantil estaba llamada a concentrarse en este simbólico espacio de la universidad madrileña. La cita era a las 09:00, y para anunciar la convocatoria los alumnos han hecho uso de las redes sociales, grupos de WhatsApp y mensajes en twitter principalmente y del reparto de folletos. Esta última acción, denuncian, “impedida por los agentes de seguridad del campus”.

Con un seguimiento menor del esperado por sus convocantes, esta “sentada” tenía como objetivo principal denunciar el actual sistema de voto ponderado que impera en la universidad con motivo de las elecciones a rector y según el cual, siempre ganará el candidato que consiga seducir al profesorado (su voto cuenta un 68% del total). Un sistema que los manifestantes consideraban  hoy “injusto” ya que como se pudo comprobar en las últimas elecciones, Rosa Berganza sumó un total de 4.416 votos (3.925 votos correspondían a estudiantes). Sin embargo, en función de este sistema, Javier Ramos terminó siendo proclamado rector con tan solo 2.812 votos.

El nuevo rector ‘escuchará’ a los estudiantes

El nuevo rector de la URJC, Javier Ramos, es muy consciente del distanciamiento entre su candidatura y la comunidad estudiantil, reflejada en las urnas. Así lo ha hecho constar en declaraciones a Aula Magna:  “Entiendo que en parte ha sido porque se ha hecho una campaña muy injusta contra mí, tachándome como candidato continuista, pero lo que tenemos que hacer en los próximos años es saber cuáles son las necesidades de los estudiantes y ayudarles en su proceso. Por lo que he escuchado estos días de campaña, reclaman más vida universitaria, mejores instalaciones y mayor participación de las asociaciones. En nuestra línea de trabajo también está darles la mejor educación posible y que nadie se quede atrás por falta de recursos económicos”.

Se esperan pues cuatro años de intensas conversaciones entre el nuevo gestor de la universidad madrileña, y un sector, el estudiantil, empeñado en hacerse escuchar, con más intensidad, en esta institución.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *