9 de cada 10 anuncios de TV incumplen la normativa de alimentación infantil saludable en España

9 de cada 10 anuncios de TV incumplen la normativa de alimentación infantil saludable en España


Un grupo de investigadores de las universidades de Cádiz y de Sevilla ha llevado a cabo un estudio sobre publicidad y alimentación infantil que concluye que 9 de cada 10 anuncios publicitarios de alimentos y bebidas emitidos en la televisión incumplen la normativa del Código de Publicidad de Alimentos y Bebidas Infantiles (Código PAOS) lo que induce a una mala alimentación entre los niños.

Para llegar a estas conclusiones, los autores del estudio han analizado un total de 177 piezas durante la emisión publicitaria de cinco canales de televisión, en franja de horario infantil. El principal objetivo de este trabajo ha sido evaluar el cumplimiento del Código PAOS en España, así como su relación con los hábitos nutricionales en televisión. Concretamente en canales dirigidos al público infantil. Este código nació con el objetivo de prevenir la obesidad, y promover el bienestar físico y la felicidad de los menores a través de una dieta saludable.

“Alrededor del 40% de la población infantil europea tiene obesidad o sobrepeso”

Los autores destacan que estos datos reflejan “un incumplimiento sistemático de este código que se traduce en hábitos alimentarios inadecuados entre los niños”, lo cual demuestra que “la autorregulación de las empresas publicitarias por parte de los organismos competentes es insignificante e insuficiente”. En este sentido los investigadores recalcan que “los anuncios de productos lácteos son los que más infringen las normas, seguidos por los de bollería industrial”. Por el contrario, las piezas de bebidas azucaradas, salsas y snacks son las que más cumplen con la normativa. Por otro lado, los científicos consideran que también “se incumplen estándares éticos relacionados con el lenguaje comunicativo de los anuncios”. Como por ejemplo cuando se utilizan elementos fantásticos o se generan expectativas inalcanzables para el público infantil. “Las piezas publicitarias analizadas infringen normas relativas a los beneficios del producto o sobre ofertas promocionales, ya que inducen al público a errores de juicio sobre las ventajas de utilizar el producto”, lo que califican de “publicidad engañosa”.

Los expertos subrayan que con este trabajo “hemos querido poner de relieve la necesidad de que las autoridades públicas emprendan acciones de comunicación y marketing que adviertan de las consecuencias nocivas de los malos hábitos alimentarios en los niños”. Y añaden que la obesidad es uno de los problemas de salud pública más importantes de la infancia. “Según un estudio reciente de la OMS, alrededor del 40% de la población infantil europea tiene obesidad o sobrepeso, debido principalmente a que el 30% de la dieta de nuestros niños se baja en ultraprocesados”. de ahí la importancia de promover una alimentación infantil saludable.


Compartir