29 C
Málaga
19 julio, 2024
Nacional

¿Quiénes usan los patinetes eléctricos en Madrid?

Quiénes usan los patinetes eléctricos en Madrid

Los patinetes eléctricos se han convertido en una nueva opción de movilidad que se puede disfrutar en diferentes ciudades españolas. En concreto, en el caso de la capital madrileña, existen más de 6.000 patinetes compartidos en funcionamiento, suministrados por tres empresas diferentes. Si a ello le sumamos el parque de uso individual la cifra se dispara. No obstante, ¿qué tipo de personas son las que utilizan este nuevo medio de transporte? ¿Hay diferencias de uso entre los patinetes compartidos y los propios? ¿Cómo están influyendo en la movilidad en la ciudad de Madrid? Estas son algunas de las preguntas a las que ha dado respuesta un equipo de investigadores del Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT) de la ETSI Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

El objetivo de la investigación fue “analizar el uso de patinetes eléctricos compartidos y privados en Madrid y sus principales implicaciones para la movilidad urbana. A través de un modelo que identifica factores individuales, como atributos socioeconómicos, actitudes y hábitos de movilidad, se exploran las elecciones de los usuarios respecto a estos modos de transporte”, explica Álvaro Aguilera, uno de los autores de este estudio.

Los hombres y las personas con un alto nivel educativo son, según el trabajo desarrollado por los investigadores, los principales usuarios de este nuevo medio de transporte. Sin embargo, el perfil cambia ligeramente dependiendo de si hablamos de uso compartido o individual. En el primer caso, los usuarios suelen ser jóvenes, gente con mayor nivel adquisitivo y personas que viven en barrios del interior de la ciudad. Los patinetes de uso individual, por su parte, suelen ser utilizados por adultos con un menor nivel de ingresos y que viven más alejados del centro.

Si hablamos de cómo se percibe este medio de desplazamiento, los investigadores destacan que, tanto la opción individual como la compartida, son percibidas como alternativas ecológicas al transporte tradicional. Pero, ¿realmente están sustituyendo a los viajes en modos menos sostenibles? “Nuestros hallazgos sugieren que, en su mayoría, los patinetes compartidos se utilizan para reemplazar desplazamientos a pie de larga distancia, planteando interrogantes sobre su contribución real a la movilidad sostenible. Si bien esta tendencia puede beneficiar a muchos usuarios al reducir sus tiempos de desplazamiento, también reduce los beneficios de caminar”, explican, matizando que no está tan claro que sustituyan aquellos desplazamientos en coche. :

Uso más destinado al ocio o en horarios con poca disponibilidad de alternativas

Este último aspecto es también importante de cara a evaluar si los patinetes pueden influir de un modo claro en la movilidad de las ciudades, o si, por el contrario, se plantean como algo más complementario que sustitutivo a otros medios de transporte.

“Si bien es cierto que se observa cierta complementariedad entre el patinete compartido y el transporte público, la opción del viaje puerta a puerta en patinete compartido es la mayoritaria. Por tanto, es esencial abordar la movilidad multimodal mediante políticas que promuevan la integración entre el transporte público y la micromovilidad, especialmente en las zonas de menos densidad con mayor dependencia de los coches, donde el transporte público no está próximo a nuestro lugar de destino o de partida”.

¿Y en cuanto a los momentos y horarios en los que se utilizan? Los investigadores señalan que el uso de los patinetes compartidos está aún muy enfocado al ocio o a momentos en los que la oferta de transporte público es baja (durante los fines de semana, las últimas horas de la tarde y los períodos nocturnos). Además, la investigación también sugiere que las personas que poseen patinete propio también prefieren los vehículos de propiedad privada a utilizar el transporte público.

Para los autores de este estudio, datos como estos ponen de manifiesto la necesidad de una mayor colaboración e integración entre el transporte público y la micromovilidad, como primera y última etapa del viaje, con el fin de aumentar los viajes multimodales más largos con transporte público en la movilidad cotidiana.

“Por ejemplo, podrían establecerse tarifas únicas para los viajes combinados, diseñar infraestructuras físicas para la combinación de diferentes modos de transporte, o integrar diferentes modos de transporte en un solo servicio para satisfacer las necesidades de movilidad. Como resultado, se aumentaría el atractivo y la eficiencia del transporte público y se podría sustituir a otros vehículos privados de combustible fósil para los desplazamientos al trabajo, contribuyendo así al bienestar social”, explican.

Pero, ¿qué es lo que lleva a quienes no usan esta forma de movilidad a rechazarla? Los datos son muy claros: la mayor preocupación de los no usuarios de los patinetes compartidos, especialmente mujeres y personas mayores, son los factores de seguridad y la aversión al riesgo.

“Unas medidas adecuadas para mejorar la percepción de la seguridad, como el diseño y la planificación de una infraestructura adecuada para los patinetes (junto con las bicicletas) o la provisión de aparcamientos para la movilidad compartida, podrían garantizar una movilidad urbana inclusiva y segura y atraer a nuevas personas a estos vehículos”, concluyen los investigadores.


Compartir

Otras noticias de interés

La UC3M impartirá el primer grado en Neurociencia de España

Alexis Ojeda

La Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Complutense recibe la certificación ISO de calidad

Aula Magna

Una profesora de la UAH dice que la maternidad subrogada es “similar a la muerte de la madre en el parto”

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies