Rafael Ventura: “Los universitarios actuales tienen en el ADN los valores del emprendimiento”


La empleabilidad a través del emprendimiento ha sido una de las apuestas más fuertes del gobierno de José Ángel Narváez en la Universidad de Málaga y, por ello, tras su elección como rector creó un Vicerrectorado de Innovación Social y Emprendimiento, dirigido por Rafael Ventura, que cada día tiene más peso debido al cambio de paradigma y evolución que se desarrolla desde la UMA, centrando su actividad en el edificio ‘El rayo verde’, en la ampliación del campus de Teatinos, bajo la marca Link By UMaAtech.

Pregunta.- ¿Qué balance hace de su área desde el nombramiento del nuevo equipo de Gobierno?

Respuesta.- Ya en campaña electoral, el rector comentaba que la empleabilidad y el emprendimiento tenían que ser estratégicos, y lo primero que hace, en ese sentido, es crear un Vicerrectorado de Innovación Social y Emprendimiento, que no existía en los equipos de gobierno de las otras universidades españolas; únicamente en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) había algo similar. Así que el primer paso que da en esta dirección es dar visibilidad y relevancia política a esos aspectos. La segunda decisión importante que toma es que la sede del vicerrectorado tiene que estar en ‘El rayo verde’, un edificio de empresas del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y donde tenemos nuestro proyecto de emprendimiento que es el espacio Link By UMaAtech.

P.- Su perfil profesional y académico está relacionado con esta área. ¿Cómo ha sido su trayectoria?

R.- Estuve 10 años como vicedecano en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UMA, centrándome en los últimos años en el área de Estudiantes y Empleabilidad; asumí estas funciones a nivel de centro. Luego pasé a ser director de Innovación y Emprendimiento ligado al Vicerrectorado de Coordinación Universitaria. En esos dos años estuve trabajando con el actual rector cuando él era vicerrector. Después, esa área de Dirección en Innovación y Emprendimiento se consideró que debía de ser a nivel político un vicerrectorado, y así fue.

P.- ¿Cómo ha evolucionado Link By UMaAtech?

R.- La evolución de Link ha sido muy satisfactoria e inesperada porque se ha consolidado un proyecto nuevo, un espacio nuevo y un concepto nuevo. El mérito de este año y medio ha sido conseguir trasmitir los objetivos, la singularidad y el concepto que hay detrás del proyecto Link By UMaAtech: el espacio conector de la universidad con las empresas. Este lugar está asociado a un concepto ligado a valores que tienen que ver con una universidad abierta, colaborativa, donde son estratégicas las acciones orientadas a fomentar la creatividad, la innovación y el emprendimiento.

P.- ¿Cuáles son sus objetivos?

R.- Nuestros objetivos se centran en saber comunicar al resto del entorno, del ecosistema de emprendimiento, que pueden disfrutar de una universidad que está consiguiendo resultados porque ha marcado estrategias relacionadas con el emprendimiento y que están siendo beneficiarios de lo que hoy generamos. La universidad en el ecosistema emprendedor tiene que asumir un rol concreto y que facilite los objetivos del resto de actores: empresas, incubadoras, instituciones públicas… tenemos que ser un agente facilitador para que impacte el emprendimiento en la economía de la ciudad.

P.- ¿Cuál es la estrategia de Link?

R.- El concepto Link, nuestra identidad corporativa singular, está facilitando que sea reconocible la estrategia de emprendimiento y que haya muchas empresas y otras entidades que quieran colaborar. Eso es lo que está posibilitando que estemos ganando dimensión consiguiendo más socios, más entidades que colaboren con nosotros; y esta es la base de nuestra estrategia en emprendimiento. Queremos conseguir sumar socios a la universidad para que nos ayuden a lograr objetivos relacionados con la innovación y el emprendimiento. Solamente si sumamos socios vamos a conseguir generar un proyecto de una dimensión significativa que nos permita alcanzar objetivos notables.

P.- Tienen detrás socios importantes que apuestan por ese econsistema emprendedor.

R.- Sí. Tenemos socios que van desde empresas tractoras como Google, Ikea, Ferrovial, Repsol, Telefónica, Vodafone… hasta empresas más pequeñas basadas en la innovación pasando por asociaciones estudiantiles o entidades públicas que tienen programas de emprendimiento. La tipología de partner que se suma es muy variada. Cada una se acerca con unos recursos, capacidades y objetivos propios; siendo capaz de añadir valor diferente al espacio Link que se alimenta de todas esas relaciones de colaboración.

P.- ¿Cómo ha respondido el alumnado?

R.- A pesar de ser un espacio nuevo, que no es de paso dentro del campus, nuestra capacidad de convocatoria ha sido excelencia y estamos sumamente satisfechos y muy orgullosos de la población estudiantil. Casi todo lo que ha ocurrido aquí, y hemos organizado más de 300 actividades al año, ha tenido una capacidad de convocatoria muy alta, generando el interés de la comunidad universitaria, que tiene mucho talento, ganas de continuar formándose, iniciativa emprendedora y está motivada por los temas ligados a la innovación y la creatividad.

P.- Dentro de Link, en el área del posgrado, ¿qué oportunidades hay?

R.- Desde el punto de vista de la estrategia de emprendimiento, el estudiante de posgrado para nosotros es un objetivo primordial ya que está próximo a tomar decisiones sobre su futuro profesional y tiene una base de conocimiento mayor. Por lo tanto, es un estudiante objetivo claro al que nos dirigimos e intentamos captar con la oferta que tenemos aquí que engloba programas como ‘Ideas Factory’, ‘Yuzz’, ‘Social Change Makers’, ‘Málaga Startup School’ y los propios premios ‘Spin off’. Además, hay un programa específico ‘Rethinking your industryal’ al que solo acceden los estudiantes de posgrado y que está apoyado por Telefónica Open Future (becas) y coordinado por el Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech.

P.- ¿Cómo se imagina que será Link dentro de un año?

R.- Link crecerá en función de sus redes de colaboración. Me gustaría que fuera como hoy es porque hemos conseguido materializar una idea que teníamos desde el principio. Tiene que consolidarse como un espacio de colaboración y emprendimiento. En el próximo año y medio tenemos un reto muy bonito, conseguir resultados a nivel de internacionalización del proyecto, para lo que hemos marcado una línea de crecimiento internacional.

P.- ¿Cree que existe mayor cultura emprendedora entre los universitarios?

R.- A día de hoy las encuestas dicen que el universitario es un estudiante con una orientación hacia el emprendimiento que no existía hace 10 ó 15 años. Cuando hablamos de cultura emprendedora estamos contando con una población que en su ADN lleva ese espíritu emprendedor; y esto es así por varios motivos. Los universitarios se encuentran con un mercado laboral que es complejo, donde el concepto de empleo estable ya no existe. Su etapa en la universidad y su madurez como profesionales ha ocurrido en un contexto donde es propio hablar de que los empleos no son estables, los lugares de residencia no son estables… en su ADN está la incertidumbre y el cambio continuo. Con lo cual, en su cultura sí que comparten valores propios de la cultura emprendedora que en generaciones anteriores no existían. Además, el coste de oportunidad para emprender es bajo porque se renuncia a una carrera profesional que no resulta atractiva en cuanto a perspectivas de estabilidad o remuneración económica y estamos en una transición hacia la digitalización en todas las industrias, esto es un entorno que es natural para ellos, donde tienen mucha más capacidad para encontrar oportunidad de negocio.

P.- Si la cultura existe, ¿dónde habría que dirigir los esfuerzos?

R.- Los tres factores que he comentado anteriormente nos llevan a entender una generación donde el problema no es de cultura emprendedora, el problema ahora se centra en diseñar buenas soluciones para aprovechar ese potencial emprendedor que existe. Todo lo que hacemos aquí va en ese sentido. La clave es saber qué necesitan: espacios de ideación, de formación, de incubación, de networking con otros actores… eso es lo que hoy demanda la población estudiantil. Por lo que no dediquemos tantos esfuerzos a fomentar la cultura emprendedora, algo muy necesario hace 10 años, sino en diseñar buenas soluciones que resuelvan problemas y que pasemos de una población potencialmente emprendedora a otra efectivamente emprendedora.

P.- Hay que favorecer pero sigue habiendo un marco legislativo poco propicio para ello.

R.- Hay ciertas características estructurales que no podemos cambiar desde lo local como, por ejemplo, el escaso acceso a la financiación. Pero en lo que a nosotros respecta, sí que tenemos que crear ese concepto de universidad emprendedora que es capaz de generar capital emprendedor. Personas con las capacidades, habilidades y la actitud para emprender. Estamos en la sociedad de la innovación y el emprendimiento y las universidades nos tenemos que comprometer en generar no solo capital humano bien cualificado, sino también capital emprendedor.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *