RCP, aprende a salvar vidas


La mañana del pasado sábado 25 de marzo se llenó de formación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. La UMA cedió sus instalaciones a la  Asociación EXPAUMI, para enseñar a todos los interesados que quisieran acudir las técnicas de RCP (Reanimación Cardiopulmonar) y el uso del DEA (Desfibrilador automático). Una formación que aumenta su necesidad e interés en la comunidad universitaria tras los hechos de la pasada semana, cuando una alumna de la Facultad de Comercio y Gestión fallecía por un paro cardiaco.

La formación, orientada a salvar vidas se realizó en dos grupos, con una primera charla informativa seguida de un taller donde se mostró cómo realizar las diversas técnicas con muñecos preparados para ello. El inicio de la aprendizaje hizo especial hincapié en la necesidad de saber reaccionar ante una situación de emergencia, percibiendo si una persona está o no consciente para poner en marcha el protocolo de actuación.

Tal y como señaló Ana de la Torre, coordinadora del Taller RCP Solidario y directora Médica de Solidaridad Médica, “se trata de hacer un acto solidario y a la vez aportar conocimientos a la población en general. Diariamente se producen situaciones que ponen en peligro la vida; ataques cardiacos, atragantamientos, incendios, accidentes, etc. El conocimiento de las maniobras de resucitación cardiopulmonar puede evitar que muchas de estas situaciones acaben con la vida de una persona”. De esta forma, de la Torre destacó cómo en el taller se aprendieron la cadena de supervivencia, los pasos para reconocer una situación de parada cardiorrespiratoria, las maniobras para realizar una resucitación cardiopulmonar básica efectiva hasta que lleguen los equipos de emergencias,  el uso del DEA (desfibrilador automático), y cómo actuar ante situaciones previas a una parada cardiaca como el atragantamiento. Según datos de la organización, acudieron al taller casi 100 personas, que además pudieron conocer el trabajo de la ONG Solidaridad Médica a través de una exposición de fotos.

Según los formadores de la Asociación EXPAUMI cada 45 segundos se produce un paro cardiaco en Europa, una situación que podría evitar la muerte del afectado si en los primeros minutos se les aplica las técnicas de RCP. En esta línea, también se subrayó que si se aplica el RCP entre los primeros dos minutos la supervivencia de la víctima asciende a más del 60%.

Cabe destacar que la Universidad de Málaga ha adelantado la configuración de todos sus centros como zonas cardioaseguradas, donde se dispondrá de DEA así como del personal cualificado para su uso.

Pasos a seguir durante el RCP

  1. Comprobar si la persona afectada está o no consciente.
    • sin moverlo excesivamente, solo por los hombres, se debe llamar la atención de la persona afectada, con vistas a comprobar si responde o muestra algún signo de consciencia.
    • pedir ayuda a una persona cercana que pueda servir de apoyo en la técnica de RCP (si fuera necesaria) y que alerte a las autoridades sanitarias.
      • En el caso de ser necesario llamar a los servicios sanitarios, en Andalucía se recomienda llamar al 061, mientras que para el resto de España y Europa se puede contactar con el 112 (también efectivo en Andalucía).
  2. Abrir las vía aéreas con la maniobra frente-mentón.
    • Con cuidado se debe abrir las vías aéreas de la persona afectada inclinando suavemente la cabeza hacia atrás.
    • Es importante recalcar que la lengua no se traga, no siendo recomendable meter los dedos en la boca con el propósito de sacar la lengua del afectado.
    • En este momento se comprobaría si la persona afectada respira con normalidad. Si respira correctamente se procedería a posicionarlo en la postura de seguridad.
      • La postura de seguridad consiste en mantener de forma lateral a la persona afectada, con vistas a que si vomitara no se le obstruyeran las vías respiratorias.
  3. En el caso de que no respirase se procedería a aplicar la técnica de RCP.
    1. Con los brazos rectos y las manos juntas (talón sobre talón) se procede a aplicar 30 compresiones toráxicas profundas.
    2. Tras las compresiones se deben realizar dos insuflaciones (respiraciones de rescate) con la cabeza del afectado en posición frente-mentón.
    3. Cada 30 compresiones se hacen dos insuflaciones, durante dos minutos tras los cuales la persona que está aplicando RCP debería cambiarse por otra para recuperar fuerzas.

En la primera parte, junto al aviso a los servicios de emergencia, es recomendable buscar si el lugar dispone de un DEA, solicitando su búsqueda para aplicarlo en la persona afectada.


Solidaridad Médica, la ONG encargada de enseñar RCP

Solidaridad Médica es una ONG que trabaja en el amazonas boliviano, atendiendo a indígenas que viven en comunidades con imposibilidad de acceso a un sistema sanitario por vivir en zonas alejadas y poco transitables. Actualmente, Solidaridad Médica es el único organismo que presta asistencia sanitaria a las comunidades indígenas de los territorios TIPNIS, TIM y Río Maniqui en el departamento del Beni, Bolivia.

Exposición de fotos de la Asociación Solidaridad Médica en las instalaciones de Medicina.

Solidaridad Médica ha logrado establecer un programa de trabajo anual estable que atiende a 74 comunidades de las tres zonas anteriormente mencionadas a través de diferentes programas. El principal consiste en el Programa Expediciones, en el que un equipo compuesto de médico, enfermero, auxiliar, técnico de laboratorio, odontólogo, personal no sanitario, preventivista y matrona, se desplaza durante 30-40 días a estas comunidades para darles atención médica y odontológica, supervisar el trabajo de los promotores de salud, realizar el control del crecimiento y desarrollo de los niños y llevarles las medicinas y nutrientes necesarios. Cada vez cobran más importancia las charlas sobre prevención de la salud, enseñándoles normas de higiene básica y de alimentación, construyendo pozos y letrinas y dotándolos de jabones, observando ya una mejoría ostensible de su calidad de vida.Además de estas expediciones, el resto del año están atendidos por una persona de la comunidad, que formamos previamente como promotor de salud, y al que dotamos de posta, botiquín y radio.

Otros programas, son, entre otros, desnutridos, leishmaniasis, cirugía, red de comunicación, proyecto vida. Puedes encontrar más información en su web.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *