Sesiones formativas que salvan vidas


El Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios, la Dirección General de Infraestructuras y Patrimonio, y el servicio de Prevención de la Universidad de Cádiz, junto a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, organizaron el pasado martes una jornada de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) masiva.

Más de 300 miembros de la comunidad universitaria de los diferentes campus asistieron a esta actividad en el Complejo Deportivo UCA del Campus de Puerto Real. El encuentro estuvo enmarcado en la I Semana de la Prevención de la UCA, que congrega charlas, un curso, un taller y una exposición sobre alimentación saludable, actividad física, primeros auxilios, almacenamiento, manipulación y etiquetado de productos químicos, entre otros.

Esta tercera edición de la Jornada de RCP cuenta, como en años anteriores, con la participación de profesionales del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias tanto de Bahía La Janda como de Jerez, Cruz Roja y, el Servicio de Emergencias Médicas y de Urgencias 112. Su objetivo es que las personas puedan reconocer una parada cardiorrespiratoria y acercar las medidas que hay que tomar ante supuestos prácticos a través de  dos sesiones de una hora y media.

Durante las jornadas también se dieron a conocer las medidas de urgencia a aplicar en caso de atragantamiento en adultos y niños. Una vez completada la parte teórica, los asistentes participaron en demostraciones de toda la secuencia que describieron las recomendaciones del Consejo Europeo de Resucitación (ERC) 2010 ante un paciente inconsciente, comenzando por la reanimación cardiopulmonar. Además, los especialistas plantearon casos prácticos que sirvieron para que los participantes repasaran conceptos como la posición lateral de seguridad, el soporte vital básico y la cadena de supervivencia.

Rafael Fernández, médico del servicio de Prevención de la UCA, y Jesús Enrique Martínez, director provincial del servicio 061 de Salud, coincidieron en afirmar que este tipo de iniciativas “ayudan a salvar muchas vidas”, ya que es fundamental conocer qué hacer cuanto antes, si se puede “en los primeros cuatro minutos” de una parada cardiopulmonar.

Los especialistas también recomendaron “mantener la calma”, comprobar si la persona afectada “está inconsciente y respira” y llamar inmediatamente al servicio sanitario. Para intentar reducir riesgos, las personas que acompañan o encuentran al paciente “deberían hacer masajes o sesiones de 30 compresiones torácicas con dos ventilaciones de aire” hasta que lleguen los profesionales.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *