Robots de rescate diseñados en la UMA participan en un ejercicio práctico

Robots de rescate diseñados en la UMA participan en un ejercicio práctico


En el marco de las XVI Jornadas sobre Seguridad, Emergencias y Catástrofes se han ejecutado quince escenarios de catástrofes con personas de diversidad funcional. Entre las actividades han tenido especial relevancia los protagonizados por tres robots dedicados a rescatar personas en situaciones de catástrofe, y están tan humanizados que tienen nombre: J8, Cuádriga y Rambler.  Han sido diseñados por el grupo de Robótica y Mecatrónica de la Universidad de Málaga y han participado en un ejercicio práctico en el que han interactuado con dos perros autómatas, uno real y un dron.

El grupo de Robótica de la UMA, en el que colaboran más de 30 investigadores, trabaja en este tipo de robots desde el año 2000, por lo que en este tiempo han sido muchos los avances tecnológicos que se han incorporado a los dispositivos. Han demostrado su espectacularidad en el Campo de Experimentación de Nuevas Tecnologías para Emergencias de la UMA, situado junto a la Escuela Ingenierías Industriales. En el ejercicio conjunto han participado, además de los robots terrestres con ruedas de la UMA, el dron y los dispositivos de la Universidad Politécnica de Madrid, la empresa ALISYS y la empresa SDLE (Star Defence Logistics & Engineering).

El ejercicio conjunto de coordinación estaba encaminado a la búsqueda de víctimas por parte de los perros robot y el can de rescate, formando un único equipo junto con bomberos y personal de la Cátedra de Emergencias.

El Laboratorio de Robótica y Mecatrónica de Universidad de Málaga, integrado en el Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática (ISA) -dirigido por el catedrático Alfonso García Cerezo-, persigue la integración de distintas tecnologías de la ingeniería con métodos de control, con el fin de conseguir aplicaciones prácticas y productos comerciales innovadores.

 

Las líneas de investigación van desde la robótica de campo a la quirúrgica o la espacial, pero en lo que se refiere a la robótica de rescate, el planteamiento es dar respuesta a catástrofes mejorando el tiempo de reacción, posibilitando operaciones de mayor alcance mediante el despliegue en áreas no exploradas que supongan un riesgo extremo para los efectivos humanos de búsqueda y rescate.

 

Ejercicio multidisciplinar

La XVI edición de las Jornadas sobre Seguridad, Emergencias y Catástrofes, que durante tres días se han llevado a cabo en la Escuela de Ingenierías Industriales de la UMA, ha concluido hoy con la puesta en marcha de un gran ejercicio práctico con 15 escenarios en los que se han simulado otros tantos siniestros, en la mayor parte de los cuales las víctimas eran personas con discapacidad.

Así, se ha desarrollado una evacuación de víctimas tras una explosión, dos rescates en helicóptero de personas atrapadas tras un aplastamiento, la localización de víctimas con perros de rescate y un accidente de autobús, por poner algunos ejemplos.

Al igual que todos los años, en las jornadas y en este macro ejercicio de emergencias han participado componentes de distintos cuerpos de seguridad -civiles y militares-, sanitarios y organizaciones benéficas. Han estado presentes, entre otros, miembros de: la UME, la Legión, Guardia Civil, Protección Civil, el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Cruz Roja, 112, 061 y Policía Local y Nacional.


Compartir