Rosario Aguilar, la primera mujer al frente del Consejo de Estudiantes de la UMA


Estudiante del doble grado de  Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial y Desarrollo del Producto, Rosario Aguilar ha unido su rutina de clases de mañana y tarde a la presidencia del Consejo de Estudiante de la Universidad de Málaga (CEUMA). Sustituyendo a Maximiliano Gámez, su prioridad al frente de la representación estudiantil es “dar la voz a todos los alumnos y alumnas de la UMA”. En la que es su primera entrevista con los medios de comunicación nos expone su visión de la representación y de los retos ante la presidencia.

¿Cuáles fueron tus motivaciones para presentarse a la presidencia del CEUMA?

Llegué a la representación estudiantil hace aproximadamente un año y dos meses y me motivó ver que había gente que trabajaba por los derechos de los estudiantes, vi que funcionaban bien y se lograban cosas y fue entonces cuando decidí unirme. Desde entonces no ha parado de crecer mi motivación. Así he ido aprendiendo y logrando objetivos desde la asociación a la que pertenezco, de la Escuela de Ingenieros junto a Eureka; como desde el Claustro, al que entré en abril, como miembro de CEUMA. También he trabajo en los plenos, donde veía que podía dar más de mí.

Cuando se convocaron elecciones, decidí presentarme, pues creo que puedo hacer cosas y que todo el trabajo que se ha lleva realizando siga avanzando, a la vez que motivar a todos los compañeros del CEUMA.

¿Cómo se lleva ser estudiante de ingeniería y ser representante estudiantil?

La verdad es que es muy duro. Llevo unas semanas en la presidencia y lo he notado, porque quieras que no yo estudio un doble grado de Ingeniería y estoy con muchas asignaturas tanto, por la mañana como por la tarde, a lo que se suma el estudio. Cuesta mucho compaginarlo, pero hay que saber organizarse. Si te organizas y te pones horarios y los cumples se puede llevar a cabo. Rosario Aguilar, presidenta del CEUMA, junto a los miembros de su equipo.

¿Y cómo influye en el expediente académico?

Siempre he sido de buenas notas, no me es que me exija más ahora, mis notas las saco por mí y hay que diferenciar entre buscar buenas notas y ser representante estudiantil. Intento llevar las dos facetas lo mejor que pueda, pero son cosas distintas.

Desde tu cargo, ¿qué te gustaría solicitar a la UMA o crees que debe cambiar con mayor inmediatez?

Lo que más nos urge a los estudiantes es el tema de los Estatutos y su modificación. Tenemos que estar al tanto para que en la negociación estén presentes los estudiantes y no se nos deje de lado. Queremos que la voz de los estudiantes esté presente. Queremos estar presentes en las modificaciones, pues son muy importantes para el buen funcionamiento de la UMA y que se tengan en cuenta las necesidades de los alumnos y alumnas.

Centrándonos en los Estatutos, el tema de la ordenación académica es algo que queremos subrayar, que se tenga en cuenta las necesidades de los alumnos y alumnas para distribuir os horarios y hacer cambios, pues somos los principales afectados. Estamos pagando una matrícula para aprender y tener clase desde el primer día de curso y esto a veces no se cumple por la mala distribución.

Hablas siempre de “nosotros”

Porque somos un equipo y no estoy sola. Si te ves sola en un cargo y tienes que hacerlo todo te desmotivas, veo que detrás de mí tengo un gran equipo con el que puedo contar y es mi principal motivación, haciendo que sigamos adelante y ayudándonos unos a otros. Estamos unidos para apoyar y reivindicar a todo nuestro colectivo.

¿Consideras que la UMA atiende a las demandas de los estudiantes?

En parte si pero en parte también no. Hemos conseguido desde el CEUMA que se vaya dando más importancia a los estudiantes, pues somos el pilar de la universidad. Desde el CEUMA se ha conseguido que se nos tenga en cuenta, pero todavía queda camino por recorrer, lo que se consigue poco a poco y estando siempre ahí.

¿Podrías comentarnos cómo es el cargo de presidenta del CEUMA?

Desde el CEUMA las funciones que hacemos se basan principalmente en la representación de los 37.000 estudiantes que tiene la Universidad de Málaga y luchar siempre por los derechos de todos y todas. También estamos atentos a dar la voz de los estudiantes y hacerla notar, para que no se nos deje de lado. A nivel de presidenta, se podría decir que soy la cara más visible de los estudiantes ante los órganos de Gobierno. Tengo que reunirme a nivel andaluz y estatal con otros representantes, informando al Consejo y a los estudiantes de la UMA. En los plenos voy comentando los avances e informando de todas las nuevas cuestiones que se traten.

Has nombrado  a las asociaciones andaluzas y estatales de representación estudiantil ¿Cómo es la relación con ellas?

La verdad es que el CEUMA tiene una buena consideración a nivel andaluz y español. Los antiguos presidentes le han dado un buen nivel, algo que yo quiero mantener. Somos un referente y podemos avanzar más. A nivel andaluz me he podido reunir tan solo una vez con dos Universidades, que asistieron a nuestras Jornadas de Formación.

Respecto al resto de España, la decisión de estar en otros órganos como el CREUP, es algo que tenemos que tomar entre todos y en estos momentos está previsto llegar a una conclusión de si entrar o no.

¿Cuánto tiempo crees que se debería estar en un cargo de representación estudiantil?

En la presidencia del CEUMA por ejemplo, considero que no se debería estar más de un año y medio. Llevo yo unas semanas y quema mucho. Hay que renovar los cargos y pasar a gente nueva. En cuanto al resto de representación, con dos años, dos años y medio es suficiente. Rosario Aguilar, presidenta del CEUMA.

El cargo de presidenta roza lo político, ¿cómo te enfrentas a ello?

Intento dar siempre la opinión de todos los estudiantes, preguntando y dándoles voz, no dar la mía. No veo que sea un puesto para dar mi voz ni opinión política.

¿Consideras que el sistema de asociaciones universitarias es positivo?

Es una forma de acercarse al estudiantado, pues tienes varias opciones para votar por grupos. Las distintas asociaciones trabajan de distinta forma. El sistema de delegaciones tiene su parte positiva también, pues hace más unidad pero deja la visión de cada colectivo, al ser distintas asociaciones hay más trabajo de cada grupo con distintas perspectivas de cómo mejorar la universidad.

¿Cómo crees que se puede atraer a los futuros estudiantes de la UMA?

Es necesario espacios como Destino UMA porque hay que ver cómo es cada universidad y cómo se estudia cada carrera en ella. El papel de las Jornadas de Puertas Abiertas es muy importante pues cada estudiantes se informa de primera mano. No es lo mismo estudiar una carrera es la UMA que en la US, puede cambiar la dificultad o las asignaturas y es necesario darles la oportunidad de conocer como son las universidades por dentro.

¿Cuáles crees que son las actividades más importantes que se están desarrollando ahora mismo desde del CEUMA?

Todas las actividades son importantes, pero dentro de la representación por ejemplo es muy importante la asistencia a los Consejos de Gobierno, pues es donde se toman las decisiones. Así mismo, el Claustro le sigue, pues es donde se lleva las decisiones que se haya tomado en Consejo de Gobierno.

Después están las reuniones de centro, donde los representantes debemos tener la voz, al fin y al cabo la fuerza de cada centro es lo que finalmente compone la UMA. Como esté la representación y las decisiones que se tomen en cada centro es muy importante para el trabajo final.

¿Cómo llamarías a los estudiantes para que se volcaran en la representación?

Es complicado, da lástima decirlo pero la pasividad está en muchos estudiantes. Solo se actúa cuando hay un problema y se pone en contacto con sus representantes. Hasta que no aparece el problema no se mueve, pero hay que actuar antes y desde mi puesto animo a conocer y unirse a la representación, así como conocer la figura. Es un trabajo muy bonito cuando ves que se consiguen cosas, es muy gratificante y en mi labor está el mostrarlo. Desde mi puesto me gustaría llevar más información sobre nuestro trabajo a todos, hacerles llegar qué es la representación estudiantil y animarles a unirse.

En la misma línea habría incentivar más que nos sigan en redes, siendo recomendados por los propios decanos y directores, que vean que es algo de la UMA.

¿Cuál crees que puede ser la gran meta para el CEUMA?

Ahora mismo lo que más nos importa es tratar de llegar a un acuerdo con los horarios de biblioteca. Nos hemos reunido para ampliar los horarios y que se respeten los exámenes de los estudiantes, abarcando el mayor número posible de horas.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *