Rosario Mérida: “Queremos bajar los precios para la práctica deportiva”


Tras 12 años desempeñando diversas responsabilidades de gestión en la Universidad de Córdoba (UCO), desde que entre 2002 y 2006 fuera vicedecana en la Facultad de Ciencias de la Educación y más recientemente, y tras otros cargos, directora general de Igualdad e Innovación Educativa de la UCO desde 2011; Rosario Mérida ha pasado a ser desde junio de este año la nueva vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social, dentro del equipo de Gobierno del nuevo rector, José Carlos Gómez Villamandos.

En el arranque de este curso, Rosario Mérida, doctora en Psicopedagogía, conversa con Aula Magna sobre las nuevas políticas que va a poner en marcha desde su macrovicerrectorado, pues no en vano abarca diferentes e importantes áreas como la igualdad, la cultura, la cooperación y solidaridad, y el deporte universitarios.


¿Cuál es su prioridad en cada área del Vicerrectorado y qué cambios cabe esperar respecto a la política que venía desarrollándose en la UCO?

¿Cambios? Más que hablar de eso, prefiero decir que nuestro planteamiento es mirar hacia adelante y hablar de objetivos. Así, en deportes, donde hemos constituido el Comité del Deporte Universitario que está elaborando el Plan de Deporte para este curso, nuestro objetivo es incrementar la práctica deportiva dentro de la universidad como herramienta para fomentar hábitos de vida saludables. También queremos aumentar la presencia de las mujeres en la práctica deportiva y estamos haciendo un estudio de viabilidad económica para ver en qué media se pueden reducir los precios por el uso de las instalaciones deportivas.

Rosario Mérida entregando un trofeo en la pasada Fiesta del Deporte de la UCO celebrada en julio.

En general, queremos incentivar la práctica del deporte, para lo que también vamos a trabajar en un sistema de reconocimiento de estas actividades para los estudiantes, que incentive su participación, sistema para cuyo diseño nos vamos a dar este año de plazo.

En materia de igualdad, tenemos la difusión del ‘I Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres’ de la UCO, que hemos presentado recientemente, y en cuyo marco queremos poner en marcha un plan de apoyo a la maternidad, ya que en el diagnóstico de igualdad que elaboró la universidad para el citado ‘Plan de Igualdad’ se puso de manifiesto que la maternidad supone en ocasiones una ralentización o postergamiento de la carrera investigadora, por lo que vamos a plantear que el personal docente e investigador que se reincorpore al trabajo tras una baja por maternidad o paternidad, pues el plan está dirigido tanto a mujeres como hombres, pueda tener una reducción de la carga docente para dedicar ese tiempo a investigación. En cooperación, acabamos de aprobar el Plan anual de Cooperación y Solidaridad 2014-2015, con varios ejes de actuación. Y en cultura mantendremos proyectos que ya se vienen realizando, como el certamen Pilar Citoler, aunque con una fuerte reducción presupuestaria; Suroscopia, al amparo del proyecto Atalaya de la Junta de Andalucía; y Ucopoética; junto al apoyo a las actividades culturales que se realizan desde las aulas de extensión universitaria, al Coro Averroes de la UCO y al Aula de Debate, entre otros. Y también tendremos nuevos proyectos como Música Urbe, Poesía para abrir grietas y una escuela de circo.

En materia de docencia, el I Plan de Igualdad apuesta por incluir asignaturas o materias específicas de igualdad en los Grados. ¿Cuáles podrían ser estas asignaturas, el perfil del profesorado que las impartirá, y en qué estudios se comenzará a actuar?

Lo ideal es que la perspectiva de igualdad esté presente y sea transversal a todas las disciplinas, aunque es cierto que carreras del ámbito de la educación, jurídico y de ciencias de la salud son tradicionalmente espacios más susceptibles de incorporar la perspectiva de género. Habrá que plantear qué asignaturas o materias específicas pueden incorporarse, pero ya están en nuestro objetivo, y pueden ser optativas, troncales, de 4, 6 ó 9 créditos, como cualquier otra asignatura; aunque también queremos que algunas sean de carácter obligatorio. Respecto al perfil del profesorado, serán docentes universitarios que hayan trabajado en estudios sobre igualdad y perspectiva de género, miembros de grupos de investigación que se dedican a estos temas, y donde en la propia UCO tenemos un ‘banquillo’ ideal, formado por los docentes de la Cátedra de Estudios de las Mujeres ‘Leonor de Guzmán’. Por otro lado, dentro del eje de este Plan dedicado a la docencia, vamos a impartir un curso al profesorado sobre cómo incorporar la perspectiva de género en las guías y materiales docentes, a principios del próximo año.

En el ámbito deportivo, ¿podría resumirse la nueva política de la UCO en la filosofía de más práctica deportiva saludable y menos eventos de puertas afuera?

Ambas cuestiones no son excluyentes. En materia de eventos no es que estemos cerrados a ellos, pero dependerán de la disponibilidad presupuestaria y de las posibles ofertas o proyectos que pudieran planteársenos. Siempre estaremos abiertos a proyectos interesantes y que tengan un retorno favorable para la universidad, retorno que no tiene por qué medirse sólo en términos económicos, sino que también puede interesarnos en cuanto a la proyección de la universidad que suponga o, por ejemplo, el fomento y la práctica deportiva entre los distintos colectivos de la universidad que lleve emparejado.

Además del programa deportivo habitual (Copa Campus, Trofeo Rector, etc.), ¿algún novedad a corto plazo?

Como novedades, y para fomentar hábitos saludables y también la práctica deportiva entre las chicas, hemos puesto en marcha los Viernes Activos de la UCO, que el 31 de octubre comenzaron con una jornada de danza urbana. Rosario Mérida participó activamente en la II Carrera Solidaria del Banco de Alimentos celebrada en octubre en Rabanales.

También pondremos en marcha rutas de senderismo urbano, de carácter cultural, en las que queremos implicar a nuestros alumnos extranjeros; y actividades de deporte solidario, vinculando la práctica deportiva a iniciativas solidarias, tales como apoyo a deportistas discapacitados.

Asimismo, organizaremos talleres y acciones para lo que hemos venido a llamar fortalecimiento de las actividades de vida saludables entre la comunidad universitaria.

¿Y qué cambios habrá en la política de precios?

Como he mencionado anteriormente, ahora estamos haciendo cálculos. En principio, y tras estudiar la viabilidad económica y el coste del servicio, queremos bajar los precios para los miembros de la comunidad universitaria en la medida de lo posible. En todo caso, el planteamiento es unificar todo el deporte universitario como un servicio cohesionado con un objetivo fundamental: estar al servicio de la universidad y del fomento de la práctica deportiva, para lo cual es necesario estudiar bien la viabilidad económica de este servicio.

Durante el pasado curso, algunos sindicatos de la UCO criticaron la “privatización” de Ucodeporte (empresa adscrita a la Corporación Empresarial de la UCO, encargada de la explotación y gestión del deporte universitario). ¿Qué diría como vicerrectora responsable ahora?

La UCO apostó en su día por externalizar este servicio, por cuestiones diversas que llevaron a que anteriores responsables tomaran esta decisión. A fecha de hoy, y a la espera del estudio de viabilidad económica, la hipótesis con la que trabajamos es que Ucodeporte sea la estructura que siga gestionado este servicio, formando parte de la Corporación Empresarial, pero siempre teniendo en cuenta que Ucodeporte es 100% de la UCO.

En el ámbito cultural, ¿en qué cantidad o porcentaje se traducirá el ajuste presupuestario que ha citado para iniciativas como el certamen Pilar Citoler?

Aún es pronto para hablar de cifras, que dependerán en último término de los presupuestos de la UCO para el próximo año que ahora se están confeccionado, pero será una reducción fuerte de la financiación. En ésta, como en otras actividades, intentaremos siempre optimizar recursos y no externalizar ninguna cuestión, valorando lo que cada iniciativa repercute para la universidad. Teniendo en cuenta la coyuntura actual, y además de la disponibilidad presupuestaria, en todos los proyectos vamos a ser austeros.

Y como en deporte, ¿qué novedades habrá en el ámbito cultural?

En el último Consejo de Gobierno de la UCO hemos aprobado el Plan de Cultura 2014-2015, que establece las directrices a seguir, aunque muchas de las iniciativas que se van a llevar a cabo no están expresamente mencionadas en este plan.

La vicerrectora durante la presentación del libro de los finalistas de Ucopoética 2014, en la Galería Carmen del Campo.

Entre los nuevos proyectos, vamos a poner en marcha Música Urbe, en el que vamos a potenciar la creación musical entre personas y grupos emergentes que tengan vinculación con la universidad.

Para ello, vamos a acondicionar distintos espacios de la UCO en desuso para que puedan ser utilizados como local de ensayo, con el compromiso de que estos autores o grupos celebren conciertos abiertos a toda la ciudad, de todo tipo de música, pero principalmente de corte más urbano, pop, rock, etc. En diciembre tenemos previsto inaugurar el primer espacio, en la Sala Medea del Colegio Mayor Séneca, y a partir de ahí iremos organizando un calendario de conciertos con los grupos que quieran ensayar aquí y participar. También tenemos en proyecto una escuela de circo, en colaboración con la Facultad de Ciencias de la Educación, enfocada inicialmente a estudiantes de Magisterio, donde se impartirán competencias de expresión dramática, expresión corporal y cómo incorporar el aspecto lúdico en la enseñanza. Por último, para el mes de abril, ‘Poesía para abrir grietas’, y otras iniciativas que queremos desarrollar, como la puesta en marcha de un ciclo de cine de perspectiva de género.

El último Consejo de Gobierno también aprobó la tradicional convocatoria de ayudas para la realización de actividades culturales, cuyo plazo concluye el 28 de noviembre. ¿Qué cuantía tienen estas ayudas, presupuesto total y quién puede solicitarlas?

En esta ocasión, hemos modificado parcialmente un apartado, en el sentido de que todas las Aulas de Proyección Universitaria dependientes de este Vicerrectorado, la mayor parte de las 14 existentes en la actualidad en la UCO, tendrán una dotación anual mínima fija para su mantenimiento, que se modificará cada año en función del presupuesto. La financiación del resto de aulas quedará condicionada a la calidad y cantidad de las actividades propuestas, valorando su aportación a la sociedad. Hay que recordar que el fin último de las Aulas de Proyección Universitaria es precisamente proyectar la universidad hacia la sociedad. Aún no podemos señalar qué cuantía tendrá esta cantidad fija para 2015, ni el presupuesto total de estas ayudas, pues como he explicado irá en función del presupuesto disponible. Respecto a quién puede solicitarlas, van dirigidas prioritariamente a estas aulas, pero también a las actividades que realizan los distintos consejos de estudiantes de las facultades de la UCO, así como otros proyectos que puedan presentar departamentos y distintos miembros de toda la universidad.

En el campo de la cooperación y solidaridad el pasado Consejo de Gobierno también aprobó el nuevo Plan Anual de Cooperación y Solidaridad 2014-2015. ¿En qué consistirá?

El nuevo Plan de Cooperación y Solidaridad se articula en torno a cinco ejes. En primer lugar, el de sensibilización y concienciación de la comunidad universitaria en temas como el consumo responsable, la economía social y el comercio justo. Otro eje será la formación, así como el fortalecimiento de las actuaciones de cooperación de la comunidad universitaria con países emergentes, con proyectos propios que puedan surgir desde la universidad o en colaboración con ONG’s. De igual manera, fortaleceremos las capacidades y habilidades de cooperación en la UCO. Y por último, educación para el desarrollo, en el que promoveremos estudios e investigaciones para generar un corpus de conocimiento en torno a estos temas. Plan para el que contamos también con las cátedras de Cooperación al Desarrollo y de Estudios sobre el Hambre y la Pobreza, y con la Unidad del Voluntariado de la UCO.

A nivel general, y en el marco de su macrovicerrectorado, ¿qué objetivos le gustaría alcanzar de aquí a final de curso?

Básicamente, que se cumpla el porcentaje lo más elevado posible de nuestros proyectos y compromisos, y que todos los colectivos de la comunidad universitaria, tanto estudiantes como profesores y personal de administración, se movilicen y se impliquen aún más en las distintas áreas. Actualmente, y aunque puede sorprender, el mayor índice de participación en cuestiones de igualdad se registra entre los estudiantes, aunque en deportes es donde se registra una mayor implicación y participación de toda la universidad, seguido de cerca por las cuestiones culturales. En el ámbito de la cooperación la participación es menor, pero sí que es verdad que los que se implican en estas cuestiones están muy comprometidos.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *