¿Se puede perder más peso tomando café antes de hacer deporte?

¿Se puede perder más peso tomando café antes de hacer deporte?


¿Has tomado alguna vez café antes de hacer deporte? Muchos deportistas acuden a esta bebida para potenciar la actividad física. Otros muchos lo hacen para incrementar la pérdida de peso… pero ¿es un mito o una realidad que la cafeína ayuda a la quema de grasa? Una vida saludable conlleva una buena alimentación, deporte y hábitos saludables en los que el café no siempre ha estado incluido. Pero eso puede cambiar.

Un grupo de científicos de la Universidad de Granada, pertenecientes al departamento de Fisiología, han demostrado que beber café (unos 3 mg/kg, el equivalente a un café bien cargado) media hora antes de realizar ejercicio aeróbico aumenta notablemente la quema de grasa. Además, si este ejercicio se realiza por la tarde, los efectos de la cafeína se notan más que si se hace por la mañana.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos de la UGR se plantearon averiguar si la cafeína, una de las sustancias ergogénicas más consumida en el mundo para mejorar el rendimiento deportivo, realmente incrementa la oxidación o “quema” de grasas durante el ejercicio. Y es que, a pesar de que su consumo en forma de suplementos es muy habitual, la fundamentación científica es escasa.

Café antes del deporte

Café y deporte

Los investigadores de la UGR que han realizado este trabajo, en el iMUDS (Instituto Mixto Universitario de Deporte y Salud)

Para llevar a cabo esta investigación, publicada en la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition, los investigadores estudiaron a un total de 15 hombres (de 32 años de edad media), que completaron una prueba de ejercicio cuatro veces en intervalos separados por siete días.

Tal y como señala Francisco José Amaro-Gahete, investigador del Departamento de Fisiología de la UGR, “está realmente extendido en la práctica hacer ejercicio en ayunas por la mañana para incrementar la oxidación de grasas. Sin embargo, esta recomendación podría está carente de base científica, porque no sabemos si este aumento se produce por hacer ejercicio en horario de mañana o por el hecho per se de estar en ayunas durante un prolongado periodo de tiempo”.

Para dar respuesta a esta duda, los investigadores plantearon un estudio por el cual los sujetos ingirieron 3 mg/kg de cafeína o un placebo a las 8 de la mañana y a las 5 de la tarde (cada sujeto completó las pruebas en las cuatro condiciones en un orden aleatorio). Se estandarizaron estrictamente las condiciones previas a cada prueba de ejercicio (horas de ayuno, realización de ejercicio físico o consumo de sustancias estimulantes), y se calculó, en respuesta a la misma, la oxidación de grasas durante el ejercicio.

Los resultados obtenidos, como explica Francisco José Amaro-Gahete “pusieron de manifiesto que la ingestión aguda de cafeína 30 minutos antes de realizar una prueba de ejercicio aeróbico aumentó la máxima oxidación de grasas durante el ejercicio independientemente de la hora del día”. Además, se confirmó la existencia de una variación diurna en la oxidación de grasas durante el ejercicio, siendo los valores más altos por la tarde que por la mañana a igualdad de horas de ayuno.

Estos resultados también muestran que la cafeína aumenta la oxidación de las grasas durante el ejercicio por la mañana de forma similar a lo observado sin ingesta de cafeína por la tarde. En resumen, los hallazgos de este estudio sugieren que la combinación de la ingesta aguda de cafeína y ejercicio aeróbico realizado a intensidad moderada por la tarde proporciona el mejor escenario para las personas que buscan aumentar la oxidación de grasas durante el ejercicio físico.


Compartir