Comillas descubre la ciencia escondida en los coches

Comillas descubre la ciencia escondida en los coches


La universidad jesuita sigue en la senda de fomentar la investigación y sus investigadores, esta vez con el foco puesto en la seguridad vial y la importancia del cinturón de seguridad

La ciencia debe ser uno de los ejes básico de una universidad española que aspira a ser internacional y tener presencia destaca en los rankings. La Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras sirve, entre otras cosas, para que las universidades muestren su potencial investigador. Y eso ocurrió en la Universidad Pontificia Comillas, que eligió la seguridad en los automóviles para acercar la ciencia al público.

Seguridad y ciencia

Detrás de la seguridad en los automóviles hay mucha ciencia escondida en los materiales, en los cinturones de seguridad y en las pruebas de choque. Eso fue lo que los investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (Comillas ICAI) mostraron en la X edición de La Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras de la Universidad Pontificia Comillas, que contó con la presencia de Eduardo Sicilia, Consejero de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, y de José de la Sota Ríus, coordinador general de la Fundación Madri+d. Decenas de participantes fueron testigos de cómo funcionan los dummies en los crash tests, la importancia de los nuevos materiales o cómo el cinturón de seguridad puede salvarnos la vida en caso de vuelco.

“Hemos acercado al público la realidad de la investigación sobre la prevención de las lesiones y las colisiones de tráfico. Las lesiones y muertes en tráfico son predecibles y por tanto prevenibles, y lo hemos demostrado”, ha asegurado Francisco López Valdés, profesor en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontificia Comillas (Comillas ICAI) y autor de un estudio a nivel europeo sobre la ciencia detrás del cinturón de seguridad. Por su parte, Nuria Martínez, de la Unidad de Cultura Científica de Comillas y coordinadora del evento, ha agradecido “la labor que desarrolla la comunidad científica de la universidad, por su compromiso de investigar por y para la sociedad, y por su papel para despertar vocaciones científicas entre el público más joven”. Para ello, se han organizado varios talleres en los que se han presentado algunas de las herramientas utilizadas en el diseño de vehículos más seguros, como los famosos crash test dummies, los métodos de simulación por ordenador, los simuladores de impacto, un simulador de vuelco del RACC

Los investigadores de Comillas ICAI subrayaron la importancia del uso de muñecos (dummies) para mejorar la seguridad de los vehículos. Para Alberto Carnicero, profesor de Ingeniería Mecánica de Comillas ICAI e investigador del Instituto de Investigación Tecnológica (IIT) de Comillas ICAI, “una de las características más importantes de un dummy es su biofidelidad: mismas medidas antropométricas y mismo comportamiento dinámico que las personas a las que sustituyen en los ensayos de impacto, con la ventaja de tener sensores que ofrecen información sobre posibles lesiones internas que ayudan a diseñar vehículos que nos permitan movernos de forma segura”.

Estas investigaciones están muy relacionadas con la de los materiales, que preservan la seguridad del conductor y los pasajeros. “La investigación en el campo de los materiales se centra en desarrollar “supermateriales” más ligeros, resistentes, baratos y biodegradables o reciclables, es decir, más ecológicos”, ha dicho Eva Paz, investigadora del IIT. “La investigación en materiales nos llevará a vehículos fabricados con materiales como fibras de vidrio y de carbono , y empezarán a ser cada vez más populares vehículos fabricados con fibras naturales, más baratas y más ecológicas. Quién sabe si en un futuro no iremos montados en un coche hecho de fibras de banana, coco o lino”, predice Paz.

Divulgación de la ciencia y la investigación

El objetivo de Comillas ICAI fue divulgar con rigor y calidad sobre la necesidad de que haya científicos y científicas que mejoren la seguridad vial, y de que los mensajes sobre la seguridad tengan base científica, abandonando opiniones y mitos, y avanzando en políticas basadas en evidencia científica. “El papel de la divulgación es esencial para conseguir esto último”, según los investigadores.

En el caso particular de la ciencia en España, los investigadores de Comillas ICAI echan de menos más compromiso del sector empresarial con la investigación. “Creo que tenemos grandes equipos científicos en nuestro país y parece que hay una reticencia en nuestras empresas a participar conjuntamente en proyectos de innovación que serían beneficiosos para ambos”, asegura López Valdés. En este sentido, también es importante el impulso de la Unión Europea para fomentar este tipo de colaboraciones.


Compartir