Siete claves para el registro de menores de 25 años


Nos congratula que ya estando de vacaciones, sigamos interactuando por las redes, que a razón de las imágenes que nos envían, una tumbona o una colchoneta no está siendo impedimento para que se acuerden de nosotros. Hoy trataremos un asunto que en gran medida ha pasado un poco desapercibido, y en todo caso, ha suscitado algunas dudas sobre todo por su desconocimiento. Hablemos del recién creado registro único para menores de 25 años.

Se trata de un programa financiado por la UE y diseñado exclusivamente para reducir el desempleo en aquellos jóvenes menores de 25 años que ni estudian ni trabajan.

¿Para qué sirve? ¿En qué me puede beneficiar? Sinteticemos sus características:

1. Es imprescindible registrarse telemáticamente.
2. Es necesario tener entre 16 y 25 años.
3. No haber desempeñado un empleo en los 30 días anteriores.
4. Tampoco haber estado formándose en los anteriores 90 días así como cualquier otra acción educativa.
5. Se confía en que, una vez registrado, se recibirá, al menos, una oferta de empleo antes de los primeros cuatro meses. Es importante pararnos aquí, puesto que no se excluye que esta oferta laboral pueda sustituirse por una oferta de empleo en prácticas o formativa.

Y el empresario que me contrate ¿de qué se beneficia?

6. Recibirá 300 €/mes durante 6 meses si la contratación es indefinida, cantidad que será reducida si el nuevo contrato es a tiempo parcial.
7. Si la empresa cuenta con menos de 250 trabajadores y se realiza un contrato de formación o aprendizaje, se ahorrará el 100% de las cotizaciones.

En definitiva, es un registro donde las empresas serán las encargadas de elegir entre miles de candidatos, filtrados por sus cualidades, capacidades y formación, por lo que también serán ellas quienes, al interesarse por un joven registrado, se pongan en contacto directo con él. Podrán obtener más información en http://www.empleo.gob.es/index.htm .

Disfruten y descansen sin descuidar sus metas a la vuelta de las vacaciones. Como dice el refrán, agua viene y toalla va, pero el verano pasará.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *