¿Son tus técnicas de estudio las adecuadas para mejorar tu productividad?

¿Son tus técnicas de estudio las adecuadas para mejorar tu productividad?


“¿Cuántas veces has tratado de estudiar “en bruto”, sin planificar el estudio?” El profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Pedro Luís Nieto del Rincón, presenta hoy, 15 de enero, el curso de ‘Técnicas de estudio en el aula’, que conforma el Winter University. Esta es una iniciativa de la USP, que ofrece diversos cursos en este mes para todo el alumnado de diferentes facultades y proporciona consejos para mejorar las técnicas de estudio

Para comenzar, la primera recomendación se basa en personalizar y adecuar nuestra forma de estudiar a nuestra manera de pensar, consiguiendo un mejor rendimiento a la hora de afrontar los exámenes. Normalmente, puede que el estudiante dedique su esfuerzo en estudiar y no obtenga los resultados esperados de esas horas de trabajo.

Es muy habitual el sentimiento de necesidad de más tiempo para asumir todos los contenidos debido a la no planificación de las horas dedicadas, por consiguiente, provoca un cansancio durante el estudio. 

Aplica estos consejos a tus técnicas de estudio

A continuación, el profesor Nieto ofrece los siguientes consejos fraccionados en dos partes. Previamente, consejos para la toma de apuntes en clase, aspecto primordial que, posteriormente, facilitará el momento de estudio.

En la toma de apuntes:

  • Siéntate cerca del profesor y llega a tiempo a clase.
  • Ten los apuntes en orden y al día.
  • Apunta sólo lo imprescindible, lo que olvidarías si no lo apuntas.
  • Toma apuntes legibles para ti. Puedes usar abreviaturas.
  • Realiza un dibujo sencillo para el resumen de conceptos. 
  • Deja espacios en blanco para incluir tus comentarios o explicaciones del profesor.
  • Complementa los apuntes.
  • Da coherencia visual a tus apuntes.
  • Escucha, entiende y traduce a tu propio estilo de lenguaje.
  • Anota tus propios comentarios y opiniones.
  • Utiliza esquemas.

 A la hora de estudiar:

  • Crea inercia atencional.
  • Evita distracciones durante el estudio.
  • Mantén un nivel de alerta adecuado.
  • Es fundamental crear una rutina.
  • Usa reglas mnemotécnicas.
  • Lo primero de todo es entender lo que estudias.
  • Utiliza también en el estudio esquemas.
  • Estudia los temas y las asignaturas cada día en un orden distinto
  • La memoria tiene capacidad ilimitada.
  • Recuerda que la memoria está muy ligada al contexto.
  • Es preferible por la tarde, antes de dormir, para que el sueño nos ayude a consolidar lo estudiado.
  • La forma física: Aliméntate bien, duerme bien, haz deporte y descansa cada poco tiempo. Un cuerpo sano memoriza mejor.

Compartir