¿Cuánto cuesta un pasaje a la luna?

¿Cuánto cuesta un pasaje a la luna?


El turismo es aparte de un placer un sector económico que cada año mueve millones de euros. Hacer turismo y visitar diferentes países es la actividad más esperada del año para todos, pero aunque las opciones son casi ilimitadas cada vez son más los que miran al cielo en busca de nuevos lugares que visitar.

La Costa del Sol ha sido el lugar escogido para debatir las nuevas fronteras del turismo, el turismo espacial y el subacuático. Organizado por Les Roches Global Hospitality Education – Marbella, la ciudad malagueña acoge el evento SUTUS (Space & Underwater Tourism Universal Summit). Con el apoyo institucional de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (EXTENDA), el Ayuntamiento de Marbella y diversas instituciones de ámbito regional, este encuentro ha servido para acercar a los profesionales del turismo a las nuevas fronteras, desde una perspectiva que se aleja de la utopía para acercar lo que hace unos años parecía imposible.

Así lo señalaba Carlos Díez de la Lastra, director de Les Roches Marbella, quien exponía como “hace 18 meses debatimos la idea de crear un evento para debatir cuáles son las nuevas fronteras del turismo en el mundo, y gracias al interés y el trabajo conjunto hoy estamos aquí”. Con este evento Marbella y la Costa del Sol al completo se posicionan como origen del estudio del sector turístico internacional, jugando un papel prioritario en el emprendimiento español, pues en palabras de Díez de la Lastra “tenemos la obligación de empujar y liderar el nuevo turismo”.

Un pasaje para pocos bolsillos

Dentro de la primera jornada del encuentro SUTUS, que continúa durante hoy martes en las instalaciones de Les Roches Marbella, se presentó el estado actual del turismo espacial y subacuático.

SUTUS: un evento para conocer el turismo espacial y subacuático

Toni Gannon durante su ponencia

En la primera charla, a cargo de Adolfo Favieres, embajador del Consejo de viajes y turismo mundial, se hizo un repaso de los datos económicos que supone la actividad turística para el PIB mundial y la generación de empleo. Dentro de las opciones habituales de turismo se generan cada año 1/5 de los nuevos empleos, siendo una vertiente a tener en cuenta por las administraciones gubernamentales. Con vistas al futuro Favieres expuso la necesidad de contemplar los retos del turismo, donde las prioridades se enmarcan en generar mayor seguridad y facilitación de los viajes, gestionar las posibles crisis y luchar por un desarrollo sostenible.

Del turismo más cercano saltamos al turismo del futuro. Con un impulso enérgico Toni Gannon, vicepresidente de investigación y desarrollo del Space Florida expuso las características que permitirán en un futuro cada vez más cercano viajar a al espacio o hasta la Luna por placer. El principal escollo de reutilización de los cohetes espaciales se ha superado gracias a las investigaciones que posicionan al turismo espacial como una opción viable. Ejemplo de estas actividades se llevan a cabo por Blue Origins, empresa que ya está enviando turistas al espacio.

De número y gastos habló el tercer y último ponente de la tarde, Sam Scimemi, director de la estación internacional de la NASA. “La estación se abre al turismo” y lo hace por un precio que no está al al avance de muchos… todavía. El problema no sería el precio de la noche, que rondaría unos 35000 dólares, sino el transporte hacia la estación espacial. Así, por el módico precio de unos 80 millones de dólares los interesados en ver el planeta Tierra al completo pueden reservar una de las plazas que cada año se van a proyectar. ¿Qué hay que hacer para ser un turista espacial? Scimemi adelantó los requisitos, que aparte de los económico incluyen una serie de condiciones físicas y acuerdos que se deben llevar a cabo, todos ellos especificados en la web de la NASA. 

El evento SUTUS de turismo espacial y subacuático continúa durante la jornada de hoy martes con nuevas ponencias a cargo de los principales directivos de centros de astrofísica, académicos y del sector turístico. Este evento pretende ser el primero de una serie de encuentros anuales que analicen el futuro del turismo tanto en su vertiente espacial como subacuática.


Compartir