‘Tapones para una vida’ logra casi 200.000 euros desde que se unió UDIMA


Ayudar a niños con enfermedades graves o discapacidad y cuyo tratamiento no cubre la seguridad social y, también, preservar el medio ambiente es el objetivo de ‘Tapones para una vida’. Es una campaña de Fundación Seur y en la que participa UDIMA con la HERGAR.


La Universidad a Distancia de Madrid colabora desde enero de este año 2013 con la Fundación Seur en la campaña ‘Tapones para una vida’. Lo hace a través de su fundación HERGAR. Desde que UDIMA se anexionara al proyecto para colaborar con la causa hasta noviembre, se han recaudado unos 171.892 euros, a partir del reciclado de los tapones solidarios. Con este dinero se ha podido ayudar a unos 29 niños residentes en España que presentaban necesidades.

En total, desde la puesta en marcha de esta iniciativa, se han recaudado nada menos que 535.075 euros, con los que se ha podido ayudar a más de 50 beneficiarios, todos ellos menores de edad.

¿Cómo puedo colaborar?
Simplemente reciclando los tapones de plástico de botellas que no utilizas y vas a tirar a la basura. Con estos, contribuyes a no sólo al cuidado del medio ambiente, sino también y lo más importante la traducción económica de todo ese plástico generado se invierte en ayudas necesarias para otros, bien sea para tratamientos de enfermedades graves o discapacidad, o bien para material ortopédico que muchos niños requieren con carácter de urgencia, y cuyo desembolso no lo cubre la Seguridad Social.

Para que se hagan una idea de la importancia de dicha causa, como anécdota, la cantidad de tapones generada, gracias a la aportación de todos, es de 2.234 toneladas, lo que significa más de mil millones de unidades de tapones, que ocuparían los metros cúbicos de 7 piscinas olímpicas y que abarcarían 33.518 kilómetros si los colocásemos uno detrás de otro. Además, en virtud de este procedimiento, 220.243 árboles, capaces de poblar 27 campos de fútbol, se han librado de las casi 1.500 toneladas de CO2 que absorberían en el transcurso de un año, si no fuera por esta doble labor del reciclado.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *