Conocemos cómo será la residencia de la UAH en pleno corazón de la ciudad


La Universidad, como ocurriera hace quinientos años, volverá a cambiar a Alcalá de Henares. La UAH abrirá a partir del curso 2017/2018 una residencia de estudiantes en pleno corazón del centro histórico de una las ciudades más bellas y con más historia de nuestro país. Lo hará con el nombre de Lope de Vega, después de que haya sido elegido conjuntamente por la Universidad de Alcalá y The Student Housing Company España (empresa encargada de su construcción y explotación), en homenaje a uno de los mayores literatos del Siglo de Oro español, que como otros muchos personajes ilustres – Francisco de Quevedo, Tirso de Molina, Ignacio de Loyola, Antonio de Nebrija- estudió en la Universidad Cisneriana.

Más allá de una residencia

Un proyecto que cambiará también la vida de la ciudad, sus habitantes y, a buen seguro, revitalizará los comercios de la zona. “Creemos que la puesta en marcha de la residencia Lope de Vega será enormemente beneficiosa para todas las partes. Primeramente, para los estudiantes, que vivirán en un entorno privilegiado: el centro histórico de la ciudad de Alcalá de Henares, declarado por la Unesco junto con la Universidad ‘Patrimonio de la Humanidad’. Nuestro objetivo es que en la residencia se desarrollen actividades deportivas y culturales como teatro, exposiciones, competiciones deportivas o conciertos. Lo que sin duda contribuirá también a dinamizar la vida universitaria y la de la ciudad de Alcalá de Henaresl”, corrobora Santiago Fernández, vicerrector de Coordinación y Comunicación de la UAH.

404 habitaciones

Residencia Lope de Vega UAH

Las obras de remodelación del inmueble comenzaron en febrero de 2016 y terminarán este verano, aunque el piso piloto puede ser visitado desde principios de 2017, coincidiendo con el año en el que la Universidad de Alcalá conmemora el V Centenario de la muerte de su fundador, el Cardenal Cisneros. La residencia está ubicada en el antiguo edificio del Cuartel de Lepanto, un inmueble que, como parte del casco histórico de la ciudad de Alcalá de Henares y junto con la Universidad, fue declarado en 1998 ‘Patrimonio de la Humanidad’ por la Unesco. Comprende una superficie total de más de 12.000 metros cuadrados y contará con 404 habitaciones (algunas de ellas, adaptadas a personas con discapacidad) distribuidas en tres plantas. En su construcción y explotación tanto la UAH como The Student Housing Company España han querido primar la calidad de los servicios e instalaciones, el respeto al medio ambiente, la gestión sostenible y la proyección internacional.

Sostenibilidad

Una idea, como recalca Santiago Fernández en Aula Magna, “en línea con el compromiso de la UAH con la sostenibilidad medioambiental, un área en la que se ha convertido en referente entre las universidades españolas, la construcción y explotación de la residencia se hará de manera sostenible y eficiente, y la empresa que va a gestionarla deberá consensuar sus políticas energéticas con la Universidad de Alcalá. Además, se ha comprometido a que la Residencia tenga una clasificación de eficiencia energética alta. Al igual que ocurre con otros edificios de la UAH, la residencia dispondrá de sistemas de iluminación y climatización eficientes y de sistemas ofimáticos que permitan reducir los ‘consumos fantasma’ que se generan cuando los aparatos eléctricos no están funcionando pero sí enchufados”.
En palabras del director de The Student Housing Company España, Christopher Holloway, “queremos que la Residencia Universitaria Lope de Vega se convierta en la residencia de estudiantes de referencia del centro de la ciudad, manteniendo y potenciando el lema de Alcalá de Henares como ‘Ciudad del Saber’. Buscamos que los estudiantes vivan en un ambiente multicultural de convivencia y estudio adecuado”. Por su parte, el gerente de la UAH, Rubén Garrido, destaca que “la Residencia Universitaria Lope de Vega, se gestionará con una clara vocación internacional, en línea con las políticas estratégicas de la Universidad de Alcalá, contribuirá sin duda a revitalizar en centro histórico de Alcalá de Henares al igual que en su día lo hizo el CRAI (Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación)”. El objetivo de la residencia Lope de Vega es “buscar atraer a estudiantes de todo el mundo y por tanto, promocionar la Universidad de Alcalá y la ciudad de Alcalá de Henares a nivel internacional”, finaliza Santiago Fernández, vicerrector de Coordinación y Comunicación de la Universidad de Alcalá.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *