La UAM leerá un manifiesto de repulsa por los hechos del 19 de octubre


Desde la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid se ha emitido un comunicado de repulsa a los hechos acontecidos el pasado miércoles 19 de octubre, cuando un grupo de estudiantes irrumpió en el centro para evitar la celebración de una conferencia en la que participaban el expresidente del gobierno, Felipe González y el presidente del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián. 

Las muestras de reprobación ante el acontecimiento se han multiplicado en los últimos días, mostrando su rechazo tanto los colectivos universitarios como los políticos y referentes mediáticos. Como muestra de su posicionamiento, un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma leerá hoy martes 25 de octubre un manifiesto de repulsa en las puertas de la Facultad de Derecho a las 13:30 horas. El escrito ha sido respaldado por más de un millar de firmas de la comunidad universitaria de la UAM y en su lectura estarán presentes diferentes autoridades académicas, entre ellas la decana del centro donde sucedieron los hechos, Yolanda Valdeolivas.

Desde la Facultad de Derecho, se ha hecho llegar el siguiente comunicado a los medios:

En relación con los acontecimientos acaecidos el pasado miércoles 19 de octubre en la Facultad de Derecho de la UAM, esta Facultad desea expresar su más contundente y firme repulsa y reprobación de la actitud violenta y antidemocrática que exhibió un grupo de personas encapuchadas y/o con la cara cubierta con caretas que, con coacción, impidió por la fuerza la celebración de un acto académico programado por nuestra Facultad.

El acto previsto para esa mañana, con D. Felipe González y D. Juan Luis Cebrián para debatir sobre el futuro de España y Europa, bajo el título “El futuro ya no es lo que era”, se enmarcaba en unas jornadas sobre “Sociedad Civil y Cambio Global” organizadas por la Facultad de Derecho de la UAM en colaboración con el diario “El País”, cuya duración se prolongó tres días en sesiones de mañana y tarde y que reconocía a los estudiantes inscritos adquirir créditos académicos convalidables en sus titulaciones. En formato de conversación y posterior coloquio con los asistentes, el ciclo pretendía dar voz a destacados representantes de esa sociedad civil para poner en común reflexiones, diagnósticos y propuestas sobre el cambio global que nos reta, desde su reconocida experiencia como agentes activos o pasivos de ese cambio, moderados siempre por un periodista e introducidos por un profesor de la Facultad.

El ciclo, de carácter netamente académico, daba la palabra a ponentes de todo tipo, que representaban posiciones diversas, controvertidas y aun opuestas, como deseábamos, desde el punto de vista político, social, económico, de creencias y valores… Para ello, se contaba con ponentes de varias confesiones religiosas, ONGs, políticos de signo diverso, representantes públicos, líderes sindicales y empresariales y otros varios que, trasexpresar sus opiniones, podían ser interpelados con comentarios y preguntas por un público asistente formado e interesado en escuchar y participar activamente mediante el diálogo y la libre expresión de pensamiento e ideas.

Lamentablemente, como es notoriamente conocido, aquella sesión se frustró, con gran decepción e indignación pacífica de la mayoría de la comunidad universitaria (como evidencia el Manifiesto firmado por más de un millar de estudiantes, profesores y PAS de nuestra Facultad del que se dará lectura pública el próximo 26 de octubre), por una minoría que exhibió formas contrarias a los principios democráticos y universitarios de pluralismo, diálogo, tolerancia, respeto y expresión libre y crítica de pensamiento. Utilizando expresiones verbales rayanas en lo delictivo, exhibiendo pancartas con reivindicaciones, cuando menos, fuera de contexto, y empleando la fuerza física, todo ello desde un anonimato cobarde, obligaron a suspender el acto e impidieron a la mayoría escuchar a los invitados y asentir o disentir libremente de su postura, negándose los violentos a hacer valer sus posiciones mediante el uso civilizado de la palabra que la Facultad les ofreció dentro y fuera del Aula Magna Francisco Tomás y Valiente, espacio que resume en su propio nombre los mejores y más profundos valores que defiende la institución universitaria.

La Facultad de Derecho de la UAM condena y reprueba esos actos y expresa con toda firmeza su persistente convicción y compromiso en la defensa de los principios democráticos y valores que la universidad practica como propios, manifestando su inquebrantable voluntad de no plegarse a actitudes contrarias a ellos que atentan contra nuestra normalidad académica y nuestra contribución como agentes críticos y de transformación social para la mejora de una sociedad libre y democrática. Para ello, utilizaremos, en esta y en cuantas ocasiones sea necesario, los medios legítimos y conformes a Derecho que procedan para garantizar la expresión libre, crítica y pacífica del pensamiento que practicamos y estamos comprometidos en preservar.

Por su parte, otro grupo de estudiantes de la UAM han manifestado su descontento ante las acusaciones de violencia y de atacar la libertad de expresión en un vídeo firmado por “Movimiento estudiantil”. Al final del vídeo, las personas que en él participan se presentan como “los estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid, quienes venimos todos los días a este campus”


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *