La UCA participa en un estudio mundial sobre los efectos del confinamiento en la salud mental

La UCA participa en un estudio mundial sobre los efectos del confinamiento en la salud mental


El investigador Javier Álvarez-Gálvez, de la Universidad de Cádiz, participa en un estudio internacional que ha estimado que el confinamiento domiciliario ha afectado a la salud mental del 10% de la población mundial. El propósito de este trabajo ha sido determinar los efectos sobre la salud mental que han provocado los meses de confinamiento, teniendo en cuenta indicadores tales como el país, los factores sociodemográficos, las características del encierro, los factores sociales o los psicológicos. Para ello, se llevaron a cabo encuestas a 9.565 personas de 78 países y en 18 idiomas distintos.

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia forzó a gobiernos de todo el mundo a aplicar medidas restrictivas como el confinamiento domiciliario, con el fin de limitar las relaciones sociales y contener la propagación del virus. No obstante, pese a que este aislamiento social no afectó de la misma manera a todas las personas, los investigadores responsables de este estudio señalan que “repercutió sobre la salud mental de buena parte de la población, en tanto que ha supuesto un cambio drástico en la rutina diaria”.

Los resultados de la investigación reflejan que el confinamiento ha tenido un impacto negativo sobre la salud mental en aproximadamente el 10% de la población global. Sin embargo, también se desprende de este estudio que “alrededor del 50% de los participantes ha mostrado una salud mental moderada durante el encierro”. Es interesante indicar que “la pérdida de ingresos financieros o la falta de acceso a suministros básicos, se han situado como dos factores determinantes en la salud mental de las personas en esta situación”. Por el contrario, “el hecho de contar con apoyo social, un nivel de educación superior o la capacidad de resiliencia para adaptarse a las nuevas circunstancias son valores que han influido positivamente en la salud mental”, como aseveran los autores de este estudio.

Confinamiento y salud mental: Resultados por países

En general, los 78 países analizados revelaron resultados similares. No obstante, los investigadores encontraron algunas diferencias. Por ejemplo, “Estados Unidos mostró más síntomas depresivos, mientras que Turquía presenta más estrés que otros países e Italia o Hong Kong manifiestan un bienestar más bajo”. Como dato destacable, “en los participantes de Portugal, Austria, Alemania o Suiza se observaron conclusiones más favorables”.

En este sentido los expertos abogan por “la importancia de mantener la atención sobre la salud mental de las personas”. De esta manera, las iniciativas de salud pública deben enfocarse a personas sin apoyo social, y a aquellos cuya situación económica haya empeorado como consecuencia del confinamiento, subrayan los expertos al respecto. El grupo de investigación está formado, además de por Javier Álvarez Gálvez, del departamento de Biomedicina, Biotecnología y Salud Pública de la Universidad de Cádiz, por un total de 36 investigadores procedentes de universidades de Suiza, Chipre, Letonia, Italia, Turquía, Hong Kong, Colombia, Irlanda, Austria, Rumanía, Portugal, Francia, España, Hungría, Polonia, Finlandia, Montenegro, Eslovenia, Canadá y Estados Unidos.


Compartir