La UGR promoverá una internacionalización que irá más allá de la mera movilidad

La UGR promoverá una internacionalización que irá más allá de la mera movilidad


El pasado martes 31 de enero tuvo lugar la V Sesión Ordinaria del Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada. Un encuentro, que tuvo lugar en la Sala de Convalecientes del Hospital Real, que fue presidido por Pilar Aranda, rectora de la UGR, y en el que entre otros temas se aprobaron la Estrategia de Internacionalización, la Política Lingüística, el Plan Propio de Internacionalización, el Plan Propio de Cooperación al Desarrollo y también la Normativa sobre Propiedad Industrial e Intelectual de la institución granadina.

Consejo Internacionalización 2En lo que respecta a la Estrategia de Internacionalización, la UGR pretende ir más allá de las acciones relacionadas con la movilidad, permitiendo así “una verdadera internacionalización, entendida como un proceso transversal que afecta a todos los actores institucionales y a cada una de sus actividades; aprendizaje, investigación y servicios”, relataba la institución. Así, esta estrategia fomentará la preparación y el desarrollo del estudiantado de la UGR para que pueda competir con un mejor instrumento formativo y también posibilitará la adaptación continua del PDI y PAS, facilitándoles la labor de especialización e internacionalización.

Algunos de los objetivos generales de esta estrategia son sensibilizar a la comunidad universitaria en relación a los retos y beneficios de la internacionalización; fomentar un proceso participativo y transversal; incorporar la política lingüística integral; fomentar la movilidad de estudiantes, PDI y PAS; mejorar la calidad de la movilidad en aspectos académicos y administrativos, y la internacionalización del currículo y del proceso de enseñanza, entre otros.

Por otro lado, la Política Lingüística de la UGR, que también fue aprobada, constituye “un eje fundamental de la estrategia de internacionalización” con el que “se dará respuesta a los retos que se derivan de ella”  y se caracteriza por ser “integral y transversal, ya que debe afectar y redundar positivamente en la docencia, la investigación y los servicios, en el estudiantado y el personal, tanto docente e investigador como de administración y servicios”, explicaban.  Así, se basa ante todo en dos pilares complementarios, la promoción de la lengua española y el aprendizaje y uso de lenguas extranjeras, y también la importancia estratégica del plurilingüismo en el proceso de internacionalización promoviendo las competencias en lenguas extranjeras y el conocimiento de otras culturas por parte de toda la comunidad universitaria.

Para ello se realizarán diversas acciones en planes anuales o plurianuales de actuación entre las que destacan, la constitución de un Consejo de Política Lingüística que asesore y vele por el cumplimiento de esta política; el fomento del buen uso de la lengua española; el fomento de la adquisición de competencia en lenguas extranjeras a través del Centro de Lenguas Modernas (CLM); la gratuidad del examen B1-B2 del CLM; acogida de instituciones culturales extranjeras en la UGR; acreditación de competencia en lengua española para estudiantado, PDI y PAS entrante en programas de movilidad; fomento de la docencia en lenguas extranjeras; puesta a disposición de un repositorio terminológico de la institución en lengua española e inglesa; facilitar servicios de traducción y revisión a la comunidad investigadora, y la ampliación de la información institucional en lenguas extranjeras, entre otras medidas.

Durante el Consejo también se aprobó el Plan Propio de Internacionalización, considerado por la institución como “un importante instrumento financiero” de la estrategia anteriormente mencionada, que ha sido dotado con un presupuesto de 830.000 € y cuyo objetivo es el fortalecimiento de su política internacional, promoviendo y desarrollando de forma sostenible la dimensión internacional del estudio, la docencia, la investigación y la gestión de la institución y de los servicios ofrecidos, así como también la participación de la UGR en todas aquellas iniciativas que puedan favorecer su dimensión internacional.

Un plan que se articula en base a 8 programas, entre los que destacan; apoyo a la movilidad internacional de estudiantes mediante ayudas y bolsas de viaje; estancias formativas breves internacionales; movilidad internacional de profesorado con fines docentes o de formación lingüística; movilidad internacional del PAS con fines formativos; premios a la excelencia en la internacionalización de estudiantes, y apoyo a nuevas iniciativas de internacionalización, entre otras.

Nueva Normativa sobre Propiedad Industrial e Intelectual

Por otro lado, la universidad granadina también dio el visto bueno a su nueva Normativa sobre Propiedad Industrial e Intelectual, que tiene en cuenta los cambios normativos introducidos en los últimos años en la propiedad industrial e intelectual asociada a la labor investigadora y que como principales aspectos regulará la titularidad, gestión, protección y transferencia de la propiedad intelectual o industrial derivada de los resultados de investigación generados en el seno de la UGR y ofrecerá seguridad jurídica sobre la gestión, protección y transferencia del conocimiento generado.

Además, será de aplicación a todo el personal de la UGR que genere o participe en resultados de investigación y regulará derechos asociados a estos resultados como patentes y modelos de utilidad, marcas y signos distintivos; obras intelectuales de aplicación industrial, empresarial o profesional como proyectos y planos, entre otras; derechos de propiedad intelectual o industrial derivados de los resultados de investigación para los que no se solicite protección registral, y finalmente regulará la distribución de los beneficios obtenidos por la explotación de resultados de investigación, marcas y nombres de dominio, así como la eventual cesión de derechos desde la UGR a inventores o autores. Para mediar en conflictos relacionados con la aplicación de esta normativa se formará una Comisión especial.

Otros puntos claves del Consejo

Otro de los puntos claves de la pasada sesión de Consejo de Gobierno fueron la aprobación del Plan Propio de Cooperación al Desarrollo que pretende “sensibilizar a la comunidad universitaria” en esta materia y que se articula en un conjunto de programas, entre los que destacan el fomento del voluntariado en proyectos de cooperación al desarrollo y la concesión de becas y ayudas para que estudiantes llevan a cabo actividades conducentes a la realización del prácticum, del trabajo fin de máster o del trabajo fin de grado en el ámbito del desarrollo y la cooperación.

Además, también se dará el premio Federico Mayor Zaragoza a la cooperación universitaria y se pondrá en marcha el programa de becas y ayudas para realizar estancias en la UGR que “presta especial atención a las difíciles situaciones por las que atraviesan tanto universitarios procedentes de países en situación de emergencia como refugiados y demandantes de asilo”, relataban.

Finalmente, también se presentó el Informe Anual de la Inspección de Servicios en el que destaca que durante el pasado curso solo se realizaron 132 acciones extraordinarias, es decir, desarrolladas por mandato de la Rectora de la Universidad de Granada. De ellas, solo 14 casos concluyeron en la incoación de un expediente disciplinario. Un dato que supone una reducción con respecto al informe del año anterior.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *