La UGR premiada en los Premios Ingenio 2016 por su Campus Tecnológico de Chicas


El ingenio y las iniciativas diferentes y originales tienen premio, concretamente los Premios Ingenio 2016, que otorga anualmente en el marco del Foro Telecos Andalucía, el Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos de Telecomunicación, quienes este año han considerado galardonar a la Universidad de Granada con el distintivo de ‘Mejor Proyecto Asociativo’ por el Campus Tecnológico UGR de Chicas. Un proyecto, que se coordina desde la Oficina de Software libre de la Universidad de Granada, en el que han participado diferentes unidades de la Universidad, como la Unidad de Igualdad del Vicerrectorado de Igualdad, Inclusión y Responsabilidad Social; la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Informática y de Telecomunicación, y el Campus de Excelencia  Internacional CEI Bio Tic, y que ha contado este año con su 3ª edición. Nuria Rico, coordinadora de la iniciativa en el acto de recogida del premio

El premio, recogido el pasado 11 de noviembre por Nuria Rico, subdirectora de la Oficina de Software Libre de la UGR y coordinadora del proyecto, supone un reconocimiento por acercar el mundo de la ingeniería a las estudiantes preuniversitarias y concienciar del potencial femenino en el área de la informática. Una iniciativa que surgió en 2013 tras comprobar durante años sucesivos que el porcentaje de mujeres estudiantes en titulaciones como ingeniería Informática se había visto reducido a cifras muy bajas, “la Oficina de Software Libre ideó un programa para fomentar las vocaciones científicas, matemáticas, tecnológicas y de ingeniería en las escolares, se presentó a una convocatoria de Google, la aprobó y financió la primera edición del Campus en verano de 2014. Después hemos continuado porque la experiencia de las participantes ha sido muy positiva y ellas mismas nos lo han pedido”, aseguraba Rico.

Entre los principales objetivos que pretendían conseguir con este evento, Nuria destaca “fomentar las vocaciones científicas y por la ingeniería en las escolares, haciendo que se enfrenten a un reto tecnológico y poniendo a su alcance todas las herramientas necesarias para que puedan llevarlo a cabo. Se trata de que su percepción sobre sus capacidades en tecnología sea mayor a la que tenían antes y sobre todo de despertar su ilusión por enfrentarse a proyectos de tipo tecnológico, y afianzar su autoconfianza”, expresaba la coordinadora del espacio, que además está especialmente dirigido a chicas de tercer y cuarto curso de E.S.O, que han elegido un itinerario científico y tecnológico con asignaturas como matemáticas o física, para así aumentar el número de alumnas en carreras de estos ámbitos, en los que la presencia femenina es del 30% en el mejor de los casos.

El Campus Tecnológico UGR de Chicas ha consistido desde su primera edición en un espacio en el que las distintas participantes reciben clases básicas de programación y electrónica, abordan la puesta en marcha de un proyecto tecnológico a su elección mediante grupos supervisados por un equipo de monitoras que les ayudan, y también participan en una jornada en la que se lleva a cabo la presentación de trabajos que abordan distintos problemas y las distintas soluciones que se les pueden dar con el objetivo de fomentar su participación. La última sesión del curso suele estar destinada a la presentación de los proyectos en los que han trabajado las alumnas. Durante el encuentro se desarrollaron clases básicas de programación (Ser Ingeniera)

El evento se lleva a cabo durante dos semanas en junio y julio y se desarrolla en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Informática y de Telecomunicación, por lo que además las chicas que participan tienen la oportunidad de “relacionarse con profesionales del ámbito TI, conociendo el funcionamiento de la Escuela e integrándose con los estudiantes de la misma”, expresaba Rico. No obstante, el hecho de que se desarrolle en verano no implica que el trabajo empiece en dicho periodo, puesto que según la coordinadora “es un proceso que lleva varios meses. Desde diciembre hasta junio se buscan patrocinadores, espacios, materiales, se plantea el proyecto docente, etc”.

El Campus cuenta con buenas valoraciones por parte de las chicas participantes,  que ven de forma “positiva”  la oportunidad para “conocer otras chicas interesadas en las TI” y “trabajar en proyectos de forma conjunta”, algo que ha podido motivar que se haya incrementado la asistencia, “en los últimos años hemos recibido muchas más solicitudes de participación que plazas disponibles, lo que indica la alta demanda que tiene esta actividad”, aseguraba la coordinadora del proyecto. No obstante, en estos tres años también ha habido algunas críticas negativas para el evento “por ser exclusivamente para mujeres”, algo que en palabras de Rico estaría totalmente justificado, “creemos que esta actividad debe dirigirse solamente a chicas porque para ellas es más difícil encontrar compañeras con sus mismas inquietudes. Si hiciéramos el campus mixto estaría repleto de chicos y por tanto el objetivo que perseguimos sería inalcanzable”, expresaba, añadiendo posteriormente que “estamos satisfechos de nuestra labor porque aunque parezca paradójico, luchamos para que en el futuro no sea necesario tener que hacer este campus solo para chicas”. Nuria Rico, subdirectora de la Oficina de Software Libre de la UGR con el premio recibido

Rico habla de un problema “real”, con el que hay que acabar, “las chicas rechazan masivamente dirigir su carrera profesional hacia estas ramas”, declaraba, mientras contaba que “hay más iniciativas a nivel nacional e internacional para incrementar la presencia de mujeres en las TI porque la sociedad no puede ni debe permitirse eliminar al 50% de la población en un área tan importante”. Un problema para el que además hay que conocer “el por qué”, ya que a pesar de que hay muchos estudios que apuntan a la baja autoestima, la falta de referentes femeninos en estos ámbitos y los estereotipos asociados a las profesiones TI, no hay aún un claro desencadenante. Una cuestión que “hay que solucionar” y que “no se puede ignorar”, porque “es necesario que las mujeres tengamos herramientas y ayudas que nos faciliten el acceso al desarrollo profesional en este sector que es el que más empleo va a generar durante los próximos años y porque tenemos que tomar posición en todos los ámbitos, ser visibles y desarrollar el futuro junto con los hombres”, espetaba Rico.

Quizá por todo ello es que ha sido premiado en los Premios Ingenios 2016, un reconocimiento que “ha sido una grata sorpresa” para los organizadores, que no esperaban, ya que no se habían presentado a ninguna convocatoria, sino que el propio Colegio de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación de Andalucía fue quien les propuso, pero que les ha llenado de “ilusión, alegría y satisfacción” para preparar la siguiente edición, aseguraba la coordinadora del Campus, añadiendo que el hecho de que durante el Campus se utiliza software libre ha podido ser una de las bazas que haya inclinado la balanza hacia su favor en los premios, “aseguramos que en un futuro van a poder continuar su formación y sus ideas en cualquier lugar”, decía.

Una iniciativa “gratificante y enriquecedora” para su coordinadora, a la que le permite “observar y contactar con la realidad y dificultades de las chicas participantes a la hora de abordar sus proyectos”, y que en breve comenzará a preparar su 4ª edición, que se celebrará en 2017, junto a otras actividades en las que trabaja la Oficina como el proyecto PIIILSA, para introducir la ciencia y la investigación en los institutos andaluces, el Campus Infantil de Software Libre o el programa ‘Imagina, descubre, crea. Despierta tu lado tecnológico’, con el que llevan la tecnología a los escolares, dando especialmente protagonismo de nuevo a esa figura femenina tan poco valorada, pero que existe en este mundo en el que la ciencia, la ingeniería y la tecnología son pilares fundamentales y la mujer en ellos también. Alumnas del Campus trabajando en uno de los proyectos propuestos (Ser Ingeniera)


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *