UGR y Junta unidos en la exhumación de la fosa de Víznar

UGR y Junta unidos en la exhumación de la fosa de Víznar



La Universidad de Granada y la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía han suscrito un convenio específico para el desarrollo de actuaciones de recuperación de la memoria democrática en la provincia de Granada. El presente convenio incluye una financiación de 150.000 euros de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática.

Firmado por la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo Fernández y la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, tiene por objeto la colaboración de ambas instituciones en los trabajos de exhumación de fosas con víctimas de la guerra civil y la posguerra en la provincia de Granada, con prioridad en la fosa de Víznar.

En la presentación, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha enmarcado este acuerdo dentro del “firme compromiso de la institución con la memoria democrática”. “Resulta fundamental conocer la peor cara de nuestra historia para no volver a repetirla”, ha subrayado la rectora.

El secretario de Estado de Memoria Democrática del Gobierno de España, Fernando Martínez López, ha incidido en que debe ser el Estado el que asuma el liderazgo de las exhumaciones. “Es un deber moral honrar a las víctimas y sus familias, ya que sin memoria no hay concordia”, ha destacado.

El comisionado para la Concordia de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Arroyo Navarro, ha hecho mención a los avances que este tipo de convenios aportan a la investigación. “Seguir en esta línea nos ayuda a colaborar con el estudiantado y a adquirir software específico junto a las universidades para optimizar las exhumaciones y los estudios”, ha remarcado.

El profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, Francisco Carrión Méndez, ha puesto el foco en los trabajos que se van a realizar durante los próximos meses en Víznar. “Nos vamos a centrar en el Barranco de Víznar con el firme objetivo de localizar al mayor número de víctimas posible”, ha manifestado.

Por su parte, el alcalde de Víznar, Joaquín Caballero Alfonso, ha agradecido “el apoyo de todas las instituciones a un convenio fundamental para la recuperación de la memoria democrática”.

De acuerdo con las investigaciones históricas realizadas y documentadas, quedan aún por exhumar fosas de la Guerra Civil y la posguerra en 13 municipios de la provincia de Granada. Entre ellas, se encuentran las fosas del Barranco de Víznar que pueden albergar en torno a 400 víctimas.

La Universidad de Granada desarrollará los trabajos de exhumación e individualización de los cuerpos que pudieran hallarse, el estudio antropológico de los restos recuperados y los trabajos vinculados a la identificación genética, contando para ello, con la infraestructura y los medios técnicos, materiales y humanos que este tipo de actuación requiere.

Durante los años 2013 y 2014 la Junta de Andalucía inició los trabajos de indagación, localización y delimitación de las fosas comunes de Víznar, mediante una metodología geoarqueológica con sondeos puntuales que obtuvieron resultados positivos.

En el año 2019 se realizó por parte del Instituto Universitario de Investigación de Geofísica de la Universidad de Granada una exploración geofísica mediante tomografía eléctrica en la zona 2 del Barranco de Víznar. Los resultados de esta tomografía eléctrica determinaron la presencia de una fosa excavada sobre el suelo original que, por sus características, podría albergar más de 40 individuos.

En el año de 2021, la Universidad de Granada ha llevado a cabo nuevos trabajos de localización, excavación y exhumación de fosas en el Barranco de Víznar. Dichos trabajos han sido financiados al amparo de la Resolución del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, de 10 de diciembre de 2020, por la que se conceden subvenciones en régimen de concurrencia competitiva destinadas a actividades relacionadas con la recuperación de la memoria democrática y las víctimas de la guerra civil y de la dictadura en la convocatoria 2020 y del Real Decreto 887/2020, de 6 de octubre, por el que se regula la concesión directa de una subvención a la Federación Española de Municipios y Provincias para actuaciones relacionadas con la memoria democrática. Han podido localizarse un total de 14 fosas. Se exhumaron los restos de dos de ellas, las de menor tamaño, y se recuperaron un total de 8 cuerpos, quedando por exhumar un total de 12 fosas debido a la falta de recursos económicos.

El Protocolo de actuación en relación con el desarrollo de los trabajos de exhumación incluye:

  1. La exhumación e individualización de los cuerpos que pudieran hallarse. De forma paralela esta fase vendrá acompañada de la realización de las tareas de topografía, fotografía y diseño gráfico, realización de la planimetría que recoja todo el desarrollo de la intervención, movimientos de tierra de todos los hallazgos documentados en su contexto. De la misma forma se garantizará, en cumplimiento de la normativa específica sobre exhumaciones en Andalucía, la acometida de todas las medidas de seguridad dirigidas a evitar el deterioro o expolio de los restos localizados o en proceso de exhumación y estudio antropológico.
  2. El estudio antropológico de los restos recuperados con el fin de determinar el sexo, la edad, y llevar a cabo mediciones de huesos largos para dar altura en vida, completar fichas de inventario para señalar la ausencia o no de algún resto óseo, fichas odontológicas (si lo permite el estado de conservación) y reflejar patologías o anomalías muy evidentes.
  3. Los trabajos vinculados a la identificación genética, donde se recoja la compilación de información de los familiares que puedan asociarse a cada una de las víctimas, la toma de muestras de restos óseos humanos correspondientes a éstas, como las que se obtengan, a través de hisopos bucales y analíticas de sangre, a los familiares, y para su posterior depósito en el Banco de Datos de ADN creado al amparo del Convenio de Colaboración específico entre la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada para la creación de un Banco de datos de ADN de restos de víctimas de la guerra civil y la posguerra hallados en fosas de la Comunidad Autónoma Andaluza y de muestras de familiares de dichas víctimas.

Compartir