Cristobal Romero anuncia su dimisión del CARUH por los ataques recibidos


El delegado del Consejo de Alumnos de la Universidad de Huelva (CARUH), Cristobal Romero ha hecho llegar un comunicado a los medios para establecer ante la comunidad educativa onubenses los hechos relacionados con la sustracción de la sede del CARUH de 2.419’52 euros y anunciar su dimisión del cargo tras los ataques recibidos a su persona en diversas redes sociales y con carteles por el campus donde se le responsabiliza del robo.

En un amplio escrito, el todavía delegado ha mostrado la relación de los hechos que han derivado en su renuncia. Tal y como informa Cristobal Romero en su declaración, el comienzo de las críticas se remonta a la desaparición de una cantidad de dinero de las dependencias del CARUH. Así, el dinero procedía de la Fiesta Solidaria celebrada en la Universidad de Huelva el pasado mes de noviembre. Con el objetivo de recaudar fondos para el Programa Matrícula, el Consejo de Alumnos organizó un evento donde se recaudó una caja de 6.202,86 euros. Dicha cantidad se contabilizó a puerta cerrada pero bajo la presencia de toda la anterior delegación así como miembros de la comunidad universitaria que pidieron estar presentes. Como en anteriores ocasiones el dinero se guardó en la sede, comunicándose tras las Jornadas de Puertas Abiertas, a finales de enero, que no se había hecho el ingreso y que la cantidad continuaba en las dependencias del CARUH.

Con el cambio de delegación, pues Cristóbal Romero tomó posesión de su cargo a principios de enero, se produciría un vacío de responsabilidad sobre el dinero, causa que el delegado ha querido justificar con su escrito. Con la información de que el dinero seguía en la sede, la responsabilidad de ese ingreso pasaba a Romero quien expone que “tras finalizar el recuento de las monedas comprobamos que a la cantidad que se había recaudado le faltaban unos treinta y cuatro euros. De esto nos dimos cuenta tras contar en persona las monedas metidas en los blísteres y sumando a esas cantidades las inscritas en los sobres cerrados del resto de dinero. Atribuyéndolo a un mal conteo o a un traspapeleo de esa cantidad, aportamos cuarenta euros de otras recaudaciones que, hasta el año pasado, gestionaba el CARUH (dinero recaudado de venta de sudaderas y pulseras)”. Una vez resulto este primer percance, Romero señala que se dirigieron al banco la mañana del 24 de febrero para realizar el ingreso. Allí, siempre según la versión de Romero, “entregamos las monedas y abrimos los sobres de billetes para que los encargados hicieran un recuento (delante de nosotros) y proceder al ingreso para el Programa Matrícula. Fue en ese mismo momento en el que vimos que el dinero a ingresar ascendía a 3783.34 euros, por lo que faltaba la cantidad de 2419.52 (para llegar a los 6202.86€ contados el año anterior)”.

Con la negativa por parte del delegado anterior, Daniel Eugenio Rodríguez, de que el dinero pudiera estar en otro lugar, se procedió a denunciar los hechos a la Policía Nacional, convocando Pleno Extraordinario para informar y resolver el asunto. Aún existiendo este debate, las redes sociales atacaron a la Delegación culpabilizando del robo, suceso que ha finalizado con la dimisión de Cristobal Romero como delegado junto al anuncio de que “emprenderé acciones legales contra todas aquellas personas y colectivos que han manchado mi honor y mi honestidad”. En concreto, en su comunicado expresa su desencanto por los carteles acusando al CARUH de ladrones aparecidos en Huelva la mañana del 8 de marzo, así como los vídeos en youtube y diversas redes.

 Enlace al comunicado completo de Cristobal Romero. 

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *