UHU y Aqualia facilitarán el acceso al agua potable a un poblado de Senegal

UHU y Aqualia facilitarán el acceso al agua potable a un poblado de Senegal


Aqualia, compañía que gestiona los Servicios Municipales de Agua de diversas localidades onubenses, y la Universidad de Huelva han firmado un convenio de mecenazgo por el que la empresa donará el importe necesario para la obra de perforación de un pozo profundo de agua potable en el poblado senegalés de Nandoumary, en la región de Kedougou. Localización donde la Dirección de Cooperación Internacional de la UHU lleva trabajando desde hace 8 años para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

La rectora de la institución onubense, Mª Antonia Peña, y la directora de la Delegación de Aqualia en Huelva, Rocío Santiago, han rubricado este acuerdo en un evento celebrado en la sala de Grados de la Facultad de Derecho. Así, durante su intervención, la rectora ha señalado que “desde 2017, en el que creamos, por primera vez, una Dirección de Cooperación Internacional, hemos procurado que una parte de nuestros recursos propios se sumara a las subvenciones conseguidas en el exterior para emprender una línea consistente de compromiso y cooperación al desarrollo, basada en la acción directa y también en la formación de profesionales y concienciación de la ciudadanía y de la comunidad universitaria”.

Además, Peña ha remarcado que “este compromiso es una expresión más de nuestro alineamiento con los ODS y con la Agenda 2030 y de nuestro convencimiento de que la colaboración institucional, la solidaridad entre los pueblos y la transferencia de conocimiento son instrumentos imprescindibles para conseguir una sociedad más justa en un planeta preservado”.

Por su parte, Rocío Santiago se ha referido a que “los españoles somos privilegiados a ojos de los habitantes de Nandoumary: el Derecho Humano al Agua está plenamente garantizado en nuestro país, pues la tenemos a menos de 1.000 metros de distancia, como establece la ONU, pagando por ella solo el 0’9% de los ingresos de la familia y teniéndola en cantidad suficiente para consumir de media 133 litros por habitante y día”. En el poblado senegalés solo disfrutan de cuatro meses de lluvia y el resto del año sufren graves sequías y temperaturas tan elevadas que hacen que los pozos construidos hasta ahora se sequen.

Facilitar el acceso a agua potable

Este nuevo pozo que se va a construir gracias a este acuerdo tendrá más de 40 metros de profundidad y contará con un sistema de impulsión alimentado con energía solar para posibilitar que sus habitantes obtengan agua potable de él durante todo el año. De esta manera, se evitarán enfermedades sobrevenidas por la falta de higiene y la deshidratación, y que mujeres y niños sin escolarizar tengan que andar 3 km para conseguir agua. Sus habitantes podrán cultivar la tierra para obtener alimento con el que tener una dieta más variada y mejorar su salud, les permitirá realizar labores domésticas como el lavado de tejidos o envases, o fabricar materiales de construcción como el adobe y el cemento con los que mejorar la calidad de sus viviendas.

Además del apoyo económico, Aqualia aportará su larga experiencia como empresa especializada en la gestión del agua para asesorar a la Dirección de Cooperación Internacional de la Universidad de Huelva y los profesionales locales en cuanto a materiales, métodos y soluciones técnicas para una exitosa construcción del pozo en Nandoumary.

Este convenio se enmarca dentro de la política de responsabilidad social corporativa de Aqualia y en especial de su implicación con la Agenda 2030 de Naciones Unidas. La empresa asume su compromiso de contribuir con su actividad al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en especial el referido al acceso a agua limpia y saneamiento (ODS6), del que este proyecto es un claro ejemplo. En palabras de Rocío Santiago “estos son los proyectos que desde Aqualia nos enorgullece poner como ejemplo de los frutos de la colaboración público-privada, aquellos que hacen del mundo un lugar mejor”.


Compartir