El pabellón de deportes Príncipe de Asturias recibe la distinción de Zona Cardioasegurada


La Universidad de Huelva ya cuenta con una nueva distinción en el ámbito de la sanidad y los primeros auxilios. Concretamente, el pabellón de deportes “Príncipe de Asturias” fue distinguido como Zona Cardioasegurada por la Junta de Andalucía a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). Asunción Castro Cabello, enfermera del pabellón deportivo, nos enseña el desfibrilador

Dicha distinción continúa la tendencia, promovida por la propia Junta de Andalucía, de dotar de desfibriladores diferentes espacios fuera del ámbito exclusivamente sanitario, ya que son los lugares donde ocurren la mayoría de los casos de parada cardiorrespiratoria.

Aunque el pabellón de deportes ya estaba equipada con estos materiales desde 2011, la concesión de este distintivo conlleva la realización de un curso de formación integral acreditado en reanimación cardiopulmonar básica y uso de desfibrilador externo semiautomático por parte de todo el personal que trabaja en las instalaciones deportivas, pudiendo garantizar el buen uso de los instrumentos aunque no esté presente la enfermera correspondiente. Dicha formación, que se ha llevado a cabo en los últimos meses por la propia EPES con monitores reconocidos por el Consejo Europeo de Resucitación, se trata de un curso sobre respiración cardiopulmonar: todas las maniobras básicas de resucitación, cómo se hace la respiración asistida, cuáles son los síntomas que se presentan cuando una persona tiene problemas cardiopulmonares y el uso del desfibrilador.

Según Asunción Castro, enfermera del servicio de actividades deportivas del pabellón Príncipe de Asturias, “ para mantener la distinción de Zona Cardioasegurada, EPES obliga a los miembros que conforman el personal de servicio del pabellón a renovar la formación cada tres años, aunque nosotros de forma individualizada solemos, además, llevar a cabo pruebas anuales para asegurarnos de que todos recuerdan su funcionamiento”. La recepción del pabellón de deportes, ubicación idónea del desfibrilador

Según la misma normativa, el desfibrilador está instalado en un lugar visible, de fácil acceso y lo más equidistante posible a todos los puntos del pabellón. Igualmente, debe estar cerrado sin llave, con las instrucciones pertinentes pegadas en la caja y con parches tanto para adultos como para niños, en caso de que existiera algún problema en los distintos cursos de verano para niños que se llevan a cabo en la universidad. La ubicación escogida para el mismo no es otra que la propia conserjería del pabellón. Así, como afirma Manuel J. Martín, director técnico del pabellón, “con ello conseguimos que en tres minutos dentro de toda nuestra instalación podamos intervenir en cualquier accidente que tenga un usuario”.

De este modo la Onubense consigue la primera de las distinciones en este campo, una iniciativa que, en palabras del propio Martín, “ya que en deportes hemos conseguido ser Zona Cardioasegurada, sería interesante que progresivamente el campus fuera dotándose de estas medidas”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *