Un análisis de sangre para detectar la metástasis


Investigadores del Centro de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo) han dado a conocer la patente de un sistema que permitirá identificar las células causantes de la metástasis del cáncer mediante un análisis de sangre. Estos científicos de la Universidad de Granada y el Servicio Andaluz de Salud dan de este modo un paso adelante para el diseño de compuestos enfocados a la lucha contra el cáncer y el diseño de tratamientos personalizados contra él.

Así lo ha explicado uno de los miembros de este grupo, Juan José Díaz Mochón, a Aula Magna: “Trabajamos con unos marcadores que están en unas células responsables de las metástasis y nos permiten ver de una forma muy precisa estas células que están circulando en la sangre”. El método se basa en una tecnología “que se puede trasladar de forma inmediata” pese a que son procesos a realizar en laboratorios avanzados como el de Genyo. “Estamos trabajando con inversores y gente interesada para hacer un desarrollo que permita la incorporación en cualquier tipo de laboratorio”, ha anunciado Díaz Mochón.

El director Científico de GENYO e investigador principal del Grupo de Biopsia Líquida y Metástasis que ha patentado esta investigación, José Antonio Lorente, destacó durante la presentación de la patente, el pasado jueves, la relevancia de controlar el proceso de metástasis del cáncer, ya que es responsable de “más del 80% de las muertes por esta enfermedad. “Conocer cómo se produce exactamente este mecanismo resulta fundamental para poder diseñar nuevos fármacos que sean eficaces”, detalló el catedrático de la UGR.

Juan José Díaz Mochón y María José Serrano Fernández explicaron que los nuevos marcadores patentados “permiten identificar por primera vez todas las subpoblaciones existentes de Células Tumorales Circulantes (CTCs), que son las responsables de la metástasis al desplazarse a través de la sangre y el sistema linfático para colonizar así órganos distantes al tumor original”.

Los científicos de Genyo, centro situado en el Parque Tecnológico de la Salud, han llevado a cabo “la radiografía más exhaustiva lograda hasta la fecha de estas CTCs”, según un comunicado emitido por la UGR. Esto permite diagnosticar y pronosticar los tumores “con un simple análisis de sangre y permitirá”. Otra de sus aplicaciones es el seguimiento “en tiempo real” de los tratamientos una vez extirpado el tumor primario para vigilar la aparición de la metástasis.

Los autores de esta investigación, entre los que se encuentran también los oncólogos José Luis García Puche y José Expósito Hernández, afirmaron que “en la actualidad existen pocos estudios que analicen ese auténtico ‘valle de la muerte’, que va desde el tumor primario hasta que las CTCs provocan la metástasis en otro órgano distinto. Por ello, es necesario profundizar en cómo se comportan estas células tumorales, y establecer dianas terapéuticas frente a ellas”.

Las pruebas personalizadas, como la que permite esta patente, hacen posible acceder a información biológica del tumor en pacientes “donde no es posible realizar una biopsia sólida, como es el caso de los pacientes de cáncer de pulmón metastásico”, y aportan “información complementaria y extremadamente necesaria a las biopsias sólidas, puesto que permiten determinar si, a lo largo del tiempo, las dianas terapéuticas identificadas en el tumor biopsiado se siguen manteniendo”, reza la nota emitida por la UGR.

“La incorporación de estos test a la práctica clínica es una necesidad ineludible, que no sólo permitirá el establecimiento de métodos más personalizados para el paciente, sino que también implicará un menor gasto sanitario, al poder identificar de forma precoz la respuesta desarrollada por los pacientes, evitando sobretratamientos y la toxicidad que acompaña a estas terapias”

“Esta información es esencial, porque el cáncer no es una enfermedad estable: las células tumorales son capaces de cambiar sus características genéticas a lo largo del proceso tumoral”, señaló José Antonio Lorente durante la presentación. La importancia de las biopsias liquidas radica en la propia naturaleza de la enfermedad, que implica cambios genéticos en las células tumorales, que a su vez les permiten escapar a la acción tanto del sistema inmunológico como a la acción de los tratamientos administrados.


Compartir
Comentarios

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *