15.2 C
Málaga
25 abril, 2024
Nacional

Un equipo de investigación de la UAM da un paso más en la lucha contra el cáncer

La Revista especializada en medicina Oncologene ha publicado recientemente un trabajo del grupo de investigación dirigido por Ignacio Palmero, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (CSIC-Universidad Autónoma de Madrid), que ha consistido en la identificación de un nuevo regulador de senescencia celular que podría conectar este proceso con tumorogénesis y organogénesis. El trabajo, cuya primera autora es Isabel Adrados, ha sido realizado en colaboración con laboratorios del Departamento de Bioquímica de la UAM-IIB y del Imperial College de Londres.

La senescencia celular es un estado en que las células limitan su proliferación en respuesta al estrés o de forma programada. Se describió inicialmente hace más de medio siglo, pero en los últimos años la investigación en el campo ha experimentado un gran avance que ha puesto de manifiesto el papel clave de este proceso en muy diversas situaciones, desde patologías como cáncer o fibrosis, hasta el desarrollo embrionario.

La activación de senescencia provoca, en primera lugar, que la célula deje de dividirse y eventualmente puede llevar a su eliminación mediada por el sistema inmune.

Actualmente los investigadores saben que el equilibrio celular, en una gran variedad de situaciones fisiológicas y patológicas, depende en gran medida del correcto funcionamiento de la senescencia celular. Errores en este equilibrio, por exceso o por defecto, pueden tener consecuencias dramáticas, como malformaciones durante el desarrollo o la formación de tumores.
Mediante el análisis de genes que se expresan de forma diferencial en células senescentes, estos investigadores identificaron una proteína denominada SIX1.

SIX1 era conocida por su importancia en desarrollo y en cáncer y juega un papel clave en la formación de diversos órganos durante el desarrollo embrionario. Su inactivación en ratones da lugar a defectos en riñón, los músculos o el oído mientras que en humanos, su mutación está asociada al síndrome Branquio-Oto-Renal, una enfermedad rara caracterizada también por importantes defectos en oído y riñones.

A través del análisis de SIX1 en senescencia, el estudio ha permitido también detectar la expresión coordinada de un gran número de genes relacionados con diferenciación celular durante senescencia.

Estos resultados plantean la interesante posibilidad de que la implementación de senescencia esté relacionada con el balance entre pluripotencia (capacidad de generar diversos tipos celulares) y diferenciación, esencial para la homeostasis o equilibrio de los tejidos, y abren la puerta para futuros estudios sobre la conexión entre senescencia y plasticidad celular.

Aunque aún hay obviamente cuestiones abiertas, este trabajo representa un importante avance para conocer mejor el intrincado mecanismo de regulación de senescencia y abre nuevas vías para investigar la conexión de senescencia con otros procesos biológicos tanto en situaciones fisiológicas como patologías.


Compartir

Otras noticias de interés

La Escuela Politécnica Superior, primer centro de la UAH en obtener la Acreditación Institucional

Alexis Ojeda

Arde Bogotá, Varry Brava o Delaporte darán voz a los 25 años de la URJC

Vicente Antonio Roca

En TAI, el Arte es un Grado

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies