Un estudio señala la relación entre las horas de sol y la llegada de la primavera biológica

Un estudio señala la relación entre las horas de sol y la llegada de la primavera biológica


¿La primavera llega cuando hace más sol o con las lluvias? la discusión entorno al comienzo de la primavera biológica puede parecer algo básico, pero su relevancia supone un tema clave a la hora de aplicarlo al estudio de multitud de variantes agrónomas o al estudio del cambio climático.

Así, expertos de la Universidad de Sevilla, en colaboración con otros expertos de las universidades de Southampton y Lancaster de Reino Unido,  han publicado un estudio en el que determinan que el inicio del aumento del verdor de la vegetación (equivalente al comienzo de la primavera) en África está ligado directamente a la cantidad de horas de sol al día. Según este hallazgo, sería el ‘fotoperiodo’ el que controla este proceso y no la llegada de las primeras lluvias, como se creía hasta ahora. Este trabajo ha sido publicado en Communications Biology, una nueva revista del grupo Nature.

El incremento de la vegetación está impulsado por factores ambientales como el fotoperiodo, las precipitaciones, la temperatura, la insolación y la disponibilidad de nutrientes. Sin embargo, en África existe una ambigüedad acerca de cuáles son estos elementos claves que impulsan el crecimiento de la vegetación, lo que puede generar incertidumbre a la hora de realizar una predicción del impacto del calentamiento global en los ecosistemas terrestres y su representación en modelos dinámicos de vegetación.

Utilizando datos obtenidos por satélites, investigadores de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla han realizado un análisis sistemático de la relación entre la fenología de la vegetación (es decir, la fecha en la que se producen los cambios de estaciones) y factores ambientales. El estudio en diferentes regiones de África reveló que no es uno, sino una combinación de factores ambientales, lo que influye en el inicio y final de la temporada de crecimiento de la vegetación. Aunque el factor más importante sería el número de horas de sol.

Tal y como señala Víctor F. Rodríguez, profesor de la Hispalense, “para mejorar nuestras predicciones de los impactos del cambio climático, el papel del fotoperiodo debería incorporarse en el modelado de la vegetación, el clima y los ecosistemas. Además, es necesario definir claramente las respuestas de la vegetación a las interacciones entre una señal de horas de luz constante y la variación interanual en otros factores, especialmente en un clima cambiante”.


Compartir