Una final digna de una Copa del Rey, el Madrid se proclama campeón ante un gran Barcelona


Ya llegó el gran día, tras tres maravillosas jornadas llenas de diversión, de aficiones y sobre todo de baloncesto, la esperada final arrancaba a las seis de la tarde sin saber qué pasaría y quién sería el ganador. El Real Madrid se proclamó campeón de la Copa del Rey de Baloncesto ante un gran FC Barcelona que no le puso las cosas fáciles.

Muchos pensaban que el Real Madrid ganaría de calle el ansiado trofeo, pero nada más lejos de la realidad. Los de Pablo Laso sufrieron para convertirse en ganadores, porque se enfrentaron a un Barcelona que puso los pies firmes sobre la pista para defender su trofeo.

El encuentro comenzó igualado y así fue hasta la última décima de segundo. Xavi Pascual supo plantarle cara controlando la velocidad y el juego interior, incomodando cada vez más a los merengues. Pero Rudy y el montenegrino Mirotic no iban a dejar de pasar una oportunidad como esa, quedando 17-16 al final del primer cuarto, con una canasta de Oleson.

El Barcelona tenía bien atado a los pesos fuertes del Madrid, Sada tapaba al ‘Chacho‘ y Oleson  a Carroll, y por su parte Ante Tomic cogía el timón del partido. Al descanso, el electrónico marcaba 42-38 y los de Pablo Laso no encontraban el camino.

Aunque ya sabemos que ocurre con el Real Madrid, es un equipo fuerte y con mucho talento y por su puesto no iban a dejar que todo acabara ahí. Rudy anotó ocho puntos, ocho puntos clave que hicieron que el encuentro girara por completo.

Marcelinho Huertas demostró todo su potencial, enchufando todo lo que tiraba, 15 puntos en total para acabar el partido. Pero Draper anotó cinco puntos esenciales para que los merengues se fueran de 1 punto, 59-60, un marcador que no dejaba de igualarse.

Mientras tanto, los aficionados de uno y otro equipo no dejaban de gritar y de animar, con la tensión latente en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena a rebosar y con los nervios a flor de piel, comenzó el último y decisivo cuarto.

Se trataba de una final soñada, una final igualada, un ‘partidazo‘ de los que se recuerdan en la historia del baloncesto, de esos que cuando acaban sigues hablando de ello, una final digna de una Copa del Rey. Y es que, todos los participantes son igual de importantes, pero la rivalidad que hay entre el FC Barcelona y el Real Madrid le da ese toque de emoción que hace que no puedas dejar de mirar el partido.

Último Cuarto
Nada estaba seguro, la suerte recaería de uno lado o de otro, pero nadie era capaz de saberlo. No había una clara ventaja ni para uno ni para otro. En el minuto 38, Mirotic anotó un tripe que dejaba al Real Madrid a 6 puntos por encima de los de Xavi Pascual 64-71,  una ventaja que parecía que iba a terminar así.

Pero el Barça siguió luchando para darle la vuelta al partido a falta de 8 segundos para el final del encuentro. Oleson hizo un 2+1 que tuvo al público en vilo. Todo parecía indicar que estaba todo listo, pero Sergio Rodriguez condujo el balón a la desesperada y en un pase a un solitario Llull, resolvió el encuentro. La canasta catapultó al FC Barcelona, que tuvo que luchar un palmeo en la última décima de segundo, no entró y el Real Madrid se convirtió en el Campeón de la Copa del Rey de Baloncesto Málaga 2014.

Una final inolvidable. Inolvidable por la entrega de una ciudad, por la organización, por los 8 equipos presentes y sobre todo por sus aficiones, por una final soñada que se recordará por muchos años y porque el baloncesto cada vez más nos demuestra por qué atrae a tanta gente en el mundo entero, y como bien dijo el gran Pepu Hernández en la celebración del mundial, esto es BA-LON-CES-TO.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *