“Una idea es solo el 5% de un producto, el 95% restante es la acción”


Desde la cuarta planta del edificio Link by UMA Tech- Rayo Verde los jóvenes emprendedores comienzan su andadura por el mundo de las iniciativas empresariales. Las nuevas tendencias de coworking unidos a las facilidades que desde los centros de formación se llevan a cabo para promocionar el emprendimiento universitario  ha servido a muchos jóvenes para dar el salto a crear su propio producto y desarrollarlo por sí mismos. Es en el salón de comunitario del Rayo Verde donde EDOWI, el proyecto de los malagueños Daniel Arribere y Daniel Casares, toma forma como empresa.


Licenciados en Ingeniería Industrial por la Universidad de Málaga ambos jóvenes comprendieron que la actual realidad laboral no daba las mismas opciones de futuro para su gremio, por lo que tras debatir sobre su idea decidieron que la llevarían a cabo. En palabras de Daniel Casares, CEO de EDOWI, “una idea es solo el 5% de un producto, el 95% restante es la acción”. Esta premisa les llevó a formalizar sus proyectos y buscar la manera de llevarlos a cabo, pues como subraya Daniel Arribere, CCO de la empresa, “la verdadera dificultad es llevar a la práctica una idea”. La creatividad es la seña de estos dos malagueños, quienes no se dejaron amedrentar por un sistema dirigido y buscaron “salirse del camino para emprender”.

El concepto en el que desarrolla EDOWI (palabra que corresponde al acrónimo “Engineering Domotic Wireless”) se basa en el conocido como “internet de las cosas”, el cual, tal y como explica Daniel Arribere, busca aportar conexión a “cosas que no sean teléfonos móviles, dando la posibilidad de que todo lo que hay en tu entorno esté conectado entre sí”. El proyecto se centra en términos de seguridad, en concreto en la posibilidad de ofrecer a los usuarios la certeza de saber si han cerrado correctamente las puertas de sus domicilios. La inseguridad de una puerta cerrada es una constante que a más de uno le ha devuelto sobre sus pasos para comprobar algo que, en la mayoría de las veces, se había hecho de forma automática. Esta realidad sirvió para encender la idea que ha movido a estos dos jóvenes a emprender su propia iniciativa. A través de un producto unido a una aplicación móvil, EDOWI permite asegurar al usuario si ha cerrado o no una puerta o una ventana. Este tipo de aplicaciones ya se conocen en el mercado, por lo que la iniciativa de EDOWI plantea un paso más a través de una mayor usabilidad, tanto en su manejo como en los costes del producto. Basado en la filosofía DIY (Do it yourself) estos jóvenes emprendedores buscan que su producto esté al alcance de todo el público, con la posibilidad de una instalación más sencilla y eficiente que sea un complemento a la cerradura tradicional. Con vistas de auténticos empresarios, ambos jóvenes llegan a plantear como su producto puede convertirse en un servicio adicional en el ámbito de los cerrajeros, pues sería un extra que estos podrían añadir a sus promociones. Todo ello enmarcado en la búsqueda de “dar una mayor uso de la tecnología de la que disponemos”. Logo de EDOWI

La formación empresarial ha sido uno de los hándicaps a los que se han enfrentado los componentes de EDOWI, debido a que en sus carreras como ingenieros industriales “hemos tenido mucha formación teórica pero muy poca práctica”. Ambos jóvenes señalan que les hubiera beneficiado esta formación ya que, tal y como afirma Arribere, “queremos darle una utilidad práctica a todos los conocimientos que tenemos, aportando un valor añadido a la sociedad”. En el caso de Casares sí desarrolló anteriormente un proyecto empresarial instruyéndose para ello de forma autodidacta, lo que le ha servido para conocer el entorno en esta nueva iniciativa.

Sobre la financiación estos emprendedores señalan que, aunque conocen las iniciativas de empresas privadas y lanzaderas que promueven los nuevos proyectos, ellos prefieren no tener que llegar a “vender sus proyectos solo para poder ejecutarlos” pues significaría “prostituirlo”. Trabajar gratis, o por una beca momentánea, no es la solución para la promoción de los nuevos talentos. Así lo reflejan los promotores de EDOWI quienes subrayan que “no hay que menospreciar los conocimientos tras una carrera y no hay que contentarse con lo primero que nos dan”. Por otro lado sí muestran el tono positivo de espacios como Link by UMA-ATech, pues ofrecen un lugar físico donde trabajar y conocer a otras personas que tienen los mismos objetivos. La única crítica que hacen al espacio es, además del parón horario a la hora de la comida (el edificio Rayo Verde cierra de 14.00 a 16.00 horas), la falta de publicidad del mismo entre la comunidad universitaria. “Se trata de un espacio muy positivo donde hemos podido ponernos en contacto con gente que está haciendo lo mismo” afirma Arribere, quien a su vez recalca que “me hubiera gustado que este espacio se hubiera potenciado más a través de la Universidad, con actividades presenciales en las aulas y a través de asignaturas de emprendimiento, que en carreras como la mía faltan”.

Daniel Casares y Daniel Arribere, de 27 y 26 años respectivamente, no tenían en mente ser emprendedores cuando comenzaron sus estudios, pero contaron con el apoyo de su entorno desde el principio. Arribere expone que hay que “aprender de los errores”, siendo la principal motivación “la posibilidad de disponer de mí mismo, ser libre y controlar mi trabajo”, ya que cuando “asumes riesgos por ti mismo es mucho más satisfactorio, ser tú mismo es lo que realmente significa ser autónomo”. Ante las posibles dudas sobre sí sabían qué iban a hacer Arribere no dudó en contestar: “no, pero aprendo”, ofreciendo así el espíritu que corresponde a aquellos que buscan el rayo verde de Verne.

“The Green Ray” es el último haz de luz que lanza el sol cuando se pone en el horizonte del mar con un cielo limpio de nubes y que da lugar a un rayo de color verde. Se trata de un fenómeno físico descrito por Julio Verne en su novela del mismo nombre en 1882. Existe, pero muy difícil de ver, aunque si se busca con anhelo se acaba encontrando.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *