Luis Seguí: “la Universidad de Huelva debe centrar sus esfuerzos en diferenciarse del resto”


 

Es jueves por la mañana, y la llegada inminente del fin de semana ya se hace sentir en el campus de El Carmen de la Universidad de Huelva. Decenas de estudiantes transitan con prisa las salidas de la biblioteca y la Facultad de Educación esquivando los coches que entran y salen de los aparcamientos. Es mayo y todo toma una velocidad más dentro de la universidad, y los nervios de saberse cerca de los exámenes se mezclan con la llegada inminente del verano. Me dejo contagiar por el frenesí que circula entre las aulas y me apremio a cruzar –aunque llego con cierto adelanto– la puertecita metálica de la sede del CARUH, donde Luis Seguí, nuevo delegado de la organización, me espera en su despacho. Luis viste una camiseta blanca con algunos dibujos y vaqueros. De su oreja derecha penden dos piercings que desmontan el estereotipo que, según él mismo, se tiene sobre los chicos de Empresariales, facultad en la que cursa su penúltimo curso. Me recibe con la sonrisa cansada de quien no deja de escuchar el tono de móvil sonando sin cesar a lo largo del día: apenas lleva dos semanas al frente del CARUH y le llueven los compromisos. Ha aterrizado en el cargo en un momento complicado: después la polémica de sus predecesores y en la frontera de unas inminentes elecciones a rector o rectora. Pero no le tiembla la voz, y la firmeza de sus palabras denota desde el primer momento que está seguro de lo que ha venido a hacer en el cargo.

 

Se ha cumplido ya una semana desde que tomase oficialmente posesión del cargo como Presidente del CARUH, ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta como principal figura de representación estudiantil?

Nuestro principal reto es involucrar al alumnado. Actualmente es muy escaso el números de alumnos que se involucran en los distintos procesos de la universidad: los plenos están prácticamente vacíos, en el mismo acto de toma de posesión de delegado había más periodistas que alumnos, a la hora de votar en las elecciones hay muy poca participación…el reto principal es implicar más al alumnado, es un gran reto y además es muy difícil de conseguir. Es como si los universitarios hubiesen perdido confianza en nosotros con el paso del tiempo. Queremos que recuperen esa confianza y que se den cuenta de que somos un organismo que lucha por los alumnos, ya que son nuestro motor.

En su “gobierno” planea sumar fuerzas junto por ejemplo otras candidaturas como la de Humanidades, que se presentó en su contra?

La verdad es que presentamos nuestra candidatura por separado porque ninguno de los dos sabíamos que el otro se presentaba. Una vez que lo supimos, y antes de ninguno saliese elegido, nos reunimos y nos comprometimos a ayudarnos mutuamente. Luego ellos tuvieron la idea de sustituir la fiesta de Noviembre que organiza el CARUH, en la que todo suele llenarse de basura y hay desperfectos de algún tipo, por una feria en algún pabellón en la que cada facultad pusiera un puesto y vendiese algo. Nos pareció una idea muy buena de la otra candidatura y hemos querido rescatarla, y nos gustaría trabajar con ellos en todo lo que quieran aportar. Lo que diferenciaba nuestros programas eran simplemente pequeños detalles.

Usted, como estudiante de doble grado en Administración y Dirección de Empresas y Finanzas y Contabilidad, ha completado su equipo con un subdelegado procedente de Trabajo Social y un secretario de Ciencias del Deporte. ¿Hasta qué punto es importante la integración de diversas disciplinas dentro de un equipo en el ámbito universitario?

Para mí eso es lo más importante. Imagínese que yo me presentara únicamente con gente de Empresariales. Todo lo que sacaríamos sería de empresa. O si se presentara el chico de trabajo social, sólo miraría por su facultad. Lo bueno de tener un equipo que integre diferentes titulaciones es que ves las cosas desde otra perspectiva, y también ayuda a derribar los estereotipos que hay con respecto a los alumnos que estudian en las distintas facultades. Por ejemplo, problemas que creíamos que sólo teníamos en Empresariales, resulta que también pueden tenerlos los de INEF y podemos ayudarnos mutuamente, como es el caso de las guías docentes. La colaboración multidisciplinar entre las distintas titulaciones fomenta la unión.

Representar a todos los estudiantes es un trabajo muy difícil y muy cercano a la política ¿Cómo gestiona la matiz político que tiene su cargo? ¿Considera que la representación estudiantil debe estar al margen de la participación política?

Este punto de vista lo compartimos los tres miembros del grupo. Nosotros pensamos que el CARUH y la política no casan. Tenemos que estar cerca, si nos piden ayuda para difundir alguna información o algún evento al alumnado lo haremos, pero no vamos a tomar partido en ninguna cuestión política. No es nuestro objetivo y no pensamos que el CARUH sea eso. Es cierto que podríamos coexistir en algún momento en que fuese necesario. Si queremos que la universidad avance, los estudiantes por sí solos no pueden hacerlo, por lo que debe haber una colaboración con el rector actual y con el futuro para que todos juntos podamos hacer que la Universidad de Huelva avance.

Apenas un mes después de esa toma de posesión ya se encuentra con un hito de enorme magnitud como son las elecciones a rector de la Universidad de Huelva, ¿cómo afronta su equipo un evento de estas proporciones?

Todo mi equipo tenemos una ilusión enorme por incidir y ayudar a los alumnos en este proceso. Nosotros lo que queremos es que el alumnado vote. Para alcanzar este objetivo queremos organizar un pleno al que acudan los tres candidatos y en el que pueda participar todo el alumnado posible, en el que expongan sus ideas y puedan responder las cuestiones que les planteen los alumnos.

¿Qué papel juegan los alumnos dentro de este proceso? ¿Considera suficiente la representación y el valor del voto de los estudiantes?

Para mí lo ideal sería que todos los votos valiesen lo mismo: los de los alumnos, los profesores titulares, los catedráticos….

Una de las críticas más recurrentes que se vienen vertiendo sobre el alumnado es la escasa implicación y participación dentro de procesos como el que se avecina. ¿Qué estrategias y métodos llevarán a cabo para motivar al alumnado a participar y cambiar esta tendencia?

Es difícil motivar eso. Creo que la pérdida de interés viene dada por dos razones: la primera es que en los últimos años, y como tendencia general, el alumnado ha crecido en un ámbito de bienestar, y por lo tanto tiene menos costumbre de reivindicarse y exigir mejoras. ¿Cómo fomentar eso? No encontramos ninguna otra manera que no sea el contacto directo con el alumnado, por eso intentamos darle toda la información y la publicidad posibles. Sabemos que con que nos conozcan una vez, eso va a más. Hace unos días, precisamente, hablamos con un chico de derecho, que posteriormente vino al primer pleno de la legislatura. Y desde entonces no ha dejado de hacerlo. Si lo hemos conseguido con una persona, podemos hacerlo extensible al resto, ¿no cree? El contacto directo es fundamental para el alumnado.

Para ello, ¿cómo difundís la información del CARUH?

Hemos reformado la página de Facebook, que actualizamos frecuentemente con numerosas publicaciones. Muchas de las medidas de mi programa están encaminadas a que los alumnos se acerquen. Un buen ejemplo de ello es el banco de apuntes que estamos elaborando, se trata una iniciativa para que los alumnos dejen sus apuntes antiguos y otros estudiantes puedan utilizarlos totalmente gratis. Así damos a conocer nuestro servicio, es como un escaparate al CARUH.

¿Qué puntos fuertes y débiles destacaría de cada uno de los tres candidatos?

Voy a empezar por Machado, que es de mi facultad. Su punto fuerte, sin lugar a dudas, es su capacidad y su experiencia en temas de gestión. Es el mejor. Por el contrario, creo que no sabe comunicarse con los alumnos con la misma fluidez con la que lo harían los otros dos candidatos.

De María Antonia destacaría que conecta muy bien con el alumnado y que tiene muy buenas ideas. Además, tiene un programa muy enfocado al alumnado. Al contrario que Juan José, su punto débil es, bajo mi punto de vista, que no tiene un gran dominio de temas de gestión.

Por último, de Francisco Ruiz me gusta que es una persona muy abierta con el alumnado, es muy simpático e intenta resolver todos las cuestiones que se le plantean, pero sin embargo actualmente creo que tiene gran parte del colectivo universitario en contra.

¿Qué le pediría a cada candidato para mejorar la UHU?

Personalmente, opino que la Universidad de Huelva, al ser pequeñita, debe centrar sus esfuerzos no tanto en traer una gran cantidad de alumnos, sino en diferenciarse del resto. También pienso que la diferenciación se consigue con pequeños detalles. Por ejemplo, en la Universidad de Granada hay un técnico del CADE para todos los alumnos que quieran solicitar información sobre cómo montar una empresa. Eso no cuesta nada, ¿por qué no hacerlo aquí? Seríamos la segunda universidad de Andalucía en tenerlo y nos diferenciaría del resto. Lo que le pedimos al próximo rector o rectora es que no sólo tengan presente las peticiones del alumnado, sino que cuenten con ellos a la hora de llevar a cabo los proyectos que les planteen, que haya más ambiente colaborativo y que la relación sea de confianza y transparencia. Luis Seguí, delegado del CARUH

Tanto si el actual rector revalida su puesto como si lo ocupa alguno de los dos candidatos, ¿qué líneas cree que requieren mayor atención y propósito de cambio para la nueva legislatura?

La Universidad de Huelva ha bajado el número de alumnos. Hemos pasado de los doce mil alumnos, a escasamente diez mil. Yo lo encaminaría en que esa cifra no descendiera, porque lo bueno que tiene ser una universidad pequeña que es muy cercana, y eso la gente no lo sabe. Y si miramos el ranking de universidades, la de Huelva está por encima de muchas otras de España. Para ello tenemos que hacer cosas que nos diferencien del resto, para que cuando esos alumnos lleguen a nuestra universidad no se desilusionen, sino que vengan con una gran motivación. Habría que trazar líneas para hacer la universidad más atractiva.

Como representante de los estudiantes, sabrá mejor que nadie cuáles son los principales asuntos que preocupan a la mayoría de los alumnos…

Nosotros tenemos reuniones con las delegaciones de todas las facultades para que nos cuenten qué les preocupa. Hemos tenido tres hasta el momento en esta legislatura, y de lo que te das cuenta es de que en cada facultad tiene problemas tan particulares que no se puede extraer una preocupación que afecte de manera global a todos los estudiantes. A los de Humanidades les preocupa que son pocos alumnos, Psicología tiene problemas con las prácticas…cada titulación tiene sus problemas, no hay un elemento común que afecte a todo el alumnado de la Universidad de Huelva. En los últimos años estamos experimentando una tendencia en la que cada uno tira para lo suyo.

En otras universidades se está barajando la posibilidad de trasladar los exámenes de septiembre a julio, ¿Cuál es el posicionamiento del CARUH al respecto?

Bueno, nosotros en Empresariales ya los tenemos en julio. Con este tema hay una doble vertiente: por un lado, hay alumnos que piensan que lo bueno de examinarse en julio es que aprueben o suspendan van a tener vacaciones en verano. Luego está la parte que defiende que es muy poco tiempo para estudiar, porque la segunda convocatoria de exámenes termina el 15 de junio aproximadamente y el uno de julio ya está con las recuperaciones. Aún no tenemos un feedback claro por parte del alumnado, pero que en Empresariales ya iniciativa está yendo bien, ya que hay un mayor índice de aprobados, sobre todo porque no pierdes el hábito de estudio.

¿Y con las que más satisfechos se sienten?

Actualmente, tanto con el rector como con su equipo, destacaría que siempre están dispuestos a escucharnos y son muy atentos con los alumnos.

¿Consideras que la Universidad Pública se encuentra en un buen momento en materia de financiación? ¿Qué le pedirías al rector/a que solicitase a la Junta de Andalucía para la UHU en este campo?

Económicamente, qué duda cabe de que ha habido momentos mejores, pero tampoco estamos tan mal como hace unos años. Según lo veo yo, nos estamos recuperando. En cuanto a las peticiones, bueno, nos gustaría que se incrementase el presupuesto para hacer excursiones en las distintas titulaciones. Por ejemplo, en Empresariales sería necesario que se visitasen más empresas para tener un contacto directo y obtener conocimientos in situ, pero no hay dinero para costear los medios de transporte. Y lo mismo puede extrapolarse a otras facultades y titulaciones. Sería bueno dedicar más presupuesto a salidas y actividades prácticas.

¿Consideras que la UHU está en desventaja económica frente a otras universidades?

Sin duda. Al haber menos alumnos, hay menos matrículas y es un círculo vicioso. Todo lo contrario de lo que sucede con la calidad de la enseñanza, en lo que destacamos por encima de muchas universidades a nivel regional y estatal. Si se le diera un impulso económico a la Universidad de Huelva, no me cabe duda de que podríamos competir con las mejores universidades.

¿Qué propuestas, como representante estudiantil, le gustaría hacer al próximo rector? (En función de la respuesta, sacar otra pregunta)

Al nuevo rector o rectora le pediría que apostase por diferenciarnos del resto de universidades. La diferenciación es la clave, y más en un sitio como el nuestro, un una ciudad pequeña, donde los pequeños detalles son lo que nos hará distintos del resto.

¿Cuáles son las sensaciones de Luis Seguí para esta próxima legislatura?

No estoy descontento con el rector actual, pero veo que los dos nuevos candidatos han hecho aparición en escena con mucha fuerza y muy buenas ideas, con ganas de hacer que la Universidad de Huelva crezca. Apostaría por un cambio, saliese quien saliese elegido como rector o rectora.

En menos de un año se deberían producir nuevas elecciones al CARUH, ¿planea volver a presentar su candidatura?

Yo voy a quedarme un par de meses más y ya te contaré si me lo planteo o no – risas –. El problema es que el curso que viene es mi último año, entonces acabaría en julio, por lo que tendría que dimitir para viniese otro delegado. Y ¿qué delegado se va a presentar en julio para acabar en noviembre? Correríamos el riesgo de que el CARUH se quedase sin delegado. Por ello, valoraré la situación cuando se vaya acercando, pero de momento no es intención volver a presentarme. Sí podría, sin embargo, presentarme como subdelegado, ya que no supondría una pérdida tan grande que si se presenta un delegado.

Su acceso a la presidencia del CARUH se produjo tras la dimisión de Cristóbal Romero   por la desaparición de fondos de las oficinas ¿considera que la dimisión fue una buena decisión? ¿Qué medidas se han tomado al respecto? ¿Cómo planea mejorar la imagen del CARUH tras estos hechos?

Fue una buena decisión porque fue lo que decidió el pleno. Es cierto que el anterior delegado no gestionó demasiado bien el tema de la desaparición del dinero, pero si el pleno decidió que dimiese, yo lo veo bien, porque también necesitábamos un lavado de imagen. Nosotros (el nuevo equipo) hemos venido a avanzar. Los problemas del anterior equipo han quedado en manos de la policía.

¿Cuál es la relación entre el CARUH y el resto de Consejos de Estudiantes a nivel andaluz?

Nosotros tenemos un grupo de WhatsApp con todos los consejos de alumnos de Andalucía, con el que nos vamos informando de los movimientos que se llevan a cabo en las distintas universidades, intercambiamos ideas y opiniones…es muy útil.

 

El CARUH celebra su segundo pleno dentro de la nueva legislatura

Celebración del segundo pleno de la legislatura de Luis Seguí

Más de una decena de delegados acudieron hoy al segundo pleno convocado dentro de la legislatura de Luis Seguí, convocado a las 12:15 horas en la Facultad de Educación. El encuentro tuvo como puntos fundamentales la lectura aprobación de las actas de los días 6 de abril, sobre los proyectos estudiantiles, y del día 18 de abril sobre las elecciones a delegado del CARUH, en las que el propio Seguí salió elegido.

Posteriormente, y tras la aprobación por unanimidad de ambos actas, se debatieron otros temas de interés para los estudiantes como la posibilidad de crear una normativa que regule las funciones de los delegados de las distintas facultades, así como la necesidad de incrementar la seguridad de la sede del CARUH después de los incidentes ocurridos durante el mes pasado.

Por último, los delegados pusieron sobre la mesa la propuesta para realizar un debate a tres con los distintos candidatos a rector o rectora de la Universidad de Huelva. Un encuentro en el que pudieran exponer las líneas centrales de sus programas y donde los alumnos asistentes pudiesen formular preguntas.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *