Universidades y Junta firman un convenio para que alumnos de Educación hagan prácticas en colegios


Los rectores de las universidades públicas andaluzas y los consejeros de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, y de Educación, Adelaida de la Calle, han firmado este miércoles en el marco del Foro Transfiere celebrado en Málaga, un convenio marco de colaboración que permitirá a los alumnos de las ramas de Educación, que este curso superan los 9.300, realizar prácticas en centros públicos.

En concreto, a través del acuerdo suscrito, se fijan las condiciones generales que regirán los próximos cuatro años las prácticas de magisterio o enseñanza secundaria, permitiendo a los estudiantes adquirir competencias docentes y aprticipar en procesos que van desde la programación a la formación, tal y como ha explicado el consejero de Economía.

De esta manera se unifica el marco que regula el desarrollo de las prácticas de los estudiantes de Ciencias de la Educación y del Máster de Enseñanza Secundaria en centros educativos de la Comunidad autónoma. A través de esta formación, los alumnos realizarán prácticas académicas externas en centros educativos, garantizando una progresiva inmersión del alumnado en la práctica educativa y asegurando su participación en procesos completos de un ciclo educativo, desde la programación a la evaluación. De la Calle y Arellanos firman el convenio en torno a la Educación con las universidades

En la firma, desarrollada en el transcurso de la primera jornada del Foro Transfiere que reúne en la capital malagueña a más de 2.000 profesionales del sector de la innovación y la transferencia del conocimiento, han estado presentes los rectores de las universidades de Málaga, José Ángel Narváez; Jaén, Juan Gómez; Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; Sevilla, Miguel Ángel Castro; Granada, Pilar Aranda, y Almería, Carmelo Rodríguez, así como el de la UNIA, Eugenio Domínguez, y el de la Pablo de Olavide, Vicente Guzmán.

Justo después de la firma del acuerdo, tuvo lugar una reunión de la Comisión Académica del Consejo Andaluz de Universidades (CACAU), al igual que los rectores aprovecharon su presencia en Málaga para celebrar una asamblea de la Asociación de Universidades Públicas Andaluzas (AUPA).

Con respecto al convenio, Arellano subrayó que “abre un nuevo contexto de colaboración en la innovación educativa en el ámbito universitario”, y que supone “estrechar más las relaciones” entre las universidades  y la Administración, “tendiendo puentes con los que enriquecer la educación en los distintos niveles”.

“Se trataba de articular una responsabilidad que tiene la Junta con la formación de las personas en el ámbito educativo”, afirmó Arellano, agregando que “la idea es poner al sistema educativo analuz al servicio de las prácticas que legalmente tienen que hacer los estudiantes para obtener sus títulos y con ello abrir nuestro sistema a la colaboración con las universidades”.

Lo que no aclaró el titular de Economía, a preguntas de los periodistas, es si este convenio resuelve las discrepancias que en su día surgieron entre las universidades y la Consejería de Educación, fundamentalmente por la compensación económica que recibían los maestros que admitían voluntariamente ser tutores del llamado Prácticum, y que llevó a la Universidad de Sevilla (dirigida entonces por el propio Arellano) a denunciar el convenio en noviembre de 2013, negándose a firmar el nuevo acuerdo.

Contacto directo con las aulas

Por su parte, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, incidió en la importancia de apostar por la formación de calidad para los futuros profesores y consideró que la mejor forma de hacerlo es “dentro del aula, donde tenemos unos profesores y una comunidad educativa con unas capacidades tremendas”. Así, hizo hincapié en que la necesaria integración entre la preparación teórica que ofrece la universidad y la práctica “únicamente se adquiere mediante el contacto directo con la vida real que se da en los centros escolares”. Reunión de los rectores andaluces con los consejeros de Economía y Educación

En este punto, De la Calle señaló que el convenio suscrito “abre nuevas expectativas”. “Estamos hablando del MIR de la Educación“, apostilló, al tiempo que se preguntó que que “si este método ha funcionado en el ámbito de la salud de un modo fantástico, por qué no lo va a hacer en el de la educación, buscando la mayor excelencia y utilizando los mejores mecanismos”.

“Pretendemos seguir contribuyendo a la formación integral del alumnado universitario y propiciar la cooperación en actividades de investigación e innovación”, subrayó. Además, aseguró que “no olvidamos el desarrollo de las competencias técnicas, metodológicas, personales y participativas necesarias que faciliten el concimiento del procedimiento de trabajo en el que el alumnado habrá de operar cuando se enfrente a la realidad profesional, así como favorecer los valores de innovación, creatividad y emprendimiento”.

Por su parte, en representación de todas las universidades andaluzas, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, explicó que el convenio también recoge aspectos de investigación y aseguró que para las instituciones académicas la firma de este acuerdo supone “un avance importante y ordena en cierta medida el sistema”. “El profesorado y los estudiantes hacen prácticas extracurriculares, pero también se hacen investigaciones y necesitamos tener unos protocolos para ver cómo se puede investigar en las aulas”, declaró.

Además, Aranda mencionó que también se firmaba un convenio con la Consejería de Economía y Conocimiento en el ámbito de la política lingüística, una de las “líneas claras” dentro del marco de la internacionalización de las universidades.

Investigación e innovación docente

El acuerdo regula y facilita la colaboración entre profesores del ámbito no universitario y universitario para el desarrollo de programas de investigación e innovación docente en todos los niveles educativos. De este modo, la Consejería de Educación facilitará la cooperación y el acceso al sistema educativo del personal universitario investigador. Adelaida de la Calle, Antonio Ramírez de Arellanos y Pilar Aranda

Al respecto, el titular de Economía y Conocimiento sostuvo que la investigación y la innovacion educativa, son “claves para el avance de este pilar fundamental de la sociedad del conocimiento”. De este modo, explicó se promoverá la colaboracion de los tutores de prácticas en este tipo de acciones, con el fin de mejorar la relación entre teoría y práctica.

Entre los objetivos del acuerdo destacan contribuir a la formación integral del alumnado universitario; facilitar el conocimiento de la metodología adecuada a la realidad profesional en la que habrán de trabajar; favorecer el desarrollo de competencias técnicas, metodológicas, personales y participativas; ofrecerles una experiencia que facilite su inserción en el mercado de trabajo y su empleabilidad futura; así como favorecer valores de creatividad y emprendimiento y propiciar la colaboración en actividades de investigación universitaria y docente, que redunden en la innovación en el ámbito educativo.

Para la realización de estas prácticas y el fomento de la investigación y la innovación docente se firmarán posteriormente los correspondientes convenios de cooperación educativos específicos, que establecerán el marco regulador de las relaciones entre el alumnado, la universidad y los centros docentes.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *