Varios consejos sobre cómo aprovechar las rebajas sin que te engañen


Hoy han llegado oficialmente las rebajas a toda España, y por esto, hay que prestar la mayor atención a los carteles y ofertas, y procurar gastar mucha precaución. Los españoles se gastarán de media de unos 80 euros, un poquito más que el año pasado 2013.

Aunque las rebajas comenzaron en muchos establecimientos desde el pasado día 2 de enero, la mayoría de establecimientos comerciales de Andalucía cuelgan hoy oficialmente su cartel de rebajas. La precaución ante esta estrategia comercial debe ser latente, por eso, desde la Federación de Consumidores y Amas de casa Al-Andalus nos dan algunos consejos para que “nuestros derechos no se vean ‘rebajados'”.

Tras la aprobación de una nueva normativa a nivel estatal, los períodos habituales de venta en rebajas desaparecen, de modo que los comerciantes pueden efectuar este tipo de venta promocional a lo largo de todo el año. De hecho, muchos comercios andaluces han colgado su cartel de “rebajas” mucho antes del 7 de enero.

Condiciones generales de la venta en rebajas.

Si el establecimiento admite devoluciones durante la temporada, debe también permitirlo en la venta en rebajas. Lo mismo ocurre con el pago con tarjeta, si se permite durante todo el año, en rebajas también se debe de admitir.

Sobre la información y publicidad en rebajas, el establecimiento debe disponer de existencias suficientes de productos en las condiciones anunciadas, no puede anunciarse la venta en rebajas cuando afecte a menos de la mitad de los productos o artículos ofrecidos y tanto en la publicidad como en la información ofrecida a los consumidores se debe indicar claramente la fecha de inicio y finalización de las rebajas.

En cuanto a los precios la reducción de los precios debe figurar exhibiendo, junto al precio habitual sin superponerlo, el precio rebajado del producto; cuando se trate de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastará con un anuncio genérico de la misma sin necesidad de que conste individualmente en cada producto ofertado; cuando las ventas en rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados estarán debidamente identificados y diferenciados del resto; cuando se efectúe al mismo tiempo y en el mismo local ventas en rebajas y de saldo o en liquidación, deberán aparecer debidamente separadas con diferenciación de los espacios dedicados a cada una de ellas.

Artículos que no pueden ser vendidos en rebajas.

Los que estén deteriorados por alguna causa, ya que estos son los considerados saldos, los adquiridos expresamente para esta finalidad, los que no estuvieran dispuestos en el establecimiento para la venta al consumidor final con 1 mes de antelación a la fecha de inicio de la venta en rebaja.

Si compras en un establecimiento que esté en rebajas no olvides…
Infórmate de la política de devolución del comercio: si admite cambios o no, y qué tipo de devolución, referente a si por otro artículo, por el dinero o por un vale de compra. Toda esta información debe estar suficientemente detallada mediante cartelería en el interior del establecimiento o en el tique de compra, donde debe establecerse el plazo máximo para devolver el producto. Ahora bien, si una vez realizada la compra se detecta algún desperfecto en el artículo, el comercio tiene la obligación de practicar la devolución.

Además, los consumidores tienen derecho a exigir un ticket de compra en el que figuren los datos del vendedor, el precio y el IVA. Desde la Federación de Consumidores Al-Andalus animan a solicitarlo, puesto que es un documento imprescindible ante posibles devoluciones, y sobre todo, para poder tramitar cualquier reclamación. Y siempre puedes solicitar la Hoja de Quejas y Reclamaciones si crees que algún establecimiento no ha respetado tus derechos como consumidor.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *