VI jornadas sobre China en la URJC

VI jornadas sobre China en la URJC


Jaime Riveiro Fernández

No es la primera vez que la URJC acoge a diferentes expertos y académicos para reflexionar sobre la realidad de China. En el pasado sucedieron cinco congresos, cuya temática siempre se centraba en China, pero cada vez en un aspecto más concreto. En este sentido, en 2020, gracias a la dirección de Raúl Ramírez Ruiz, profesor de Historia Contemporánea y miembro del “Grupo de investigación emergente en Relaciones España-China de la URJC”, Felipe Rodolfo Debasa, también componente del grupo y profesor de Historia del Mundo Actual y la secretaría de Pablo Martínez, profesor de Tecnologías del Medio Ambiente, se desarrollan las VI Jornadas sobre el país asiático: “Relaciones España-China: Ilusiones y Decepciones”. 

El objetivo general del simposio es acercar China a España. A principios del S.XXI, la economía china comienza a proyectarse, y según esta va creciendo, el país va adquiriendo cada vez más poder. “Soy autor de varios libros sobre China y siempre trato de buscar la versión china de la misma historia. España tiene conceptos profundamente arraigados, la mayoría de ellos negativos, pero no por maldad, sino por la falta de formación respecto al país.  Entonces, el objetivo real e ir poquito a poco, sembrando conocimientos sobre la China actual en la sociedad española, para luchar contra la mitificación tanto positiva como negativa”, explica Ramírez.

Las jornadas están divididas en dos sesiones, una para cada día. En este sentido, el 12 de noviembre se realiza un acto de inauguración entre las 09:30h y las 10:00h contando con la presencia de Javier Ramos, el rector de la Universidad. A continuación, irán ocurriendo las diferentes ponencias enmarcadas en la temática de la sesión, titulada “Relaciones China-España a lo largo de los años: De Francisco Javier al OBOR”. Por otro lado, el segundo día girará en torno a los “Resultados GIRECH: Relaciones de la China Qing y la España de la Restauración”, tópico de la segunda sesión. De esta forma, se tratarán aspectos como la relación entre la Casa Real Española y la Casa Imperial Qing. 

Este proyecto nace como una iniciativa casi personal de Raúl Ramírez en el 2012 y gracias al apoyo del Vicerrectorado de Extensión. “Yo estuve viviendo en China y comencé el desarrollo de este congreso al volver, coincidiendo el centenario de Revolución de 1911 en China. Desde entonces, se han ido repitiendo las ediciones, el plan es que fueran bianuales, excepto el año pasado que hicimos un curso de verano. Así, nos hemos reunidos más de 55 expertos, una veintena de universidades, gente de otros países como Estados Unidos, México, China, entre otros”, comenta Ramírez.

La principal novedad de esta edición respecto a otras es la especialización, reservando una temática diferente para cada día de las jornadas. Desde 2018, que tuvo lugar el 45º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y China, las conferencias comenzaron a volverse más personales. “Lo especial de esta sesión son dos cosas. Por un lado, presentar ante el mundo sinológico español, este grupo de investigación emergente de la URJC. Y, por otro lado, concienciar sobre la visión de China por lo que se viene. Es necesario parar la visión negativa de este país, no es justo y no es verdad”, añade Ramírez. En definitiva, en España siempre hay una esperanza de que va ocurrir en China algo más grande de lo que en verdad acaba ocurriendo. De este modo, existe un problema y es que no se acaba abasteciendo la estructura con el material necesario para llevar a cabo los planes.

En definitiva, las VI Jornadas sobre China: economía, poder y futuro son fruto de un proceso realizado fundamentalmente gracias la voluntad de la URJC, la colaboración activa y muy voluntariosa por parte de los ponentes, la UDIPA, la Cátedra China, entre otros. Es decir, nunca se ha contado con excesivos recursos y eso “es síntoma del interés de España hacia China. No hay un interés generalizado por parte de las instituciones y de la sociedad, siempre se construye sobre algo en concreto”, concluye Ramírez.


Compartir