[VÍDEO] Nárvaez recalca su situación como rector en funciones en el acto de apertura de curso




La Universidad de Málaga ha comenzado el curso académico exigiendo una política activa que mejore las condiciones de la comunidad universitaria. El rector en funciones, José Ángel Narváez, se dirigió en su discurso de apertura a las autoridades políticas presentes en el acto, entre las que se encontraban tres representantes de la Junta de Andalucía, para los cuáles el rector tuvo tanto palabras de apoyo como de reclamo en la defensa de las Universidades Públicas. Narváez no vistió la tradicional muceta negra de rector durante la ceremonia, sino que se decantó por la dorada de la Facultad de Medicina.

La ceremonia protocolaria comenzó a las 12 de la mañana en el Paraninfo de la Universidad malagueña, ante el cual esperaban una decena de manifestantes procedentes de la CGT y del Sindicato del PDI laboral. Los manifestantes expusieron ante los medios sus reclamaciones en torno a una mejora en las condiciones de los docentes y los servicios que permitan la conciliación de la vida familiar y laboral, como la escuela infantil de la UMA. Los representantes sindicales expusieron sus demandas entonando cánticos y mostrando sus pancartas a la entrada del salón de actos. Tal y como expuso la representante sindical, María del Mar Roldán:

“exigimos la equiparación salarial del PDI laboral en Málaga, tenemos gente que cobra menos de 300€ al mes, trabajando muchas horas e investigando, sin posibilidades de promoción debido a que no se están sacando plazas”

El cortejo de doctores y catedráticos universitarios señalizó el comienzo de la ceremonia con su entrada en el Paraninfo, comitiva que estuvo cerrada por el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano y el propio rector de Málaga, José Ángel Narváez, quien lució la muceta y birrete dorados propios de su rango de doctor en Medicina en vez del atuendo de terciopelo negro que corresponde a los rectores. Este hecho fue recalcado durante su discurso apelando a su puesto transitorio como rector en funciones. Ante las preguntas de Aula Magna, Narváez subrayó que entendía como apropiado el gesto, destacando que la muceta negra pertenece a los cargos electos y él asumía su posición actual como depositario provisional del puesto:

“Yo soy vicerrector de Coordinación que ha asumido el mandato del Rectorado, pero no soy rector electo. Creo que hay que mostrar el respeto a las instituciones”

Los consejeros de Empleo Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Al acto acudieron en calidad de representantes de la Junta de Andalucía el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle y el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado. También estuvieron representando a sus instituciones el alcalde de Málaga, Francisco del Torre y el Secretario General de Universidades, Manuel Torralbo. Como rector invitado estuvo el rector en funciones de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro.

Desde la representación estudiantil hizo acto de presencia el Presidente del CEUMA, Maximiliano Gámez, quien señaló su acuerdo con las palabras del rector sobre la necesidad de una mejor financiación de la Universidad, así como la defensa de los estudiantes y los acuerdos para aumentar el número de becas. Ante la llegada de las próximas elecciones, el representante de alumnos manifestó que desde el Consejo “estamos preparando un dossier de propuestas para los candidatos donde señalamos las exigencias de los estudiantes” el cual se hará público junto a las candidaturas. El secretario general de la Universidad de Málaga, Miguel Porras Fernández, durante la lectura de la memoria académica.

Como todas las aperturas académicas el inicio de la ceremonia contó con la lectura de la memoria académica del curso 2014-2015, en la cual el secretario general de la Universidad, Miguel Porras Fernández, señaló los principales hitos del pasado curso. Bajo la premisa de ser “socialmente responsable” la Universidad de Málaga expuso los números que resumen el progreso del año académico. Con un total de 54 títulos de grado, 62 másteres, 6 dobles grados, 6 grados en Andalucía Tech y 20 programas de doctorado de los cuáles 5 corresponden a programas interuniversitarios la universidad malacitana, el secretario general destacó el incremento de títulos, los cuáles marcó como objetivo de la institución aunar los estudios en el campus de Teatinos.

Sobre las cifras de la comunidad universitaria, el secretario general hizo hincapié en que es el personal de la UMA quien conforma el capital de la Universidad. Porras también recalcó los análisis sobre empleabilidad entre los universitarios, destacando el 100% de la tasa de empleo entre los egresados en Telecomunicaciones y el 80% de empleo entre los graduados de Odontología. El secretario general partió de las buenas cifras para subrayar como la institución posee un alto grado de sostenibilidad, tanto en su entorno como en la repercusión social que muestra. Las últimas palabras de Miguel Porras se refirieron a la cita del poeta romano Virgilio “ni tregua ni descanso”, haciendo alusión a que la Universidad malagueña se merece todo el esfuerzo del equipo de Gobierno, el cual “trabajará sin cese en la mejora de sus estructuras”.

Tras las cifras fue el turno del catedrático Psicología Básica, José Miguel Rodríguez Santos, quien ofreció su lección inaugural titulada “El lenguaje: origen, genética y patología”. La ponencia versó sobre las características del lenguaje humano y su posición en el genoma a través de evidencias científicas que muestran la responsabilidad del material genético en trastornos propios del habla. La disertación fue seguida con gran expectación, pues refirió varias realidades del lenguaje ante las que diariamente se enfrentan las personas y cuya responsabilidad reside en el genoma. Entre los ejemplos referenciados por el doctor Rodríguez Santos cabe destacar el fenómeno de Punta de la Lengua (PdL) el cual muestra la alteración entre el significado de una palabra, la palabra misma y su posicionamiento en la mente. Por este fenómeno las personas tienen la incapacidad de pronunciar una palabra de la cual conoce su significado y su oralidad, pero no es capaz de ubicarla en la mente con la consecuencia de no poder verbalizarla. Lectura del discurso del consejero de Economía y conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano.

El siguiente turno de exposición estuvo dirigido por el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, quien se refirió directamente a la unión entre las Universidades malagueña y sevillana. Arellano aprovechó su turno para agradecer a la ex rectora de la UMA y actual consejera de Educación, Adelaida de la Calle, su trabajo conjunto en pro de una Universidad Pública y de calidad y en contra de los recortes gubernamentales. Arellano destacó de su compañera en la Junta el poder “saber que siempre has sido la misma persona”, sin que el cargo que ostenta hubiera intercedido en su trabajo por la Universidad. Desde su trayectoria al frente de las instituciones académicas como en los puestos de consejeros en la Junta, ambos catedráticos han sabido continuar con sus reclamaciones y con una línea de reivindicación prouniversitaria. Como en el resto de discursos de aperturas académicas, el consejero de Economía y Conocimiento defendió el carácter público de las Universidades andaluzas, centrándose en su calidad y en el compromiso de la Junta para, a largo plazo, recuperar la normalidad presupuestaria, definir un plan de actuación y pagar la deuda contraída.

Tras el consejero de Economía y Conocimiento la ceremonia continuó con el discurso de José Ángel Narváez, quien sostuvo un tono altamente reivindicativo en el cual se dirigió de forma directa a los consejeros de la Junta para solicitar su intervención económica en las universidades. El rector comenzó su alocución señalando que la Universidad es “esencialmente ciencia y cultura y cada día nuestros profesores y profesoras, a través de sus enseñanzas, transmiten a los estudiantes el mejor legado: su conocimiento”. Tras los agradecimientos pertinentes se dirigió directamente al consejero de Economía y Conocimiento para recordarle su apoyo a la vez que recalcaba la exigencia de un Plan Andaluz de investigación y la garantización de una mayor estabilidad entre los miembros del PAS y PDI. Narváez se dirigió a Arellano recordándole su conocimiento de la realidad universitaria, la cual debía tener en cuenta en su ejercicio político. De esta forma hizo un llamamiento a una política menos burocratizada que garantizase el progreso y autonomía de las universidades, sin dejar de lado el carácter público de las mismas:

“Reclamo la aprobación definitiva y la puesta en marcha del nuevo Plan Andaluz de Investigación cuyo retraso está provocando  problemas en la investigación de nuestra universidad”.

La unión entre el consejero y el rector se hizo más notoria ante la defensa de Narváez de la alianza entre las Universidades de Málaga y Sevilla, la cual se lleva a cabo a través del campus de Excelencia Andalucía Tech. De esta forma el rector en funciones recalcó la necesidad de fortalecer los vínculos entre ambas instituciones en beneficio de la creación de un sistema universitario andaluz como referente de las academias de sur de Europa.

Narváez se dirigió también a Arellano con el requerimiento específico de la creación de un marco apropiado para que el empleo y el emprendimiento fuera destino real de los egresados malagueños. Seguidamente se dirigió a su predecesora, Adelaida de la Calle, actual consejera de Educación, para mostrarle su apoyo y reconocimiento, señalando como la ex rectora forma parte ya de la historia de la UMA por su trabajo en beneficio de la igualdad de oportunidades, equidad y responsabilidad social. El rector en funciones, José Ángel Narváez.

En un orden más combatiente, Narváez reclamó ante los representantes de la Junta la deuda de más de 100 millones de euros contraída con la Universidad, la cual afecta de lleno a su capacidad investigadora y a la función de la Academia como espacio para la crítica y la solidaridad.  Entre estas exigencias, el rector en funciones propuso la creación de un Pacto de Estado en el que se recogiera un acuerdo global a largo plazo que excluyera los posicionamientos partidistas y reforzara la autonomía universitaria. En este Plan, Narváez sostuvo la necesidad de un programa docente que permitiera el avance en las escalas y categorías profesionales así como la cobertura de la tasa de reposición de los profesores. Todo ello encaminado a un mayor prestigio social donde docencia e investigación se tornasen los pilares de la institución académica, manifestando de este modo la capacidad de las Universidades Públicas para generar conocimiento y revertirlo a la sociedad.

Como colofón, Narváez hizo referencia esta vez a un filósofo griego, Aristóteles, del cual tomó prestadas la famosa cita: “El tiempo es la medida del movimiento entre dos instantes, el que pasa y el que llega”, ubicando en cada época a sus protagonistas y recalcando que la actual debía ser considerada un tiempo de esperanza y de oportunidades. Tras el discurso del rector quedaba inaugurado oficialmente el curso académico 2015-2016, con la entonación del himno universitario “Gaudeamos Igitur”.

Sobre las palabras del rector, el que es su primer oponente ante las próximas elecciones para formar equipo de gobierno en la Universidad, Miguel Aguilera, manifestó su descontento señalando que:

“Creo que es la manifestación más evidente de que este señor se tenía que haber comportado como lo hizo en su día José María Martín Delgado cuando lo nombraron consejero de Cultura, que dejó el cargo en funciones a una persona que por norma no se podía presentar y preocupándose de que el proceso electoral fuese impecable y neutral”

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, subrayó el carácter reivindicativo del mismo, a la vez que mostraba que “ha señalado una serie de problemas que efectivamente se necesita que se resuelvan”.  El rector de la Universidad de Sevilla, invitado al acto, sumaría su apoyo a su homólogo malagueño manifestando que “me ha parecido muy claro, que llama a la esperanza y al trabajo y ha sido reivindicativo con las autoridades en las cuestiones que eran de su competencia. Muy ajustado a los asuntos que deparan estos días”.

Tras el acto, apelando a la proximidad de la campaña para formar equipo de Gobierno en la UMA, el rector en funciones respondió a una serie de preguntas de Aula Magna, en las que manifestó que:

“La campaña no empieza hasta el próximo 30 de octubre y mientras tanto yo me atengo a la legalidad y al acuerdo del Consejo de Gobierno, hasta ese momento no empezaré la campaña”

El rector hizo referencia a que no es hasta el 10 de octubre cuando se presentan los candidatos para formar equipo rectoral, afirmando que “ni yo ni ningún miembro de la comunidad universitaria ni siquiera es ahora mismo candidato, sino personas que queremos presentarnos cuando se abra el periodo”. Con estas palabras Narváez quiso recalcar que ahora “no es el momento de la campaña” exponiendo que sería en el periodo legal cuando ofrecería a la comunidad universitaria sus propuestas y equipo de Gobierno.

 

  • Enlace al discurso inaugural del rector en funciones, José Ángel Narváez.
  • Enlace a la lección magistral del catedrático Psicología Básica, José Miguel Rodríguez Santos, quien ofreció su lección inaugural titulada “El lenguaje: origen, genética y patología”

 

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *