Videojuegos para entretener y educar en las I Jornadas GGames de la UGR


Esta mañana a los amantes de los videojuegos les ha tocado madrugar, ya que en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Granada se han desarrollado desde las 9:30 hasta las 14:30, las I Jornadas GGames, una iniciativa de Medialab UGR que supone el primer evento en la línea de investigación ‘Cultura y videojuegos’ que se celebra en la UGR.

El acto de inauguración, que al igual que el resto de ‘microcharlas’ y ponencias de las que ha constado la jornada se ha desarrollado en el interior del Salón de Actos de la Facultad, ha contado con la intervención de Enrique Herrera Viedma, vicerrector de Investigación y Transferencia de la UGR; Esteban Romero Frías, director del MediaLab de la UGR; Máximo Martín Molina, representante de Greyman Studios, y Julen Ibarburu, coordinador del grupo de investigación ‘GGames’. Julen Ibarburu, coordinador del grupo de investigación ‘GGames’

La iniciativa surgió a partir del grupo de investigación coordinado por Ibarburu, que tras constatar que los videojuegos estaban convirtiéndose en ”un objeto de estudio cada vez más frecuente desde un enfoque sociocultural”, pensaron que ahondar e indagar en la cuestión podía ser “interesante” y que la jornada podía ser “una buena oportunidad para que gente de todos los ámbitos se uniera, se conociera y creara vínculos, dejando de estar cada uno encasillado en su facultad”, confesaba el coordinador, por lo que no dudaron en presentar la idea al director de Medialab, convirtiéndose así en parte del laboratorio. Además, Ibarburu también ha querido añadir que otro de los objetivos fundamentales con los que germinó el proyecto era “dar voz a los jóvenes investigadores y a personas que se ven alejadas de las grandes empresas, ya que a través de estas jornadas, pueden presentar sus proyectos y sus videojuegos”, explicaba.

Por su parte, el vicerrector de Investigación y Transferencia de la UGR, ha querido resaltar que el videojuego “es una herramienta de valor en la sociedad actual y una de las industrias que más beneficios genera” y que estas jornadas no pretenden únicamente explicar cómo se desarrolla un videojuego desde cada uno de sus componentes, sino que “también se analizará el papel del videojuego desde el uso social que puede tener a la hora de educar y poner en práctica el aprendizaje” con el objetivo de “poner en valor a través de la tecnología las relaciones que pueden surgir entre las distintas áreas de investigación y trabajo existentes en la universidad”, expresaba. Máximo Martín Molina explica la importancia del enfoque social en el videojuego

Un enfoque social que se ha podido ver durante el día gracias a proyectos como ‘Urano’, un videojuego que facilita el aprendizaje de lectura y escritura en niños, o ‘Hospital Friends’, producto creado por Greyman Studios en colaboración con una ONG de la Facultad de Medicina que trataba de desdramatizar la experiencia de los niños en un hospital haciendo afables elementos como las agujas o la medicina. Ejemplos que demuestran que el videojuego se ha convertido en “un vehículo no solo para divertir, sino para educar desde una actividad lúdica”, tal y como contaba Máximo Martín Molina, responsable de Greyman Studios.

Molina, también ha querido recordar que a pesar de que Granada no es una potencia empresarial en el mundo de los videojuegos, “posee una enorme cantera de talentos que pueden satisfacer los componentes esenciales del desarrollo de un videojuego”, por lo que “hace falta romper la barrera  y consolidar un tejido empresarial”, que no se base únicamente en PYMES, puesto que “las grandes empresas son las que dominan el mundo de los videojuegos y para llegar a ser grandes empresas hay que aglutinar las pequeñas”, explicaba. Exposición de una de las ‘microcharlas’ delas que ha constado la jornada

La multidisciplinariedad y variedad que promueve el videojuego y que tanto han mencionado sus organizadores ha quedado patente durante la jornada. Un rasgo “muy innovador” para  el coordinador del grupo de investigación ‘GGames’, ya que además de que no ha consistido en un evento para jugar videojuegos,  tras la  ponencia de Máximo Martin, en la que ha hecho un repaso a su trayectoria profesional, se han desarrollado ‘minicharlas’ de gente de ámbitos muy distintos que han ahondado en temas muy variopintos como el minimalismo, la ideología o la narrativa en los videojuegos, su relación con la historia, el arte y el cine,  su función como artefacto cultural, el diseño de una aplicación de realidad virtual, la literatura gamificada o la manipulación de objetos 3D, entre otras materias.

El evento, que ha estado abierto a cualquiera que quisiera asistir y que se ha transmitido a través de Streaming, ha contado con la participación de más de 60 personas, lo que ha motivado que para el futuro los organizadores se planteen talleres específicos y temáticos con ponentes aún más especialistas.

En definitiva, un día en el que desde lo lúdico y la enseñanza, los participantes han aprendido que más allá de grandes títulos como ‘Comecocos’ o ‘Assassin’s Creed’, los videojuegos sirven para contar historias de todo tipo y para ayudar a hacer mejor esta sociedad. El Salón de Actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo de Granada, sede del evento


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *