Primera jornada del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD) de la UAM

Primera jornada del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD) de la UAM


Esta mañana ha comenzado el VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD) en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Este evento está organizado de manera conjunta por las seis universidades públicas de la Comunidad de Madrid: Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Universidad Complutense de Madrid (UCM), Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y Universidad de Alcalá (UAH).

La opinión de las universidades presentes en el VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD)

La jornada inaugural ha contado con la presencia de los principales representantes de los centros de estudios madrileños. En representación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) estaba su rector, Javier RamosEspero aprender. Mi universidad va a aportar su experiencia en cooperación y espero que entre todos hagamos un mundo más justo”.

También Aula Magna habló con Miguel Ángel Sotelo, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Alcalá (UAH), que espera que este congreso sea un lugar donde poner en común ideas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El Vicerrector ha destacado que “los ODS se apoyan en cinco claves: investigación, formación y docencia, educación y sensibilización, estrategias políticas universitarias y desarrollo de proyectos. Nos gustaría discutir estos puntos con las demás universidades y ver la forma en la que podemos trabajar juntos”.

Y por último, atendió a Aula Magna Margarita Alfaro, vicerrectora de Cooperación y Extensión Universitaria de la UAM, que ha contado a este periódico lo que esperan del Congreso. Así se ha expresado Margarita Alfaro: “Esperamos que todos los participantes puedan conocer e implicarse en lo que suponen los ODS. Sin duda, de aquí van a salir muchas ideas que van a ser muy fértiles de cara a los próximos años “.

Ángel Gabilondo, protagonista de la mesa redonda del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD)

Después de la apertura del Congreso, que corrió a cargo del rector de la UAM, Jose Mª Sanz, la ya mencionada Margarita Alfaro y Julio MartínezVicepresidente de la CRUE y Rector de la Universidad Pontificia Comillas (UPCO), comenzó la primera mesa redonda en la que participaron el ex ministro de Ecuación y catedrático de Metafísica de la UAM, Ángel Gabilondo, la secretaria general Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan, y el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Luis Tejada. El coloquio estuvo moderado por el periodista Joaquín Estefanía.

Aunque fue el último en tomar la palabra, el actual Portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, fue el que más expectación levantó en la mesa redonda del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD).  El exministro no decepcionó con una ponencia enérgica y llena de reflexiones filosóficas. “En el contexto en el que nos encontramos actualmente, no podemos más que sentir bochorno y vergüenza ante la situación del mundo”, han sido sus primeras palabras. Y, para continuar, se ha manifestado en contra de lo que él llamo “realismo” de aquellas personas que dicen que cambiar esta situación es inviable.

Ángel Gabilondo ha declarado: “Yo soy de la opinión de que ningún ser humano es superior a los demás, cada ser humano es singular, único, incomparable e irrepetible” y ha recalcado que las desigualdades son el principal problema de la sociedad actual: “Las desigualdades se están intensificando, no es que las resolvamos, es que tenemos unos modelos sociales y productivos que generan desigualdades”.

El catedrático de Metafísica y exrector de la UAM habla del papel de la universidad para acabar con esta situación a través de un concepto clave, el conocimiento. “El conocimiento nos lleva a la idea de que la mejor cooperación es la que nos ayuda a crear condiciones para que las personas puedan desarrollarse como seres humanos con su dignidad y su libertad”. A esto último, Gabilondo añade: “Si el conocimiento no es eso, la universidad es un ‘enseñadero'”. Por lo que para acabar con estos problemas, ha señalado las posibles soluciones que puede aportar la universidad: “Hacen falta instituciones, instrumentos y recursos no basta la buena voluntad. Necesitamos alguna cosa más. Necesitamos una estrategia institucional, recursos propios y capacidad para captarlos, planificación, programación, equipos humanos sólidos y hace falta oficio”.

Rebeca Grynspan y Luis Tejada, los otros dos ponentes de la jornada del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD)

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, ha sido la primera exponer sus ideas en la mesa redonda del VII Congreso ‘Universidad y Cooperación al Desarrollo’ (CUD) y quiso situar el contexto en el que se encuentra el mundo en relación a las dos agendas creadas para implementar los ODS: la Agenda del Milenio (año 2000) y la Agenda 2030 (de diciembre de 2015). Antes de explicar las diferencias entre ambas, ha hablado del papel de la universidad para la creación de este mundo mejor dentro de 13 años: “La universidad tiene un rol importante en la implementación de la Agenda 2030 y no llegaremos a ella sin una participación activa”.

También, Rebeca Grynspan, ha destacado las bondades de la Agenda 2030 frente a la Agenda del Milenio: “Los ODS del milenio no fueron producto de una negociación intergubernamentales, fue una Agenda que se ‘inventó’ Kofin Anan y se la presentó a los demás presidentes. En cambio, la Agenda 2030 sí fue producto de un proceso de negociación, incluyendo la consulta a la sociedad” y ha añadido que “la agenda del Milenio era una Agenda de mínimos, la de 2030 es mucho más ambiciosa y universal, porque se sale del binomio entre países desarrollados y países en desarrollo”.

Tras Rebeca Grynspan llegaba el turno de Luis Tejada, director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Para él, la transición entre los dos agendas plantea un desafío: “Aunque se diga lo que hay que hacer, cuando hay que firmar subvenciones y planificar acciones, el pasar de un enfoque de concentración basado en la situación de países muy poco avanzados a uno en el que se busca acabar con las desigualdades es complicado”. Además también ha dejado claro cuál es el papel de la AECID en su aportación internacional: “Conviene no olvidarse de que hay países que necesitan ayuda  y otros que pueden salir de una crisis por ellos mismos, en ese caso somos un apoyo”. En este sentido, Luis Tejada se muestra en desacuerdo con Rebeca Grynspan, que está favor del carácter universal que se puede encontrar en la Agenda 2030 sin separar los países desarrollados de los que están en vías de desarrollo.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *