El voluntariado más allá de la Universidad

El voluntariado más allá de la Universidad


Las actividades de Voluntariado/Cooperación cumplen este curso su décimo año de comienzo originado en un plan propio de la UMA y su servicio de Cooperación allá por 2009. Posteriormente entraron otros actores y objetivos(AACID)  aportando cambios en el modelo original. El aumento de presupuesto, la búsqueda de mas destinos y actores junto con el cambio de responsables, tanto políticos como técnicos, a lo largo de los años, hace que aumente la complejidad y diversidad de su gestión.

En el panorama de las universidades andaluzas se observan múltiples visiones y presupuestos a la hora de encarar acciones basadas en Voluntariado, Cooperación y Educación para el desarrollo. Algunas universidades proporcionan mas espacio de trabajo y colaboración con ONGs provinciales, otras dan mas apoyo a proyectos formulados por PDI, etc. Asimismo los recursos disponibles son sensiblemente distintos.

El cumplimiento de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y los propios del Plan Andaluz (PACODE) a veces no está tan claro y se olvidan los ejes transversales que afectan  al enfoque de género y a los Derechos Humanos. Algo que padecen en mayor o menor grado a las convocatorias de las universidades andaluzas.

No se trata de diseñar proyectos para tal o cual grado, master, etc.,  fruto de ideas surgidas en un despacho,  sino de explorar actividades que como adultos pueden realizarse en destino combinando el voluntariado sin especialización y las ideas del llamado aprendizaje servicio…en contextos deprivados y de otros países con grupos étnicos y situaciones materiales muy diferentes a la vida diaria de nuestros estudiantes.

El modelo de “café para todos” intentando la mayor participación y/o presencia de las actividades de Cooperación en todos los espacios universitarios es una estrategia no compartida a nivel de la comunidad. No hay modelos perfectos, pero debiera obviarse el sesgo que imprime la universidad en todo lo que toca: academicismo, intereses espurios, búsqueda de recursos mas que de servir a los fines previstos, tics antidemocráticos y autoritarios,  etc.

Es valorable, frente a otras modalidades del global universitario andaluz, que la UMA apoye fundamentalmente la presencia de estudiantes más que la participación de PDI, que la ayuda económica sea de las mas adecuadas (aunque no la mas generosa), que intente aumentar su presencia en todo el arco universitario, pero que también filtre y derive hacia otras partidas presupuestarias las propuestas cuyo perfil es mas académico y/o de investigación. La UE ofrece una variedad de proyectos y modalidades más que suficiente para lo “universitario”. Quizás las futuras convocatorias de la AACID obligarán a propuestas más fundamentadas y relacionadas con el mundo de la Cooperación y las ONGs y ello puede beneficiar a los proyectos mas integrados con la población en destino.

Al final de los años de formación y estudio, la universidad no debe ofrecer tan solo un título académico, sino también el haber posibilitado el conocimiento de otras realidades  a ciudadanos más concienciados. Para mi es lo mas importante …esa vivencia práctica de sensibilización, de conocimiento del “otro”, por parte de los que residen en la “zona de confort”, como son nuestras sociedades occidentales de consumo, bajo el paraguas del Estado de bienestar.

por Javier Barquín Ruiz.
Profesor de la UMA del área de Educación

**Barquín dirige el proyecto Erasmus+ k107 con estudiantes y docentes de Palestina.


Compartir