Granada salda su deuda con el exalcalde y profesor, Yoldi Bereau, otorgándole una calle


Numerosos allegados y cargos académicos han estado presentes en el acto.

Fue pionero en muchas cosas, fue luchador en otras, pero su historia quedó perdida en un océano de nombres, en un cajón oculto, pero ahora por fin, Jesús Yoldi Bereau, ha recibido el reconocimiento que se merece, ya que la Universidad de Granada y el Ayuntamiento han querido rendir homenaje al que fuera alcalde en Granada durante la Segunda República, quien también destacó por ser catedrático de Química General de la Facultad de Ciencias en la UGR desde el año 1924, con una calle que lleva su nombre, ‘Alcalde Yoldi Bereau’.

Al acto de descubrimiento de la placa han acudido numerosas personas allegadas del homenajeado, entre ellos Rodrigo Yoldi Bocanegra, nieto del catedrático, quien se ha mostrado visiblemente emocionado, pero feliz por el reconocimiento a una figura tan importante como la de su abuelo, “Estoy muy agradecido, porque después de 80 años se restaura por fin su memoria”, expresaba. La rectora de la UGR y Paco Cuenca han sido los encargados de descubrir la placa.

Yoldi no ha dudado en recordar alguno de los hitos que consiguió su abuelo, y sobre todo, su fatídica muerte, al ser fusilado durante la Guerra Civil, “Me acuerdo de mi padre y sus hermanos, cuya vida estuvo marcada siempre por la figura de mi abuelo, una figura deslumbrante tanto desde el punto de vista científico como humano. Se inmiscuyó en la política granadina y luchó por los valores democráticos, por los que finalmente dio la vida en ese triste hecho que vivió nuestra ciudad con la masacre de intelectuales que padeció”, recordaba.

Pese a ello, la figura de Yoldi vivió en el olvido mucho tiempo, tal y como ha contado su nieto, “Su figura ha estado olvidada no solo durante la época del franquismo sino también en el inicio de la democracia, otros catedráticos fueron restaurados y se les reconoció en la Universidad y mi abuelo ha estado en una especie de limbo del que por fin sale, tanto a nivel de la Universidad como del Ayuntamiento”, argumentaba.

Durante el acto también han estado presentes Pilar Aranda, rectora de la UGR; Ana Muñoz Arquellada, 1ª Teniente de Alcalde; María del Carmen Carrión Pérez, decana de la Facultad de Ciencias, y Paco Cuenca, alcalde de Granada, quien junto a la rectora y a Rodrigo Yoldi, ha sido el encargado de descubrir la placa tirando de la bandera de Granada. El nieto de Yoldi Bereau ha agradecido a la UGR y al Ayuntamiento el reconocimiento.

Cuenca, tras felicitar a la UGR por el reconocimiento, ha manifestado que el mismo supone “saldar una deuda que Granada tenía con una de las figuras más representativas que tenía. Una referencia fundamental en materia de ciencia y conocimientos, y especialmente una figura democrática que representó en primera línea como regidor en esta ciudad defendiendo los valores de la igualdad y la justicia, así como del conocimiento y la ciencia en una ciudad y una universidad que se prestigia de él”, relataba el alcalde.

La rectora por su parte ha reconocido que recuperar la memoria de Jesús Yoldi , junto a las de otros profesionales del ámbito de la universidad y el conocimiento, fue una de las principales cuestiones que se planteaba en su Programa de Gobierno, pero fueron los profesores Pedro Luís Mateo y Roque Hidalgo, los que iniciaron la propuesta, la cual finalmente sería trasladada por Izquierda Unida a la Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Granada, “Hoy es un día de alegría, de satisfacción, con el que habíamos soñado mucho tiempo y que aunque ha costado, ha merecido la pena. Tenemos a Yoldi de vuelta en la Facultad”, expresaba Mateo. Fotografía de Jesús Yoldi Bereau en su laboratorio de la UGR / Canal UGR.

¿Quién era Jesús Yoldi Bereau?

Jesús Yoldi Bereau nació el 4 de diciembre de 1894 en Auriscun, Navarra. Estudió Química en la Universidad de Zaragoza, y tras defender su tesis doctoral, obtuvo una plaza de profesor en la Universidad de Sevilla, en la cual impartió clase hasta 1924, año en el que se trasladaría a Granada tras obtener una cátedra de Química General en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, la cual impartiría hasta 1936.

Además, fue socio fundador y vocal de la Sección Local de la Sociedad Española de Física y Química desde 1930; miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad desde 1931; alcalde de Granada en 1932, desde el 27 de abril de 1932 hasta el 30 de septiembre de 1932, y miembro del Partido Republicano Autónomo de Granada, integrándose así en 1934 en la Izquierda Republicana, lo que provocaría su detención y posterior fusilamiento. La calle se encuentra entre la Facultad de Ciencias y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación.

Un catedrático de reconocido prestigio internacional que planteó numerosos avances y estudios, y que incluso consiguió impulsar los estudios de la Licenciatura en Químicas en la UGR.

Sin embargo, su vida se vio truncada en 1936, cuando junto a otros cinco profesores de la Universidad de Granada, y sin juicio previo, fue detenido y encarcelado en Víznar, tras el levantamiento miliar de 1936, y fusilado por los sublevados contra la república el 23 de octubre de ese mismo año frente a las tapias del cementerio granadino, tal y como relató la institución en nota de prensa.

Un legado que ahora quedará para la eternidad gracias a la calle ‘Alcalde Yoldi Bereau’, que se encuentra entre la Facultad de Ciencias y Aparejadores.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *