César Bona: “hay que recordar que todos somos diferentes”

César Bona: “hay que recordar que todos somos diferentes”


“Este libro está dedicado a todas las personas que se han sentido incomprendidas. A aquellas que han superado prejuicios de otros y han seguido adelante. A aquellas que han superado prejuicios propios y han abrazado nuevas ideas”

Con esta dedicatoria comienza el nuevo libro del reconocido profesor César Bona, elegido como uno de los 50 mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize. Bajo el título La emoción de aprender (Plaza & Janés) Bona hace un repaso por los conceptos de “éxito” y “fracaso”, mostrando cómo ambas ideas son muy relativas en un mundo formado por personas tan diferentes.

En palabras del propio César Bona, este libro “es una invitación a replantarnos lo que significa éxito y fracaso, llamando la atención sobre lo relativo de las ideas y sobre lo que podemos ser capaces de sacar de cada experiencia”. A través de varias historias vividas en primera persona, Bona presenta experiencias de superación de personas que ya habían sido catalogadas como “carne de fracaso” y que supieron levantarse y construir su propio camino. Con la intención de mostrar la historia de cada uno, el profesor maño hace una invitación directa al lector a “recordar que todos somos diferentes” y que llegar lejos puede ser un gran reto para algunos y un pequeño paso para otros.

Historias personales en las que prima lo humano sobre lo racional, pues “nos centramos en educar en el raciocinio cuando somos ante todo personas y tomamos decisiones emocionales”, una postura que continúa en la enseñanza de los más pequeños a través de la necesaria educación en la gestión de las emociones, “algo que se olvida a menudo”. Educando hacia la convivencia y la creación de seres íntegros, César Bona expone cómo la empatía debe viajar desde las escuelas al mundo adulto, dando el tiempo a los niños y niñas para “que se conozcan ellos mismos y dejen de tener miedo al diferente“, pues cada gesto cuenta y la educación es el inicio de la formación de las personas que seremos en el futuro siendo necesario “crea consciencia de que la diversidad existe y no es un inconveniente”.

Un punto de vista distinto para mostrar cómo las diferencias nos pueden unir más que alejar, y cómo en la educación todo comportamiento cuenta y cómo a través de las vivencias de cada uno se puede entender que no todo es como parece y que el fracaso es solo un paso más en el camino, una experiencia que enseña y que no siempre tiene el mismo valor para todos.


Compartir